Archivos por Etiqueta: Kim Jong-un

“MOVIDA” MILITAR PARA DETENER A KIM JONG UN

El Pentágono destruirá Korea del Norte

Moscú y Beijing pueden y deben colaborar con Washington para solucionar este grave problema aunque pensemos de forma diferente… si es verdad que tanto uno como otro promueven la paz y la prosperidad “ Nicolas Eberstadt.

Habrá un ataque devastador sin precedentes; y se hará con cierta urgencia porque hay poco margen de tiempo para que todos los problemas con Pyongyang tengan una lectura estratégica sensata… Los aliados japoneses tienen datos preocupantes de su inteligencia sofisticada de satélites… El sanguinario dictador coreano está moviendo “fichas” para un reparto masivo de ataques nucleares contra las bases de la US Navy en las islas del Océano Pacífico, incluyendo Guam y Hawaii; sin olvidar el despliegue en trayectoria para entregar carga atómica en Corea del Sur y Japón…

Muchos son los años que han pasado en la diplomacia del pasado siglo y de éste, tratando al líder supremo de Korea del Norte como un idiota irracional. La historia reciente incluso nos muestra que la diferencia entre abuelo, padre e hijo en la “herencia juche” no es otra que una cuestión de números en relación a los millones de asesinados por el régimen dictatorial de Pyongyang. Estamos hablando de millones de torturados y asesinados. Sin embargo, la política de las cancillerías occidentales ha cometido gravísimos errores de igual o peor magnitud de los que están cometiendo con el resurgir de los asesinos del Islam en cuestiones de negociaciones y acuerdos.

Desde el final de esa Guerra de Korea (1950-1953) y desde que se estableció el paralelo 38 como el “reparto adecuado” con una frontera caliente para la Guerra Fría… No han parado las amenazas, los actos militares o terroristas hostiles y los asesinatos contra el vecino del sur. Hoy esos errores se están pagando y ha llegado el momento de zanjar la cuestión, porque Washington se ha cansado de la versión chantajista de la diplomacia que tanto ha gustado siempre a los soviéticos en su día y a los chinos de Xi Jinping… También se ha cansado el actual equipo de la Casa Blanca, de la vacuidad del discurso hedonista paneuropeo y del tremendo “amaneramiento patológico” que supone el creer que en este mundo todo se soluciona con buenas palabras y buena educación…

Sin embargo, la llamada “paciencia estratégica” (que no es otra cosa que la continuidad de errores de cálculo de tres presidentes U.S.A.) fue el último hazmerreír global que provocó Barack Hussein Obama para hacer “nada” en Oriente Medio, mucho menos en China donde se burlaron de él; y menos aún en Korea del Norte… El primer presidente negro se conformó con señalar a Rusia como “ Public enemy Nº 1 “ y se despidió de propios y extraños dejando para la memoria histórica que sabía bailar el tango en Buenos Aires mientras se elevaba a 50 millones la cantidad de pobres y muertos de hambre, sin hogar, en la patria estadounidense…

Una de esas barbaridades políticas heredadas por Donald Trump es este gravísimo problema que deja don Barack Hussein al pueblo norteamericano, el extremo peligro de que sus ciudades puedan desaparecer a bombazos atómicos y sus aliados en toda Asia-Pacífico, borrados del mapa… sin contar el “incendio” generalizado que ha dejado a Donald Trump en todas las tierras donde pululan los asesinos mahometanos que han decidido no solo destruir Israel, sino conquistar el planeta entero… Sin embargo, los terroristas musulmanes han pasado -en el orden geoestratégico- a un segundo plano hasta que se resuelva el problema que es ahora Kim Jong un, líder supremo de Korea del Norte; que amenaza abiertamente a Estados Unidos y a sus aliados con el lanzamiento masivo de misiles con carga termonuclear.

