Archivos por Etiqueta: MENTIRAS POLITICAS

Malas perspectivas y peores augurios…

MALOS AUGURIOS -writeintheglobaljungle.com

MALOS AUGURIOS -writeintheglobaljungle.com

Malas perspectivas y peores augurios…

La ambición suele llevar a los políticos a las acciones más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse por el fango” Jonathan Swift

Todavía no ha terminado la pesadilla de la pandemia, y nadie sabe en qué momento acabará, ni existe “experto estelar” ni equipo ministerial que pueda apostar que el virus no volverá.

Es ahora, pensando en la intimidad de tu hogar, cuando debes valorar lo que te han hecho. El daño que te han causado. El invisible mundo que nos rodea está repleto de infinitas posibilidades. Pero para ti, no habrá ninguna.

Para colmo, las imágenes de la vida entera que has vivido, han quedado reducidas, ahora, por orden del Gobierno, a una asquerosa mascarilla, a unos guantes de goma maloliente y a un ridículo parabrisas cubriendo tu cara, para impedir el besuqueo de la plebe y otras muestras indecorosas de afecto desmedido.

El calendario de mentiras aterradoras difundidas por el polizonte supremo, ha cubierto sobremanera el periodo de prisión domiciliaria de las masas, a la vez que ha servido para destrozar a la Guardia Civil en 24 horas.

«El cadáver que se queja de los gusanos que se lo comen», es una vieja sentencia de nuestro Siglo de Oro, empuñada por el glorioso espadachín, Francisco de Quevedo. Poner lenguaje poético para agradar y tratar con asesinos nunca debe ser oficio de escritores.

Ya la utilizó, y bien dicha, hace un año, el escritor Manuel de Prada, refiriéndose a la pobreza intelectual de los que van de socialistas por la vida, sin serlo, pretendiendo ser de izquierda, cuando siempre fueron simplemente políticos ladrones del erario público a los que les importa un carajo, la clase obrera y la democracia.

Sin embargo, a mi juicio, el siempre brillante y respetable Prada, se quedó corto porque fue demasiado elegante al querer «preservar institución», es decir, la guarida doctrinaria, en la que pretenden despojarnos de nuestros pensamientos, deseos, anhelos, aspiraciones, éxito y prosperidad.

Drenar el pantano, no solo es conveniente en Washington… La monarquía parlamentaria está obligada a dejar limpio el teatro de operaciones de la pandemia… Hay que mirar debajo de las alfombras.

Francisco de Quevedo hubiera gritado en el Congreso: «Los casos presentes corren por instantes y la chusma no ve nada, solo espectáculo de circo; son incapaces»… «Los casos futuros se ignoran porque el vulgo no sabe digerir el horóscopo político del diputado agorero; son incultos»…

«Así que es de fuerza mayor hablar del pasado porque puedes reescribir la historia y contar lo que te dé la gana; son tarados intelectuales»… «La masa, adoctrinada en las virtudes por la mafia, no entiende nada, porque siempre se inclina al vicio»

Pero, he aquí que para eso está la pedagogía en literatura, un verdadero y profundo pozo sin fondo en el que puedes representar a Quevedo hoy, matando a rufianes por docenas con su florete en el Parlamento de vodevil que han conformado los bellacos; esos que se han otorgado el título de socialistas democráticos.

Pues además de escritor, poeta y pendenciero, Francisco de Quevedo, era una mente privilegiada, un cerebro prodigioso en el conocimiento político de la Villa y Corte.

Porque el compendio de su discurso religioso y moral es «mucho más enriquecedor que la palabras vacías de un imbécil que está destruyendo a la socialdemocracia» -en palabras supuestamente privadas de Alfredo Pérez Rubalcaba, recientemente fallecido, a Susana Díaz, política andaluza torturada psicológicamente por las palabras absurdas y sin contenido semántico, del actual inquilino de la Moncloa.

