Archivos por Etiqueta: PELIGRO DE GUERRA

¿QUÉ REGALO SE PUEDE HACER A CHINA? by Alfonso M. Becker

¿Qué se le puede regalar a China?

La tendencia a reclamar a Dios como un aliado para que nos dé valor y se ponga de nuestra parte, es la fuente de todo fanatismo religioso”Reinhold Niebuhr

El Pentágono ha dejado bien claro a la Casa Blanca que China no es un problema militar de “segunda” como el Islam radical lo es, incluso contemplando el terrorismo mahometano a niveles globales… Es algo mucho más serio porque, por sí sola, China es una gran potencia económica con un formidable ejército que está perfectamente capacitado para dar un golpe de mano regional y extender su poder en el área de Asia-Pacífico creándole un grave problema a Washington difícilmente resoluble si no es con la guerra… El realismo americano surgido tras la Segunda Guerra Mundial, vuelve ante la seria posibilidad de que el líder supremo de Korea del Norte, Kim Jong un, se una simple ficha de un tablero chino que nadie debería atreverse a tocar… o mover.

Pues la pregunta que debería hacerse un erudito de la política internacional es: ¿Por qué se cree tan fuerte el líder de Korea del Norte? ¿Solo porque tiene unos cuantos juguetes atómicos? ¿Seguro que no hay algo más? … La pregunta sobre el “regalo” a China es tan antigua y tan simple como las ideas barajadas en Teoría del Estado o las viejas tradiciones en la actuación diplomática. Hans Joachim Morgenthau fue una de esas personalidades irrepetibles en política internacional y la figura más importante del siglo XX en lo que concierne a ese “realismo americano” aplicado a la política Exterior estadounidense. Eso es lo que se está discutiendo en la Casa Blanca con mucha profundidad tras las primeras bravatas y frivolidades propias de un almuerzo en el que se suele sacar pecho y algo de músculo como corresponde a la puesta en escena de las negociaciones sobre intereses de Washington y de Beijing.

¿Podría el Pentágono solucionar de un plumazo militar la amenazante actuación de líder coreano, Kim Jong un, y acabar con la ansiedad y la preocupación causada entre los aliados de Estados Unidos en la zona? La respuesta es sí… pero si no existiera China. Porque el Pentágono define a Korea del Norte como una “ficha” que le viene muy bien a la República popular de China; una pieza del juego militar “intocable” porque atacar al ejército de Kim, destruir sus juguetes atómicos o provocar su caída, o que se diera una guerra civil en el Norte, o un problema de migraciones incontrolables o refugiados masivos, sería un grave problema humanitario para Beijing.

Por otra parte, China no va dejar sin respuesta militar la seria posibilidad de que en una vorágine bélica y humanitaria, la península de Korea se unifique en un solo país aliado de EEUU y con bases y tropas del Pentágono en su frontera… Eso China lo considera “casus belli”…. Beijing argumenta, utilizando sabiamente la diplomacia alarmista de conflicto global, que puede presionar a Pyongyang en mayor o menor grado… pero aún así, tal presión sobre su díscolo vecino no detendría la “necesidad” norcoreana de ser una potencia atómica como efecto disuasorio contra Washington…

Así que, como bien dice Henry Kissinger, ha llegado la hora de cuidar mucho los movimientos, las declaraciones y las decisiones en el Despacho Oval porque el concepto de lo político no se puede ni se debe tratar con peroratas de cara a la galería. Este no es un asunto como el del terrorismo islámico. Este es un asunto en el que China “puede asustarse” porque crea que se están dando movimientos inaceptables para acorralarla y atacarla… Lo curioso de este caso, de este conflicto, de este problema nuclear creado por Kim Jong un es que, tanto Washington como Beijing, creen que se trata de una argucia del contrario, de la contraparte, del “enemigo”, es decir, el Pentágono cree que es una “creación” de Beijing y los chinos piensan que Estados Unidos está aprovechando el problema coreano para “encerrar” a China…

Como muchos lectores saben, las diferencias irreconciliables en política se traducen siempre en un “urgente” ir y venir de las reuniones diplomáticas para tratar las disputas, políticas o legales, entre todos los implicados. Interminables sesiones que casi siempre llegan a ninguna parte. La petición de Washington es que China haga algo para detener el programa nuclear norcoreano que amenaza a los EEUU y sus aliados. En cambio la de Beijing es que la presencia de fuerzas militares es también una amenaza no solo para Korea del Norte, sino también para China y -además- explica que el endiablado Kim se está armando atómicamente para defenderse de los Estados Unidos o de sus vecinos… ¿Qué se puede hacer entonces? ¿Nada? ¿Dejar que el loco de Kim se convierta en una potencia capaz de colocar decenas de bombas nucleares en cualquier ciudad del planeta? La pregunta que se hace Washington es: ¿Ha pensado China lo que significa que hagan lo mismo las repúblicas islámicas que sueñan con matar a todos los infieles del planeta Tierra? ¿Hay que dejar que todo el mundo tenga bombas nucleares?