Pues a partir de ahora, Estados Unidos dejará el bla, bla, bla a sus enemigos, explicará tan poquísimas cosas como lo hizo con el nuevo “tratamiento” militar en Siria, Irak o Yemen… Ha dejado el reparto de tareas en Oriente Medio al Kremlin y preparará su asalto destructivo al primer Estado canalla en la lista para ser masacrado… Créanme… la movida en las bases militares suena a prepararse para destruir, de forma contundente, al enemigo. Los preparativos se están haciendo a una velocidad de vértigo, y tantos el US Army como los aliados europeos ya vuelan sus aviones, los han puesto en aire, pero con carga nuclear por si hay que utilizar argumentos “razonables” contra todo país que decida por su cuenta entrar en la pelea de perros…

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.diariohispaniola.com/noticia/32718/punto-de-mira/el-pentagono-destruira-korea-del-norte.html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

KOREA DEL NORTE: UN GRAVE PROBLEMA PARA EL PENTÁGONO

“La guerra es un grave asunto del Estado; es un lugar de vida y de muerte, una camino hacia la supervivencia o hacia la extinción, una cuestión que hay que reflexionar detenidamente.”Sun Tzu

El perturbado monarca de un reino ermitaño…

Erase una vez un reino comunista que no quería relacionarse con ningún otro reino del planeta porque todos sus reyes eran malvados y su posible amistad no podía traer nada bueno… Así que lo mejor es vivir como ermitaños, no saber nada de la gente ni entablar amistad con nadie; la única solución es armarse hasta los dientes y amenazar con la aniquilación a todo el planeta…

.

Eso es lo que quiere China que creamos de Korea del Norte… Eso es lo que desea Rusia y lo que quieren los asesinos mahometanos empeñados en la destrucción de Estados Unidos, Israel y sus aliados… Pero ese reyezuelo es otra cosa bien sencilla…

.

Kim Jong un, líder supremo de Korea del Norte, es un simple, y aficionado, jugador de póquer al que Washington ha dejado ganar muchas veces -como diría el legendario Benjamin «Bugsy» Siegel- “para no tener que matarlo en la misma mesa del salón de juego y manchar la alfombra con su sangre, porque eso es de mal gusto”… Sin embargo, los miembros de la cámara alta del Congreso de los Estados Unidos, con los Mike Pence, Orrin Grant Hatch, Addison Mitchell McConnell, a la cabeza, no están en absoluto de acuerdo con esa argucia “higiénica” del famoso gánster de la historia estadounidense sobre el crimen organizado para “manejar” a un tipejo tan perturbado e impredecible que, precisamente, se ha crecido como monarca comunista por creerse, de verdad, un ganador nato…

.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Pence, además presidente del Senado, ya ha recibido tres “toques” urgentes del Pentágono, pues hasta el más tonto en China sabe que Estados Unidos está decidido a eliminar ese peligro para su seguridad y para llevarse por delante a quien se interponga…

El Secretario de Defensa, James “perro rabioso”Mattis, ha pedido y contrastado opinión de todas las agencias de la Comunidad de Inteligencia estadounidense… Se le atribuye a Mattis la frase: “O eliminamos a este cabrón o nos suelta un pepino nuclear en San Francisco, en pocas semanas”… Pero baste decir que la Defense Intelligence Agency (DIA), la más importante organización militar de espionaje del mundo, le aclaró en 24 horas que el loco supremo de Korea del Norte estaba en condiciones de atacar todas las bases militares estadounidenses en Asía-Pacífico, incluyendo Hawaii, toda la costa Oeste de U.S.A., y sobre todo, puede atacar con misiles atómicos Washington DC, cuando le venga en gana…

.

Pero lo que dejó patidifuso a Mattis fue que ese energúmeno coreano, ese majadero de Pyongyang, está a punto de obtener una bomba de Hidrógeno y puede borrar del mapa a los Estados Unidos…

Para que se hagan una idea, lo que llama el Senado estadounidense “una amenaza extremadamente urgente de seguridad nacional” no es una simple algarabía, muy propia de moros y persas cuando los terroristas musulmanes sacan pecho y enseñan músculo con su parafernalia de la Yihad y de acabar con los infieles del planeta…

.

Es algo mucho más serio porque Washington ha activado todos los “resortes” para un ataque global con misiles nucleares a los principales “target” desde el punto de vista estratégico que permita no solo la supervivencia de la nación americana y del aparato militar estadounidense sino con la capacidad de destrucción de las repúblicas musulmanas que hostigan a los EEUU y a sus aliados en todo el mundo, eliminar al loco de Korea del Norte, y no dejar de apuntar a los que Washington llama los “indecisos” de las coaliciones antiamericanas… Quizás se refiera a China y le mande un tirón de orejas a Vladímir Putin…

.