Pero la chusma partidaria vive de la comida basura y de todo el veneno mediático que reparten los grandes manipuladores de masas; los que viven del cuento, han aprendido a coexistir como reyes a costa de una masa ignorante que ha confundido la cosa pública con los rumores y las mentiras del fútbol

En Estados Unidos ya se han tomado en serio que el Partido Demócrata (los sociatas estadounidenses) está repleto de peligrosos manipuladores y de fanáticos enloquecidos que han coqueteado con el crimen organizado y que han conformado una mafia que no tiene nada que envidiar a la “Cosa Nostra”.

Capitol Hill está que echa humo, porque lo están incendiando todo… En la Unión Europea -si leen la prensa oficial de Bruselas- no tienen ni idea de lo que está ocurriendo en U.S.A. Los primeros días todos se apuntaron al brutal asesinato de un afroamericano por policías enloquecidos…

El vídeo es profundamente inquietante, pero eso no es todo, ni siquiera tras la detención del agente y la expulsión inmediata del cuerpo de policía, junto a otros tres agentes que miraban mientras, aparentemente, lo mataba. La autopsia indica ahora que no ha sido ni asfixiado ni estrangulado…

Por lo visto, ha quedado probado que el asesino blanco y la víctima negro, trabajaban juntos como “vigilantes” en un sitio de mal vivir… y que toda la locura desatada de incendios, saqueo de comercios, de oficinas de tabacos y de tiendas de armas estaba perfectamente diseñado…

A la inmensa acumulación de espectáculos generados por la pandemia y sus grandes mentiras políticas, hay que sumar en casi todo el planeta, las imágenes desprendidas de cada aspecto de la vida cotidiana y de las insurrecciones exigiendo libertad, son el pan de cada día…

La policía federal americana, claro está, no se fía de la policía local y el problema se agranda; la “bola” se hace cada vez más grande. Mientras, el caos reina en todas las ciudades de América.

Rabbi Dov Fischer, uno de los más brillantes periodistas estadounidenses del momento, ya advirtió, hace semanas, que lo que está ocurriendo en Estados Unidos, se extenderá por todo el mundo libre: «la socialdemocracia está llena de odio y se cree abanderada de la moral»…

Es profesor de Derecho y uno de los abogados litigantes más prestigiosos del mundo. Se pregunta por qué, Obama y sus secuaces no están en la cárcel…

Sus artículos han dado la vuelta al planeta y ha señalado a Obama como un mafioso lleno de odio al servicio del Clan Clinton… Es, precisamente, Dov Fischer el que ha hecho ver al Fiscal General que, Barack Hussein Obama, ha hecho mucho daño a los Estados Unidos; y si no lo detienen pronto, destruirá a la república estadounidense.

El New York Times ve este asunto como algo imposible… Una locura, pero muchos amigos míos estadounidenses me escriben, advirtiéndome, que «es muy probable que le peguen un tiro a Obama. Pues por muchísimo menos asesinaron a John Fitzgerald Kennedy»…

Por lo visto, oculto tras la pandemia que sirve, como en España, para meter la mano en la caja, Barack Obama ha orquestado «algo más» que un golpe de Estado para descabalgar de la silla a Donald Trump…

No… no era un chismorreo de tipo #obamagate… Era la invasión de migrantes mahometanos (Muslim Brotherhood) no solo en Estados Unidos sino en la Unión Europea… todo con pelos y señales…

La explicación que tiene todo este sinsentido en U.S.A. , es que la socialdemocracia no solo está en decadencia sino que ha entrado en proceso de putrefacción. También está ocurriendo en España, en Estados Unidos y en la Unión Europea sin que los grandes pensadores y filósofos contemporáneos den la alarma.

¡Qué menos que la Central Operativa de la Guardia Civil investigue esto! ¿Están fumando porros en las sesiones parlamentarias? ¡Hay colillas!

Por fortuna, la prensa libre y democrática describe en España el evidente estrabismo político de las aberrantes coaliciones para la gobernanza. La patética retórica de los incultos, de los ignorantes ridículos, de las lamentables “estrellas” de múltiples y variopintas ramas del saber que aparecen como prostitutas callejeras vendiendo ante las cámaras sus servicios “exclusivos” de porcentajes mortuorios.