Según el legendario Henry Kissinguer, o el sublime sabio de la geopolítica Zbigniew Brzezinski, o lo que diría el mismísimo padre del realismo estadounidense en política Exterior, fue Hans Morgenthau, en uno de sus brillantes libros publicados “La noción de política y la teoría de los conflictos internacionales” el que podría resolver lo que parece un callejón sin salida… Las principales preguntas que deben hacerse tanto Washington como Beijing deberían comenzar, con un curioso prolegómeno; en primer lugar, es conveniente dejar a un lado Korea del Norte, ya que podría parecer que el loco de Kim es un simple convidado de piedra y el verdadero y único problema es la disputa militar regional entre China y Estados Unidos, junto a sus aliados de Asia-Pacífico.

Esas preguntas que deberían hacerse Washington y Beijing, antes de llegar a una guerra que terminaría, con toda seguridad, en un intercambio nuclear, serían:

1º ¿Quién posee realmente el poder sobre las islas en litigio, los mares y las riquezas contenidas en sus fondos marinos?

2º ¿De qué manera puede demostrarse la supuesta titularidad? ¿Dónde está ese poder legal? ¿O estamos hablando de una titularidad apoyada en la fuerza de las armas?… Si es así ¿ De que forma o manera puede el supuesto titular cambiar de responsabilidad?

3º ¿Cómo se puede resolver una controversia que implica a China contra varios países aliados de Washington a los que el Pentágono esta obligado a defender? ¿Cómo llevar un asunto en el que, evidentemente, una potencia militar emergente está retando a la potencia reinante?

La cuarta pregunta, que debería hacerse solo Beijing, sería: ¿En qué manera la única superpotencia hegemónica mundial (hasta la fecha) tiene el derecho a la libre circulación por los mares, a ofrecer y proteger ese derecho de sus aliados a que hagan lo mismo? ¿Está protegido en el curso de la práctica de poder ese derecho Estados Unidos, sus aliados, o cualquier otro país del planeta?

Si lo que está ocurriendo no es un pulso entre Washington y Beijing por la península coreana, ¿por qué no fomentan entre las dos potencias la caída de Kim Jong un y se comprometen a una Korea unificada y democrática, sin armas sofisticadas, y sin presencia de ni un solo militar ni bases estadounidenses? Pues hay un auténtico “concurso” sobre ideas en la universidades pero les advierto que una Korea unificada sin presencia americana ya ha sido rechazada por Beijing… Hans Joachim Morgenthau nos recuerda que son los Estados los únicos y principales actores en las relaciones internacionales. Todos los demás son o deben ser considerados “extras” de una representación geopolítica, lastre que retrasa y eterniza las situaciones de conflictos, como por ejemplo el palestino.

No se puede hacer política, ni negociar, ni evitar una guerra mundial, tratando, hablando o negociando con grupos de terroristas armados, ni con ejércitos mesiánicos dirigidos por un califa, ni fanáticos religiosos, ni ejes de resistencia islámica… Porque el fin principal de cualquier sistema legal es “asegurar la justicia y la paz”, algo que nunca ha interesado a los terroristas. A los terroristas se les vence y punto… ¿Y cómo se resuelve lo de China?

Lo que no cabe duda es que un gran acuerdo sugiere siempre un buen negocio… Varios presidentes americanos han errado en un asunto muy grave que ya nadie sabe como arreglar. Si a China le importa un bledo el loco de Kim, es porque sabe que puede manejarlo a su antojo… Así que algo tiene que inventar Washington… Todas las ideas valen antes que una guerra nuclear… En su libro Politics Among Nations, Hans Joachim Morgenthau, escribe el pionero del realismo político que para saber de política solo tiene que conocer su sociedad en general y aplicar las observaciones relevantes de sus leyes objetivas.