La urgente reunión secreta en la Oficina Ejecutiva Eisenhower, en Capitol Hill, aglutinó a la gente más dispar del establishment en torno al equipo de Donald Trump. No solo Mattis estaba con cara de guerra mundial inminente, pues el Secretario de Estado, Rex Tillerson, tenía cara de circunstancia y de pocos amigos, ya que debía explicar -según rumores que corren por Capitol Hill- que Rusia es la “carta de oro” con la que juegan Israel y Estados Unidos en Siria para desmantelar, de una vez, el “cortijo” alauí del Clan Assad y si es posible, colocar al dictador de Damasco ante los tribunales por crímenes de guerra… En este momento, es decir, al día siguiente de la reunión Netanyahu-Putin en Moscú, la Israeli Air Force está destruyendo el aeropuerto internacional de Damasco en las narices de los rusos y de los persas…

.

Así que la guerra “secreta” que lleva a cabo el Kremlin en Siria es un algo más que “mirar para otra parte” cuando los cazabombarderos de Jerusalem atacan sobre objetivos terroristas del Hezbollah en suelo sirio, pues Vladímir Putin también se hace el ciego y el sordo cuando los aviones israelíes destruyen objetivos militares de Bashar Al-Assad… Sus famosos antiaéreos S-300 parecen perfectamente diseñados para dejar pasar a a los misiles Tomahawk del destructor USS Ross, de la US Navy, o a los aviones de guerra de Benjamin Nentanyahu…

.

Joseph F. Dunford, Jr, presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, estaba en esa reunión secreta de Capitol Hill (agárrense a la silla) para que el famoso general del Cuerpo de Marines estimara si era oportuno hacer oídos sordos a China, a Rusia y a todo el planeta, y arrasar Pyongyang con lo más fuerte y violento del arsenal, previamente a la invasión de Korea del Norte…

Así que el “gordinflón” coreano se ha librado, por el momento, de un ataque devastador sin contemplaciones de daños, ni zarandajas colaterales… Una apuesta de póquer que nunca habría imaginado la bola de cebo coreana, según el lenguaje de los marines…

.

Parece que se ha impuesto, paralelamente, la implementación de sanciones económicas muy severas que afectarán a todo aquel país que ayude a Korea del Norte, y naturalmente China y Rusia también se verían afectados por sanciones muy duras si se saltan el bloqueo al que van a someter a Kim Jong un… Al líder de Beijing se le ha indicado que sus amenazas solo sirven para desvirtuar las soluciones al grave problema y que sería mejor para China que colaborara en este asunto porque Washington no va a permitir que ningún loco con bombas nucleares ponga en peligro a Estados Unidos o sus aliados… “Solo queremos una península de Korea sin armas nucleares” advirtieron el Director de Inteligencia, Dan Coats, el Secretario de Estado Rex Tillerson y el propio Secretario de Defensa, James Mattis, en un claro aviso al presidente chino Xi Jinping…

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.diariohispaniola.com/noticia/30072/el-perturbado-monarca-de-un-reino-ermitano.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

¿QUÉ REGALO SE PUEDE HACER A CHINA? by Alfonso M. Becker

¿Qué se le puede regalar a China?

La tendencia a reclamar a Dios como un aliado para que nos dé valor y se ponga de nuestra parte, es la fuente de todo fanatismo religioso”Reinhold Niebuhr

El Pentágono ha dejado bien claro a la Casa Blanca que China no es un problema militar de “segunda” como el Islam radical lo es, incluso contemplando el terrorismo mahometano a niveles globales… Es algo mucho más serio porque, por sí sola, China es una gran potencia económica con un formidable ejército que está perfectamente capacitado para dar un golpe de mano regional y extender su poder en el área de Asia-Pacífico creándole un grave problema a Washington difícilmente resoluble si no es con la guerra… El realismo americano surgido tras la Segunda Guerra Mundial, vuelve ante la seria posibilidad de que el líder supremo de Korea del Norte, Kim Jong un, se una simple ficha de un tablero chino que nadie debería atreverse a tocar… o mover.