Todos quieren sus 5 minutos de gloria para formar parte del gran espectáculo que relata la miserable vida cotidiana de los ciudadanos.

Y el gobierno creció en todos los ámbitos…

Oiga… eso es algo muy peligroso y muy malo en una democracia liberal; es perjudicial para los negocios y nefasto para las libertades de la ciudadanía.

Un incierto futuro nos amenaza. No hay nada claro en el horizonte que nos ayude a comprender ni lo que ocurrió ayer ni lo que podría suceder mañana. Pareciera que todo se cuece en el triste asilo de la esperanza que nos ofrece la peor ralea de embaucadores de la política, de toda la historia, instalados en el poder.

Ahora sabemos que es verdad… Cuando el ánimo está en incertidumbre, un impulso de mínima expresión le inclina suavemente hacia la vida de incógnito, y una cierta nostalgia afectiva lo conduce por el territorio de la indiferencia.

Hemos aprendido, por fortuna, que en todas las grandes desgracias y calamidades, sean naturales o provocadas por el hombre, las ratas del poder enseñan su dentadura, y las orejas de los lobos que medran en sus oscuros departamentos, sobresalen en todas las instituciones. Están ahí para amenazarte… Todo lo demás es milonga.

El Estado genera un sin fin de burocracias que agrandan su poder, y sus grandes demagogos sacan pecho rodeados de las “estrellas espectaculares” que presentan como «expertos indiscutibles»…en cualquier cosa.

Se militariza a la policía, la coalición de partidos se envalentona, intimida con la multa y amenaza con la cárcel; y es entonces cuando la ralea de la gobernanza, ignora incluso los derechos civiles.

El aspecto imponente y amenazador que toma lo que era felizmente cotidiano, saca lo peor de la jauría «liberadora de masas oprimidas» hasta convertirlo todo en la miseria moral que nos envuelve.

Es un sinvivir que impide el placer de la lectura o de la música a cualquier ser humano inteligente y libre; un desasosiego que desemboca en el camino de la amargura, un estado de ansiedad que aturde a toda la familia; la inquietud y la zozobra del ánimo que destruye los hogares, la intranquilidad del porvenir.

No es tan incomprensible lo que ocurre, los payasos de la política han alcanzado las más altas cotas de la perversión promoviendo su amenazante variedad de espectáculos para macarras de la apariencia progresista. Están utilizando el miedo y el pánico para promulgar lo que ellos quieran, todo lo que les apetezca, sea legal, o no…

Afortunadamente, todavía fruncimos el ceño de la incomprensión, la arruga cómplice del entrecejo, buscando con la mirada toda la vileza que encierra el obscuro objeto de la gobernanza.

Esa es nuestra única salida de tono cuando sabemos que son capaces de corromperlo todo, sin miramiento alguno; ese es nuestro signo inequívoco de inteligencia, la respuesta sublime de los que pensamos en contra de lo que se dice y se vocifera en un patético rebaño en estampida.

Pero la chusma no nos preocupa, la verdad; los adoradores del líder, solo son cadáveres en putrefacción; fanáticos incultos y degenerados que dejan de seguirte o regalarte aplausos como si eso le preocupara a un intelectual que expresa libremente sus ideas.

El único objeto de vida de un zombi del demonio es colocar el pulgar hacia arriba o hacia abajo cuando se divierte en las redes sociales.

Los locos andan sueltos en todas las calles… No lo digo yo, lo dice el telediario…

Bienvenidos al caos.

Ahora entiendo a ese gran médico de las dolencias psico-sociales; a ese genio eterno de la literatura que fue John Arbuthnot cuando se dirigía a sus alumnos advirtiendo que «si te atreves a convertir el Palacio de la Moncloa en una indecente pocilga, para socavar la autoridad de la monarquía parlamentaria, plebeyo de mierda, no debes quejarte si cuando hablas, el pueblo y la reina tuercen la cara para otro lado»… El hedor, es insoportable.

