Archivos por Etiqueta: BREXIT

Si no sabes lo que es el “Brexit” nunca sabrás nada sobre Meghan y Harry…

Esa mujer y su príncipe azul…

ALFONSO M. BECKER .- para MIAMIDIARIO.COMNinguna mujer, ninguna criatura humana, manda sobre el amor, y nadie en este mundo es culpable de sentirle ni de perderle”. George Sand

Por encima de los animales de todas las especies, y -más aún- de la raza humana, crece el árbol gigante que siempre reina solitario en la húmeda ladera de las cumbres más altas.

Y en las hojas más cercanas al cielo, la bruma de nuestra propia adversidad lanza sus gotas hacia el suelo para que los entrañables amantes reciban en sus fríos rostros el serio aviso de la naturaleza.

Que cada gota de rocío mañanero es un momento de gozo que abre el alma para recibir al objeto amado que con tanta ansia se desea; pero cuidado con el clímax que nubla la vista…

Y más cuidado aún porque la participación en el alegre murmullo de la fiesta mundana, impide percibir el tic tac que mide el tiempo que resta; la amenazante advertencia de que el reloj no se detiene y sigue marcando las horas.

No es el primer ejemplo ni será el último. Más estruendosos fueron los matrimonios entre blancos y negros en los Estados Unidos de siglos pasados; mucho más asombrosos e increíbles, fueron en la Europa judeocristiana que ahora se cae a pedazos…

Pero ese Dios que abre los ojos a la preciosa y extrema belleza negra, también atormenta a los que buscan un mundo nuevo a demasiadas leguas de distancia del que fue hogar de sus padres.

Asombrados y atormentados por la increíble desproporción entre la vida soñada y la real. Así son Meghan y Harry… No pertenecen a la Europa podrida gestionada por mercachifles sin conocimientos filosóficos; que se hunde poco a poco en el fango yihadista instalado por Francia y Alemania; y sin permiso de la periferia.

Las leyes y las costumbres británicas son tan distintas como la inmensa muchedumbre que busca un pastor para sacramentar todo aquello que es sexualmente de alcoba; o simplemente el amor que merece ser privado…

O como el pastor aturdido de la iglesia anglicana que busca un rebaño para justificar su oficio imprescindible; Oficio para ocultar el pecado victoriano que cometiera Lady Di con sus múltiples amantes. La enorme simpleza de un amor furtivo al que toda mujer tiene derecho…

El amor puro es fuego de juventud, es fuente de vida; y todos sus gritos, jadeos y tormentosos fluidos, deberían ser dignos, al menos, de un tierno disimulo social.

Dignos de alabanza, al fin y al cabo, son todos los amores variopintos, pero los amores de princesas despreciadas por príncipes con amantes palaciegas, claman al cielo porque el desengaño sufrido es mucho más que una malquerencia…

Es una hecatombe sexual que clama venganza; o un ajuste de cuentas vaginales para que conste socialmente lo que el futuro rey desprecia y rechaza. Que lo sepa el mundo entero…

Es una de las pocas veces en la historia de los apareamientos humanos en las que la moral es un estorbo absoluto. “¿Que me desprecia y me insulta?” “Pues mira qué capitán más guapo de la Guardia Real se arrodilla ante mi pubis rubio para rendirme pleitesía”…

Qué pocas oportunidades da la aristocracia británica para alegrar los corazones de los espíritus libres, qué afán de perturbar el vuelo de la palomas en el doloroso camino de los enamoramientos imposibles.

Los amores prohibidos no pueden ser objeto de condena. No debería ser así… La princesa que no es amada es siempre una desgraciada; la perfecta víctima de un intolerable y triste cuento de hadas gestionado por las alcantarillas de Buckingham Palace.

Meghan Markle entra en la nube mediática de las hadas cuando se casa con Henry Charles Albert David, duque de Sussex; en pocas palabras, the Prince Harry of Wales sucumbió a los encantos de una actriz negra estadounidense.

Esa actriz americana no podía creer que un miembro tan guapo de la clase alta británica, le estuviera proponiendo algo más que un revolcón…

Sin embargo, la dinámica de clase es tan centenaria que impregna la sociedad inglesa, es algo muy complejo que explica, perfectamente, el drama en una sociedad británica de espectáculos continuos donde lo real es algo absolutamente distinto a lo que usted ve, o le cuentan.