Pues la pregunta que debería hacerse un erudito de la política internacional es: ¿Por qué se cree tan fuerte el líder de Korea del Norte? ¿Solo porque tiene unos cuantos juguetes atómicos? ¿Seguro que no hay algo más? … La pregunta sobre el “regalo” a China es tan antigua y tan simple como las ideas barajadas en Teoría del Estado o las viejas tradiciones en la actuación diplomática. Hans Joachim Morgenthau fue una de esas personalidades irrepetibles en política internacional y la figura más importante del siglo XX en lo que concierne a ese “realismo americano” aplicado a la política Exterior estadounidense. Eso es lo que se está discutiendo en la Casa Blanca con mucha profundidad tras las primeras bravatas y frivolidades propias de un almuerzo en el que se suele sacar pecho y algo de músculo como corresponde a la puesta en escena de las negociaciones sobre intereses de Washington y de Beijing.

¿Podría el Pentágono solucionar de un plumazo militar la amenazante actuación de líder coreano, Kim Jong un, y acabar con la ansiedad y la preocupación causada entre los aliados de Estados Unidos en la zona? La respuesta es sí… pero si no existiera China. Porque el Pentágono define a Korea del Norte como una “ficha” que le viene muy bien a la República popular de China; una pieza del juego militar “intocable” porque atacar al ejército de Kim, destruir sus juguetes atómicos o provocar su caída, o que se diera una guerra civil en el Norte, o un problema de migraciones incontrolables o refugiados masivos, sería un grave problema humanitario para Beijing.

Por otra parte, China no va dejar sin respuesta militar la seria posibilidad de que en una vorágine bélica y humanitaria, la península de Korea se unifique en un solo país aliado de EEUU y con bases y tropas del Pentágono en su frontera… Eso China lo considera “casus belli”…. Beijing argumenta, utilizando sabiamente la diplomacia alarmista de conflicto global, que puede presionar a Pyongyang en mayor o menor grado… pero aún así, tal presión sobre su díscolo vecino no detendría la “necesidad” norcoreana de ser una potencia atómica como efecto disuasorio contra Washington…

Así que, como bien dice Henry Kissinger, ha llegado la hora de cuidar mucho los movimientos, las declaraciones y las decisiones en el Despacho Oval porque el concepto de lo político no se puede ni se debe tratar con peroratas de cara a la galería. Este no es un asunto como el del terrorismo islámico. Este es un asunto en el que China “puede asustarse” porque crea que se están dando movimientos inaceptables para acorralarla y atacarla… Lo curioso de este caso, de este conflicto, de este problema nuclear creado por Kim Jong un es que, tanto Washington como Beijing, creen que se trata de una argucia del contrario, de la contraparte, del “enemigo”, es decir, el Pentágono cree que es una “creación” de Beijing y los chinos piensan que Estados Unidos está aprovechando el problema coreano para “encerrar” a China…

Como muchos lectores saben, las diferencias irreconciliables en política se traducen siempre en un “urgente” ir y venir de las reuniones diplomáticas para tratar las disputas, políticas o legales, entre todos los implicados. Interminables sesiones que casi siempre llegan a ninguna parte. La petición de Washington es que China haga algo para detener el programa nuclear norcoreano que amenaza a los EEUU y sus aliados. En cambio la de Beijing es que la presencia de fuerzas militares es también una amenaza no solo para Korea del Norte, sino también para China y -además- explica que el endiablado Kim se está armando atómicamente para defenderse de los Estados Unidos o de sus vecinos… ¿Qué se puede hacer entonces? ¿Nada? ¿Dejar que el loco de Kim se convierta en una potencia capaz de colocar decenas de bombas nucleares en cualquier ciudad del planeta? La pregunta que se hace Washington es: ¿Ha pensado China lo que significa que hagan lo mismo las repúblicas islámicas que sueñan con matar a todos los infieles del planeta Tierra? ¿Hay que dejar que todo el mundo tenga bombas nucleares?

Según el legendario Henry Kissinguer, o el sublime sabio de la geopolítica Zbigniew Brzezinski, o lo que diría el mismísimo padre del realismo estadounidense en política Exterior, fue Hans Morgenthau, en uno de sus brillantes libros publicados “La noción de política y la teoría de los conflictos internacionales” el que podría resolver lo que parece un callejón sin salida… Las principales preguntas que deben hacerse tanto Washington como Beijing deberían comenzar, con un curioso prolegómeno; en primer lugar, es conveniente dejar a un lado Korea del Norte, ya que podría parecer que el loco de Kim es un simple convidado de piedra y el verdadero y único problema es la disputa militar regional entre China y Estados Unidos, junto a sus aliados de Asia-Pacífico.