Solo nos preocupan, en realidad, los políticos corruptos, porque entre ellos medran los idiotas peligrosos, los rufianes; los revolucionarios de pacotilla y opereta que generan en la calle multitud de idiotas adormecidos que parecen reanimados, como por arte de brujería, para cumplir su cometido de muertos vivientes en el gran circo de los farsantes.

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

All rights reserved.

 

MALOS AUGURIOS -writeintheglobaljungle.comMALOS AUGURIOS -writeintheglobaljungle.comMALOS AUGURIOS -writeintheglobaljungle.com

 

MALOS AUGURIOS -writeintheglobaljungle.com

LA UNIÓN EUROPEA SE LA JUEGA SI MALTRATA A LOS BRITÁNICOS…

La más grandiosa mentira política…

Curiosamente, los sabios aprenden mucho de los tontos; sin embargo los tontos, ni reconocen a un sabio, ni desean ser instruidos o educados por maestros con sabiduría…”.Catón el Viejo

Shakespeare inventó el Brexit… De eso no me cabe la menor duda, pero el sentimiento trágico de la vida no puede extraerse de ningún acta parlamentaria para dar lustre a lo que no existe.

Quizás lo más curioso de la élite británica sea que no se les escapa un detalle cuando barajan pensamientos maquiavélicos para la gobernanza pues dieron forma a un país que permanece impasible ante cualquier norma o procedimiento alguno que vaya en contra de la ley fundamental del Reino Unido.

Ni siquiera el Brexit debería perturbar a la Unión Europea, mucho menos cuando a los ingleses les importa un carajo todo lo que no es genuinamente británico, pero sobre todo, la humanidad entera debería saber que ni el Brexit, ni nada del espectáculo político a su alrededor, provoca molestias o sentimientos encontrados cuando un macarra genial como Boris Johnson hace trucos malabares.

Ningún británico altera la ceremonia del té para ver si se contempla como inconstitucional el Brexit o algo más serio como matar a la Reina… Incluso ante semejante magnicidio, un inglés permanecería indiferente e imperturbable; el británico medio le explicaría al lector que no es “inconstitucional” matar a la reina, ya que la ley del reino no reconoce esa palabra; ni siquiera la misma idea…

Me temo que podría parecer un insulto, pero no lo es: la esencia de la democracia británica es la más grande mentira que se ha promulgado nunca en la historia de la gobernanza y del género humano.

De hecho, el Reino Unido ni siquiera tiene Constitución escrita, y ello permite que centenares de sinvergüenzas por metro cuadrado, como Boris Johnson, pululen por los territorios parlamentarios enarbolando amenazas, textos poéticos antiquísimos sobre el derecho, leyes variopintas, sentencias judiciales, documentos escritos del Medioevo, tratados comerciales de ultramar, e incluso una baraja pornográfica de naipes con mujeres en cueros para hacer algún truco de magia ante las masas…

Por tanto, les quiero explicar el por qué escribo artículos, desde hace 3 años, sobre el Brexit, advirtiendo siempre que todo es un melodrama inventado por genios de la política británica para bien de una Europa podrida repleta de políticos transgénicos que tienden hacia el abismo, hacia el caos más perverso; y al extremo de conseguir la desaparición de Europa como potencia económica mundial.

Es cierto que el viejo Aristóteles acercó a los británicos (gente, por cierto, muy educada) a la Unión Europea para que sus élites dirimieran con su exquisita sabiduría el qué y el porqué de mezclarse con semejante basura posmoderna (los políticos europeos) y tan extremadamente frívola y corrupta. Bien es cierto que la riqueza del comercio de la Unión Europea brilla siempre desde lejos y eso -como el excremento- atrae a las moscas y a los moros, pero…

¿Es suficiente toda esa mierda europeísta para un espíritu puro británico que ha sido dueño de todos los mares y océanos del planeta, o sea, un ser superior por su exquisita educación y comprensión del mundo?