La narrativa estará para siempre en manos de todos los lectores, como lo estuvo la trágica historia de amor de Diana, Princess of Wales… Pero el lector no debería olvidar nunca que los “toffs” tienen un lenguaje propio que nadie, salvo ellos, entienden…

Así que amar por la dicha de amar a un chico de Eton, es algo de apariencia hermosa pero que encierra todos los peligros imaginables. Harry lo sabe… Nunca se ha tragado el cuento chino de que su madre era la “mala” de la película.

Si el sexo purifica el espíritu de las almas nobles, y el orgasmo alimenta la fantasía, puede usted elevarlo a la condición y a la santidad que desee, mas no debería olvidar que la muerte se oculta entre las sábanas y siempre tiene un asiento en ese tranvía que llamamos deseo…

Déjenme que les explique algo: si no entiende el llamado “Brexit” y es incapaz de comprender que los británicos nunca se irán de Europa o jamás se quedarán dentro, tampoco comprenderán la vida de Meghan y de Harry…

Los británicos se quedarán dentro de la Unión Europea pero dejando un pie fuera, que matemáticamente es lo mismo que largarse de ese antro insoportable que es Bruselas, pero dejando un pie dentro de Europa

Explicar esto requiere centenares de folios, pero es tan pedagógico como explicar la futura vida de los duques de Sussex, dejando atrás una vida que no desean vivir como miembros de la Corona británica.

Es cuestión de clase… Bruselas no está tratando con Grecia, ni con Polonia, ni con Rumanía; sino con todo el peso histórico del imperio británico. ¿En decadencia? En cierto modo sí…

Pero debe tener cuidado con el trato a los británicos y los modales para con la Corona, pues aunque «the global Britain» es una idea fantasiosa con delirios de grandeza, para después del “brexit”, puede hacerse realidad tras el derrumbe de la Unión Europea; los países ricos tienen objetivos realistas y alcanzables.

Dicen la pioneras feministas suecas del diecinueve que la mujer tiene derecho al placer sexual y a obtenerlo y disfrutarlo libremente… El escándalo fue mayúsculo, la sueca Ellen Key no solo defendía el placer sexual para la mujer, sino las distintas formas y caminos para obtenerlo… El hombre guapo y hermoso estaba en su punto de mira…

Diana de Gales, sin embargo, no fue muy lista para sobrevivir en un medio tan hostil, tan machista, y tan clasista como en el que ella vivía… Creyó la princesa que tenía patente de corso.

Lady Di no sabía ni por qué lloraba ni por qué reía; ni siquiera intuía el mar embravecido de tinieblas en el que se estaba adentrando. Seguro que no habría leído a Nietzsche, porque -al menos- hubiera tenido cuidado al conocer que el amor sexual que se juega con la baraja del adulterio, te acerca muy pronto a la muerte…

Es cuestión de paisajes. No es lo mismo obtener placer sexual en el motel de mala muerte, de una carretera olvidada, que conseguir diez orgasmos seguidos en la cubierta del yate de un multimillonario moro… Eso sí que es el paraíso…

Un árabe tres veces mejor proporcionado que don Carlos de Inglaterra… Tres veces… se dice muy pronto; cuando se describen los placeres de la divina proporción…

Los cuentos de hadas, brujas, sirenas, principitos, ogros, gnomos y encantamientos sexuales no tienen lugar en el mundo de lo ficticio cuando se trata de la Corona Británica.

Puedes ponerle los cuernos a un principito, pero ¡ay de ti! Si te atreves con la Corona británica… Bruselas puede hacer mucho daño a Londres con el “Brexit” pero la venganza contra la Unión Europea sería terrible…

Harry de Wales siempre será de la élite británica aunque lo despojen de todos sus títulos. El sabe que nunca se ama a una mujer lo suficiente, según lo que merece un ser amado. Harry sabe lo que realmente le pasó a su madre.

También sabe, por su educación elitista, que no hay nada más nauseabundo e imperdonable para la clase alta británica, que la traición; traicionar al rey, quebrantar la lealtad que se debe a la Corona; alta traición es mancillar el honor de una princesa y atentar contra el honor de la patria, y la seguridad de la Corona…

Todas las grandes palabras que encierra esta estrofa, debe el lector mezclarlas hasta confundirlas con la excitación de los amantes en la cama… Con el cuerpo denudo de Diana de Gales en el lecho de los amores prohibidos; con los hombres que la hicieron feliz.


El amor siempre nace de la nada y casi siempre muere, por todo lo demás… La relación turbulenta de Diana con el galerista Oliver Hoare, rayó el ridículo y lo rocambolesco; pillado desnudo infraganti en el placio de Kensington saliendo de la habitación de la princesa.