Esas preguntas que deberían hacerse Washington y Beijing, antes de llegar a una guerra que terminaría, con toda seguridad, en un intercambio nuclear, serían:

1º ¿Quién posee realmente el poder sobre las islas en litigio, los mares y las riquezas contenidas en sus fondos marinos?

2º ¿De qué manera puede demostrarse la supuesta titularidad? ¿Dónde está ese poder legal? ¿O estamos hablando de una titularidad apoyada en la fuerza de las armas?… Si es así ¿ De que forma o manera puede el supuesto titular cambiar de responsabilidad?

3º ¿Cómo se puede resolver una controversia que implica a China contra varios países aliados de Washington a los que el Pentágono esta obligado a defender? ¿Cómo llevar un asunto en el que, evidentemente, una potencia militar emergente está retando a la potencia reinante?

La cuarta pregunta, que debería hacerse solo Beijing, sería: ¿En qué manera la única superpotencia hegemónica mundial (hasta la fecha) tiene el derecho a la libre circulación por los mares, a ofrecer y proteger ese derecho de sus aliados a que hagan lo mismo? ¿Está protegido en el curso de la práctica de poder ese derecho Estados Unidos, sus aliados, o cualquier otro país del planeta?

Si lo que está ocurriendo no es un pulso entre Washington y Beijing por la península coreana, ¿por qué no fomentan entre las dos potencias la caída de Kim Jong un y se comprometen a una Korea unificada y democrática, sin armas sofisticadas, y sin presencia de ni un solo militar ni bases estadounidenses? Pues hay un auténtico “concurso” sobre ideas en la universidades pero les advierto que una Korea unificada sin presencia americana ya ha sido rechazada por Beijing… Hans Joachim Morgenthau nos recuerda que son los Estados los únicos y principales actores en las relaciones internacionales. Todos los demás son o deben ser considerados “extras” de una representación geopolítica, lastre que retrasa y eterniza las situaciones de conflictos, como por ejemplo el palestino.

No se puede hacer política, ni negociar, ni evitar una guerra mundial, tratando, hablando o negociando con grupos de terroristas armados, ni con ejércitos mesiánicos dirigidos por un califa, ni fanáticos religiosos, ni ejes de resistencia islámica… Porque el fin principal de cualquier sistema legal es “asegurar la justicia y la paz”, algo que nunca ha interesado a los terroristas. A los terroristas se les vence y punto… ¿Y cómo se resuelve lo de China?

Lo que no cabe duda es que un gran acuerdo sugiere siempre un buen negocio… Varios presidentes americanos han errado en un asunto muy grave que ya nadie sabe como arreglar. Si a China le importa un bledo el loco de Kim, es porque sabe que puede manejarlo a su antojo… Así que algo tiene que inventar Washington… Todas las ideas valen antes que una guerra nuclear… En su libro Politics Among Nations, Hans Joachim Morgenthau, escribe el pionero del realismo político que para saber de política solo tiene que conocer su sociedad en general y aplicar las observaciones relevantes de sus leyes objetivas.

Esas leyes están arraigadas en la naturaleza humana perfectamente descrita por el filósofo escocés de la Ilustración, Davis Hume, naturaleza invariable con la que se puede teorizar con cierta brillantez… El “interés” de las naciones es el único concepto indiscutible que debería, pues, ser atractivo para China. Dejen a un lado las emociones y la politiquería musulmana para cortitos de entendimiento… El realismo político solo es racional e infunde orden racional que entienden todas las civilizaciones excepto la mahometana, por lo visto… Pero China puede aceptar un buen regalo…

Algo hay que regalarle a una potencia emergente, poderosa militarmente, que quiere ser algo más que un “policía” regional. Pueda que sea del interés de China no jugárselo todo a una sola carta y acepte un papel regional de poder como categoría objetiva que puede medirse y que se puede otorgar sin llegar a una guerra nuclear. La gran pregunta que se hacen los Kissinger, los George F. Kennan, los Reinhold Niebuhr o incluso Steve Bannon es: ¿Cómo afectará esta política de “regalos” al poder de la potencia hegemónica estadounidense?

Lo que está claro es que a China hay que buscarle un regalo que le guste, que sea de su interés y que no se salga de madre… Porque conociendo la naturaleza humana, la guerra total por el poder global puede comenzar de un momento a otro.

Y ante ese lúgubre escenario, el terrorismo mahometano será contemplado como una insignificante cagada de mosca.

Guardar