Y ahora, la pregunta geopolítica del millón: ¿Qué se creen estos majaderos de la política alemana coqueteando con el más peligroso presidente ruso de la historia? ¿Por qué el gran mago Boris Johnson hace chistes sobre su estima por Vladímir Putin habiendo envenenado a más de uno en territorio británico?

No es del todo suficiente lo que se explica… Para una respuesta coherente, el lector debe saber en primer lugar que, aunque el capitalismo surgió espontáneamente en la variopinta actividad humana, durante siglos, intercambiando bienes, o comprando y vendiendo cosas, se puede decir sin temor a errar, que el liberalismo económico y capitalista fue inventado por los ingleses…

Así que, en el arte gobernar, los británicos son maestros y los políticos de Bruselas no son más que aficionados de pacotilla que todavía no han derrumbado y pulverizado la Unión Europea porque Washington vigila a toda esta morralla…

El arte de gobernar requiere capacidades ilimitadas para la sátira política; y en este caso la inteligencia británica lo único que ha hecho es echar una mano, hacer un favor, a los idiotas de Bruselas con una genial payasada, que ya dura tres años, empleando la algoritmia cotidiana y quizás la impresentable grosería de utilizar el territorio europeo como una suerte de Shakespeare’s Globe para presumir de “sabios”…

Advertía el jurista romano Cicerón: “No creas que nada puede dejar de suceder, aunque no haya sucedido todavía”… Eso lo sabe Boris Johnson, y su juego consiste en algo tan sencillo como estar dentro o fuera de la Unión europea sin que nadie le toque las narices al establishment británico en lo que se refiere a la english foreign policy o al derecho exclusivo e innegociable de admitir migrantes económicos.

Los británicos piensan que Europa haría bien en reconocer que su élite es corrupta, inculta e ineficiente… Por tanto, ese establishment de opereta, debería ser humilde al aceptar las pretensiones británicas sin alardes espectaculares de “perdón” para el hijo pródigo…

Y sin mariconadas espectaculares de franceses trasnochados que no saben nada sobre el verdadero peligro ruso; o los discursos aberrantes de “humanoides germanos” sobre esa hora que dicen que ha llegado de separarse de los americanos y hacer política exterior propia…

Es hora de estudiar profundamente sobre lo que ocurre en este planeta; hora de cohesionar a una Europa que todavía está en manos de asquerosos antisemitas y despreciables antiamericanos.

El duro camino de los europeos en un mundo violento y de geopolítica cambiante, será más llevadero, fructífero y rico, con los británicos “dentro” aunque se vayan “fuera” para poner en práctica su gran aventura diseñada por el Royal Institute of International Affairs: El ya “famoso” Reino Unido Global con el que pretenden los ingleses trabajar por cuenta propia dejando un pie dentro de la Unión Europea.

Como dicen los ingleses, nadie debería olvidar que la OTAN sigue siendo la NATO… y eso refuerza, aún más, el espíritu democrático y libre de los que piensan como Boris Johnson, un angloamericano que repite las malsonantes palabras del presidente estadounidense, Richard Milhous Nixon: “the English and the Americans do not want to live with impossible fags that dare nothing …

Habría que puntualizar que en la política americana del siglo pasado, no había negativas connotaciones de diversidad sexual en esa expresión, sino crítica soez al entender “mariconada” como adorno estrafalario e inútil en la retórica de un conflicto militar…

Traducir -además- ese “tono” requiere, sobre todo, conocimiento de la anglosfera y algo del lenguaje rudo del enfrentamiento armado: “con maricones insoportables no se puede afrontar una guerra; no queremos tener a esa gente a nuestro lado”…

Los formuladores de políticas de Bruselas, deberían apartar al impresentable payaso de Quai d’Orsay, el señorito Macron, a la señora Merkel de “Calcuta” , a todos los que se parezcan a Jean-Claude Juncker, y al peón de Alemania, el polaco Donald Tusk… Es una situación delicada la que se vive, para que individuos tan poco formados protagonicen la gran amalgama de la división mundial del trabajo espectacular…

Deberían pensar seriamente que lo “strategic, operational and tactical” ya forma parte indiscutible e inseparable de Chatham House y de un Boris Johnson que se ha prestado al “epílogo” de un Brexit que nunca, desde el primer día, ha dejado de ser una comedia con final feliz para todos.