Esas leyes están arraigadas en la naturaleza humana perfectamente descrita por el filósofo escocés de la Ilustración, Davis Hume, naturaleza invariable con la que se puede teorizar con cierta brillantez… El “interés” de las naciones es el único concepto indiscutible que debería, pues, ser atractivo para China. Dejen a un lado las emociones y la politiquería musulmana para cortitos de entendimiento… El realismo político solo es racional e infunde orden racional que entienden todas las civilizaciones excepto la mahometana, por lo visto… Pero China puede aceptar un buen regalo…

Algo hay que regalarle a una potencia emergente, poderosa militarmente, que quiere ser algo más que un “policía” regional. Pueda que sea del interés de China no jugárselo todo a una sola carta y acepte un papel regional de poder como categoría objetiva que puede medirse y que se puede otorgar sin llegar a una guerra nuclear. La gran pregunta que se hacen los Kissinger, los George F. Kennan, los Reinhold Niebuhr o incluso Steve Bannon es: ¿Cómo afectará esta política de “regalos” al poder de la potencia hegemónica estadounidense?

Lo que está claro es que a China hay que buscarle un regalo que le guste, que sea de su interés y que no se salga de madre… Porque conociendo la naturaleza humana, la guerra total por el poder global puede comenzar de un momento a otro.

Y ante ese lúgubre escenario, el terrorismo mahometano será contemplado como una insignificante cagada de mosca.

Guardar

CHINA DISPUESTA A LA GUERRA CONTRA EE.UU -by Alfonso M. Becker

AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   00

Al borde de la guerra…

Es difícil tener principios en estos tiempos en que la nada pretende ser algo y lo vacío pretende estar lleno.”… ConfucioALFONSO M. BECKER

Decía el gran filósofo, político y pedagogo, Confucio, que la naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos agrupemos, o nos asociemos y juntemos; pero advertía con contundencia y cierto desánimo, sin embargo, que la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos. Quizás eso explica hoy -2.500 años después- el verdadero significado de la educación y del conocimiento en la idea que origina el sentimiento misantrópico como desprecio al género humano en su más sublime expresión que, en modo alguno, se trata de odio a los hombres como individuos sino al desprecio de la condición humana como chusma que se extiende desde el principio de los tiempos como legado y proyecto. Una misantropía que refina su buen gusto y su exquisita filosofía cuando revela no un odio hacia la especie humana sino el desprecio hacia lo que hace el ser humano cuando detenta el poder o cuando carece de él…

.

Naturaleza y educación… esa es la cuestión para comprender la guerra hoy y mucho más a tener en cuenta cuando las guerras que estamos viviendo en el siglo XXI son definidas como “híbridas”; ese enfrentamiento armado de todas las características y por todas partes en el que parece valer todo con absoluto desprecio por el Derecho Internacional. O quizás no hay tal desprecio porque se considere que, si la “actividad guerrera” es secreto militar en un 70%, difícilmente el Derecho puede entrometer sus narices plenamente en una guerra… Algo se podría hacer ateniéndose a sus consecuencias y a hechos relevantes probados si alguna vez fueran “revelados” porque siempre han navegado en el secreto, sumergidos bajo un océano de dudas y utilizados como arma arrojadiza por uno y otro bando… Si esto ocurre en Ucrania y Oriente Medio ¿Qué ocurrirá en un enfrentamiento contra China? ¿Quién o qué tribunal puede hablar de prácticas aceptables mientras se está en guerra?, ¿Quién puede atreverse y para qué serviría hablar o escribir de Ius in bello si nadie ha respetado nunca las Convenciones de Ginebra en las guerras vividas y padecidas?… Es de suponer que solo los vencedores. Un ejemplo no fácil de digerir en la historia escrita.AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –

.

Del Middle East al Asia-Pacífico… Siempre Oriente…

El grave problema que tiene Estados Unidos en el Pacífico es que China considera a Washington un “invitado” testimonial a sus aguas internacionales por su nivel hegemónico y sus socios -fijos o potenciales- desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El problema es grave porque esta vez sería el segundo enfrentamiento militar entre China y EEUU (Guerra de Corea) desde el fin de la contienda planetaria, con el agravante de que la guerra coreana la comenzó el Norte con el apoyo de la URSS y cuando EEUU y la ONU, repelieron el ataque y arrinconaron hacia el norte a las tropas ruso-norcoreanas, se unió China… Ahora es Pekín quien lleva la voz cantante y no existen datos fiables de que Rusia sea su aliado. Ahora es China quien reivindica territorio por sí sola y quien advierte que va a expandirse cueste lo que cueste. Incluso al precio de una guerra. Como pueden imaginarse, la alarma en Washington es roja…

.