Algunos ya han comprendido el gran fenómeno de la banalización en la política europea desplegado por Federica Mogherini para apoyar con desprecio a la sanguinaria dictadura cubana o al terrorismo persa con sus estrafalarias declaraciones, dada su especialización en vivencias aparentes y ocurrentes…

Señalando a Israel como la causa de todos los males en Oriente Medio… Todo un papel estelar de esta “alta representante de la Unión Europea” que aglutina la estupidez de su apariencia sin grandes profundidades porque dan dolor de cabeza…

Pero curiosamente las masas señalan a Donald Trump como el “ogro”… El establishment europeo vive cómodamente montado en su dinamismo capitalista y ha caído muy por debajo del umbral de la más mínima vida intelectual.

Se creen superiores al presidente estadounidense: un artículo estandarizado y uniforme, de lujo, elaborado por auténticos genios de la gobernanza en Capitol Hill; un producto que todavía no está terminado y la prueba evidente es su multiplicación instantánea por todos los rincones del globo: el Trump italiano, el Trump brasileño, el Trump argentino, el Trump británico…

Esto es la Unión Europea, señoras y caballeros, y los ingleses se han dado cuenta… La mentira europea para el consumo de masas incluso arrastra a la prensa. Las formas inéditas de la ilusión política ya son inimaginables e irreconocibles cuando se producen a gran escala como es el caso del Brexit.

Muy pronto veremos los derroteros de la ausencia de libertad y los ataques a la libre expresión de las ideas en esta maldita Europa.

Sembrar el caos político y parlamentario ya no asusta a nadie. Desde el siglo XVII, la élite inglesa sobrepasa los límites habituales de la verosimiltud cuando despliega una mentira política. No se cansan nunca…

No olviden los lectores que los españoles incluso metieron un Guardia Civil disparando su ametralladora al techo del Parlamento mientras los políticos se escondían como gallinas debajo de las banquetas del Congreso de los Diputados. Las mentiras más miserables suelen durar solo unos días como en Madrid…

Los británicos, sin embargo, quieren el récord; llevan tres años mintiendo y hay apuestas en Londres de que Boris Johnson podría seguir embaucando al rebaño mundial con 10 años más de Brexit…

Para la chusma, para los periodistas incultos, para los grandes manipuladores mediáticos, el Brexit siempre será recordado como una gran amenaza al modus vivendi, sin embargo para los expertos de Beltway no es otra cosa que una political tool de los británicos para ser protagonistas de su propio futuro; el modus operandi de asustar con el hombre lobo a los ciudadanos con derecho a voto…

Alienar a las masas europeas en favor de un objeto fabricado para despachar incertidumbre por todos los rincones. El miedo repartido generosamente por la clase dominante a todos los desheredados de la tierra europea.

Un vodevil deslumbrante, un espectáculo, una escena cumbre para un final anunciado, el tono burlesco para los aldeanos de la globalización; jocosa integración europea para que los italianos, polacos, griegos y rumanos queden advertidos:

Si abandonas la Unión Europea, te multamos, te arruinamos, te dejamos en pelotas y te pudrirás en un rincón, piojoso del demonio”… Dicho esto de forma delicada…

El epílogo ha de ser festivo, alegría de volver al redil, para evitar el desplome definitivo de la Unión Europea.

Así, el europeo, cuanto más contempla el espectáculo político, menos comprende lo que está pasando; cuanto más fija la mirada, menos ve…

Incluso no entiende ni su propia existencia.

 


Asesinados, desmembrados, triturados y licuados…

La sátira británica para luchar por la democracia es un buen ejemplo cristiano…

It is too tedious to give a full account of the whole scheme; what is most remarkable is, that this society ought to consist of the heads of each Party; that no lye is to pass current without their approbation…”

John Arbuthnot (British satire to fight for democracy) año de Dios 1733

Muchedumbre de perros que ladran y ladran…

¿El Cuarto Poder? ¡Noooo…! ¡Es el primero! Benjamin Disraeli nos enseñó a todos que llegarían poco a poco, con el tiempo justo, las universidades periféricas para plebeyos de la más baja condición… Desde el punto de vista sociopolítico se matarían varios pájaros con un solo cartucho y la función transmisora de los crédulos e ingenuos titulados en la más patética ignorancia periodística resulta indispensable ya que, como dice el admirable profesor Jean-Jacques Courtine:

No existe en este mundo un idiota ignorante con mejor suerte para propagar una mentira política como el que se la cree, y si está titulado, en su triste y conmovedor afán de notoriedad, la hará correr como la pólvora”…

Dice un refrán muy antiguo, desde el siglo XVII – XVIII, que la literatura ruin es la propia del periodismo partidista en el que se esconde lo más abyecto del crimen político, entre la “masculina” mariconería más caustica de las plumíferas en babuchas de terciopelo y entre el puterío femenino del amancebamiento profesional más canallesco e influyente con el comienzo del siglo XX en el Occidente liberal.

Advertía Claude Mauriac que para escribir hay que tener cualidades indispensables que no se adquieren en el oficio periodístico tal como lo conocemos y ni tan siquiera en los programas de estudios que en las universidades públicas ofrecen. No iba muy descaminado ni hablaba de los “tortuosos” senderos de una supuesta homosexualidad reprimida que recorrió su honorable padre, François Mauriac, premiado con el Nobel de literatura en 1952…

Claude Mauriac se refería (al igual que Roland Barthes y Nathalie Sarraute) al arte de transmitir lo inexpresable pero sin utilizar la literatura y eso solo puede hacerlo un literato, un artista, un escritor en toda regla… Sé que parece algo contradictorio pero el genio de Claude Mauriac hablaba de conseguir las más altas cotas de amoralidad sin que la “a” se tomara como un signo de carencia… Sino todo lo contrario.

Escribió la filósofa Hannah Arendt que, desde entonces, “la transmisión de la verdad factual abarca mucho más que la información diaria que pretenden brindar los mediocres del periodismo”… Se necesita aliteratura… Una cualidad que debería ser el horizonte hacia el que hay que cabalgar con las palabras escritas, aunque no logremos llegar nunca… La más alta distinción intelectual a la que aspiran los que amamos la literatura.

Hannah Arendt dejó por escrito y repitió “mil veces” en sus clases en Princeton, Berkeley, Chicago, Yale o Columbia que si algún día el periodismo se convirtiera en el “cuarto poder” tendría que ser protegido del poder gubernamental y de la presión de la chusma ignorante con mucho y mayor cuidado que el poder judicial porque todos nos jugamos la democracia y la libertad de expresar las ideas.

Esta experta en filosofía política, grandiosa intelectual y gran mujer, no hubiera expresado las gilipolleces que se han escrito sobre Jamal Ahmad Khashoggi sin haber puntualizado primero que el supuestamente descuartizado, triturado y desaparecido “informador” en The Washington Post, odiaba la cultura judeocristiana, no tenía nada de liberal ni de demócrata, y pertenecía al clan más peligroso y asesino de los wahabistas que pretendía la eliminación “por todos los medios” del príncipe heredero Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud…

El futuro rey de los saudíes es otro para echarle de comer a parte en la Casa de Saud, porque le corta el cuello al primero que toque su plato… y para sobrevivir entre asesinos mahometanos -según la inteligencia británica- el que se sienta en el trono no tiene más remedio que matar demostrando una espectacular eficacia y poderes supuestamente “omnímodos” si quiere ser respetado…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://miamidiario.com/alfonso-m-becker-muchedumbre-de-perros-que-ladran-y-ladran/

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)