Como ven, el papel de Rusia queda siempre oculto, soterrado y secreto como en Ucrania o en Oriente Medio… La guerra propagandística desplegada en la frontera europea, se reduce a bravatas lanzadas desde la OTAN y desde Moscú con un alarde de surrealismo que bordea el sainete y llega hasta el chiste… algo que sería comprensible ante el peligroso acontecimiento que se avecina y entendiendo que el absoluto secreto militar de alianzas es necesario para sorprender al “otro”… No olviden que la famosa teoría estadounidense de la “alternativa única” para Rusia solo pasa por la comprensible idea de un único camino de alianza para Rusia que es con Europa y EEUU… Pues, de lo contrario, el giro de este peligroso enfrentamiento, sería aún peor pues daría un vuelco inesperado… Naturaleza, educación y cultura serían las bases intelectuales manejadas por los hipotéticos contrincantes. Si usted estudia el pensamiento de Rousseau comprende rápidamente el énfasis que pone el autor en la necesidad de seguir a la naturaleza de los hombres y las cosas y no a la cultura… AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   0

Sin embargo Kant está en desacuerdo con la paideia rousseauniana porque sería absurdo basar el desarrollo humano, por ejemplo, partiendo de este Islam que se manipula hoy en Middle East… Immanuel Kant decía que era difícil, imposible y hasta peligroso pensar en el desarrollo de la humanidad partiendo de la barbarie… La pregunta del millón es: ¿Con quién se aliará Rusia? ¿O quizás ya lo ha hecho y no lo sabemos porque es absoluto secreto?

.

Así que el gran problema que tienen todos los estudiosos de la geopolítica, y por consiguiente todos los ciudadanos de este mundo, es descubrir quiénes son los aliados o los enemigos en una guerra inminente que dejaría el Oriente Medio al nivel de una “escaramuza” comparado con una guerra entre China y EEUU que probablemente sería la peor que se haya visto y vivido nunca… Un pequeño detalle “estratégico” que no se debería olvidar es que a China le interesaría mucho que Estados Unidos se enfrascara en una guerra total en Oriente Medio… Mantener ocupado al enemigo en algo tan costoso como una guerra, es parte fundamental del pensamiento chino sobre la guerra porque, además, Pekín sabe que EEUU solo cuenta en Asia-Pacífico con aliados que se juegan su existencia a muerte: India, Japón, Vietnam y Australia… sin olvidar, claro está, a Taiwán, Malasia y Brunéi que no podrían sobrevivir en un “mar chino”… Los militares chinos saben que todos los demás aliados de Washington estarán ocupados en África y Oriente Medio… ¿Comprenden ahora por qué Washington ha dejado a sus socios de la OTAN y a sus amigos y aliados en Middle East abandonados a su suerte? Ahora Israel ha comprendido que solo le queda defenderse en estrecha alianza con Arabia Saudí, Egipto, Jordania y Turquía…AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   1

.

La Rusia de Vladímir Putin se mueve en el terreno de la metafísica…

Decir, con la ciencia política en la mano, que Rusia es aliada de China en una guerra contra Occidente, y sumarle además el grupo de países llamados BRICS, es una desfachatez tan grande como el Everest… pues no existe ninguna prueba ni siquiera argumentando el comportamiento político del Kremlin en Ucrania o en Oriente Medio. Naturalmente voy a contracorriente de grandes y prestigiosos laboratorios de ideas y tanques de pensamiento de reconocida “solvencia” mundial. Lo sé… Pero he optado por el camino más difícil porque es el sendero que se toma en la guerra moderna. Solo les pido que disparen su imaginación… ¿Qué le ocurriría a Rusia si Estados Unidos llega a un acuerdo con China para repartirse un Océano Pacífico entre los dos y que el premio energético para China fuera toda la Rusia oriental? Sería acabar para siempre con la idea imperial de los rusos… Ello reduciría a la Rusia de Putin a un simple Estado europeo con menos entidad y poder que Polonia…

.

El que no estudia, no sabe que la URSS se alió con el Tercer Reich contra los aliados y luego cambió de socios. El que no entiende la guerra, tampoco sabe que los aliados angloamericanos tenían previsto arrasar la URSS tras la rendición de Alemania y Japón… Era algo demasiado sencillo, demasiado fácil, porque Estados Unidos acabó siendo, prácticamente, el dueño del mundo y una potencia militar atómica, imbatible… Pero las democracias occidentales, no querían ese mundo… Es por eso que la Rusia de Vladímir Putin se mueve en el terreno del secretismo, de la propaganda mediática y del secretismo militar. Yo añadiría, además, que se mueve en el terreno del vodevil, entendiendo que los chinos son cualquier cosa menos capullos o retrasados mentales. AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   2

.

Decía hace poco, Jekaterina Grigorjeva, Analista en Relaciones Internacionales, que Rusia no es un socio fiable para Pekín porque, si bien puede proporcionarle petroleo y gas para sobrevivir como gran potencia, también le haría depender de Moscú y eso haría de China una potencia de “medio pelo” porque la haría vulnerable ante la influencia política y estratégica del Kremlin… Los chinos no son tontos y es por ello que quieren conquistar sus propios recursos en el Mar de la China… Allí hay más gas y petroleo que en toda Rusia y Oriente Medio juntos… Lo que significa que no es el socio “indispensable” para Pekín. Por otra parte, no se debería olvidar nunca que un ejército formado por mil millones de chinos, entraría en Rusia como una plaga de hormigas y se comería a los rusos en un ataque masivo y total por tierra. China tiene recursos militares para eso…

Insiste la analista Grigorjeva, refiriéndose a la dinámica y evolución de todo este “bombo y platillo” sobre las relaciones entre China y Rusia, en que los intereses geopolíticos y económicos más relevantes son los energéticos porque los chinos son los más grandes consumidores de energía del planeta casi sobrepasando a los EEUU, la economía de China es la segunda del mundo tras EEUU en términos de PIB agregado, y con el “aliciente” para Rusia de que presenta el crecimiento económico más grande del planeta… De ahí a plantearse una asociación militar con los chinos, va un abismo… un precipicio al que Rusia no debería aproximarse porque la situación es considerada muy grave por Estados Unidos y la Casa Blanca no deja de advertir que Washington no ha ganado el control del Pacífico para “regalarlo” a nadie. Pero lo que Rusia debería -digo yo- es preguntarse: ¿Es bueno para Rusia alimentar al dragón vecino? ¿Es estratégico para Rusia dar la espalda a Europa y aliarse con el enemigo público nº1 de los Estados Unidos? La respuesta de los rusos la desconozco en su exacta dimensión pero la llevo estudiando cinco años y la discuto con amigos rusos… La conclusión es: Sería el suicidio de Rusia y Vladímir Putin pasaría a la historia como el “liquidador” de una nueva Rusia aislada en vez de integrarla en una, poderosa y en expansión, Unión Europea que daría al pueblo ruso su verdadera identidad, naturaleza y cultura. Porque China no es ni será nunca el aliado “natural” de los rusos.AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   3

.

Naturaleza, educación y cultura…

Quien olvide a JeanJacques Rousseau, Immanuel Kant, Thomas Hobbes o David Hume, no habrá entendido nada sobre la condición humana o los sistemas políticos que nos llevan a entender la guerra como un estadio más de la actividad del hombre “asociado” para conseguir evolucionar y conquistar las riquezas del mundo. La “penúltima” sacudida de la globalización sugiere que el mundo que persiguen las élites poderosas, es tan homogéneo y tan diverso como ha existido siempre y como será en el futuro… Estos grande teóricos nos abren los ojos para comprender que no es difícil “digerir” que la globalización comenzó hace 500 años cuando nadie conocía la palabreja… y curiosamente los árabes estaban más empeñados que nadie… Estos filósofos tenían metido en la cabeza la máxima de Tito Livio: “La plebe o sirve con humanidad o domina con soberbia”.

.

Cuando la flor y nata de la jefatura militar china llegó ayer, el 29 de mayo de 2015, a la ciudad-estado de Singapur, los periodistas del mundo entero que asistían a la apertura de THE IISS SHANGRI-LA DIALOGUE sabían que eran testigos del más grande acontecimiento sobre la paz o la guerra (según se mire) desde que acabó la Segunda Guerra Mundial, porque las reclamaciones territoriales de Pekín son cada vez más agresivas y contundentes por mucha poesía de Confucio que quieran ponerle los chinos. Las risas de los comandantes militares de Pekín demostraban la confianza que tienen en su infraestructura bélica, y sus élites políticas no se quedan cortas a la hora de amenazar con la guerra… Miran a Estados Unidos como una potencia decadente a la que hay que expulsar del Pacífico como si EEUU no viviera en ese Océano. Para tratar de no ser descorteses, el discurso de Pekín siempre va acompañado de una elegante “invitación” a Washington de que puede pasear libremente por aguas internacionales…

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/opinion/alfonso-m-becker/al-borde-de-la-guerra/338863

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   4AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   5AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   6AL BORDE DE LA GUERRA - writeintheglobaljungle.com –   7