El oficial de caballería, James Hewitt, fue otro de sus amantes reconocidos por la princesa. Dicen las malas lenguas que es el padre de Harry… La princesa Diana se soltó el pelo y hubo otro amante detrás, y otros más, como un “experto en corazones” atormentados, el cardiólogo Hasnat Ahmad Khan…

La prensa del corazón enloquecía con Diana de Gales. En España se decía de ella que sus amores y su vida sexual eran la “ruptura total” de una mujer con todas las convenciones y todo los protocolos de esta vida. Las camas de los muchos y bellos amantes eran paraísos inolvidables de placeres insospechados.

Múltiples epitalamios que nunca obtuvo en su boda con el príncipe Carlos. Los cantos poéticos que muchos hombres le susurraron al oído. Hasta que llegó a los brazos del multimillonario Dodi al Fayed. Que tenía fama entre las mujeres de ser un hombre bien despachado por la naturaleza para el sexo.

Diana confesó a alguna de sus amigas que ese era su verdadero “príncipe”…

Seguramente la casualidad y la mala suerte, se confabulan cuando los amores perros dejan de seguir el curso uniforme de las buenas costumbres…

¿Buenas formas y costumbres? ¡Qué diablos! ¡Eso es para las plebeyas!

Sus amantes fueron muriendo todos de forma muy extraña; o cayeron en el descrédito y la desgracia. Y su triste final con el multimillonario egipcio fue, quizás, el último insulto a la Corona británica…

El Túnel del Alma en París fue el último adiós de Diana, la madre de Harry, a los amores fuertemente endiablados, y a los placeres diabólicamente disfrutados. Amar a muchos hombres en el territorio del espanto y el peligro, acrecienta el goce sexual de todo lo misterioso.

Decía George Sand que “ninguna mujer, ninguna criatura humana, manda sobre el amor, y nadie en este mundo es culpable de sentirle ni de perderle”.

Harry de Gales y Meghan Markle no quieren ser duques ni quieren vivir esa vida en la corte británica. Todos los rumores sobre algún desprecio hacia ellos es absolutamente falso.

Todos son protectores de Harry, desde su abuela, la reina, hasta su padre y su hermano el heredero legítimo… Todos lo adoran, y todos prefieren que vivan la vida que ellos desean. Meghan y Harry prefieren vivir, a salto de mata, entre la gran república estadounidense y el Canadá.

Nadie en el Reino Unido desea otra tragedia de amores con fracasos de orgullo.

Algunos, todavía no han digerido que la Corona británica haya celebrado con extraordinario fervor la llegada de esa mujer negra al corazón de su príncipe azul; para poner patas abajo el rancio imperio británico y decir adiós al pasado.

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

All rights reserved.

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/58781/punto-de-mira/esa-mujer-y-su-principe-azul.html

 

LA UNIÓN EUROPEA SE LA JUEGA SI MALTRATA A LOS BRITÁNICOS…

La más grandiosa mentira política…

Curiosamente, los sabios aprenden mucho de los tontos; sin embargo los tontos, ni reconocen a un sabio, ni desean ser instruidos o educados por maestros con sabiduría…”.Catón el Viejo

Shakespeare inventó el Brexit… De eso no me cabe la menor duda, pero el sentimiento trágico de la vida no puede extraerse de ningún acta parlamentaria para dar lustre a lo que no existe.

Quizás lo más curioso de la élite británica sea que no se les escapa un detalle cuando barajan pensamientos maquiavélicos para la gobernanza pues dieron forma a un país que permanece impasible ante cualquier norma o procedimiento alguno que vaya en contra de la ley fundamental del Reino Unido.

Ni siquiera el Brexit debería perturbar a la Unión Europea, mucho menos cuando a los ingleses les importa un carajo todo lo que no es genuinamente británico, pero sobre todo, la humanidad entera debería saber que ni el Brexit, ni nada del espectáculo político a su alrededor, provoca molestias o sentimientos encontrados cuando un macarra genial como Boris Johnson hace trucos malabares.

Ningún británico altera la ceremonia del té para ver si se contempla como inconstitucional el Brexit o algo más serio como matar a la Reina… Incluso ante semejante magnicidio, un inglés permanecería indiferente e imperturbable; el británico medio le explicaría al lector que no es “inconstitucional” matar a la reina, ya que la ley del reino no reconoce esa palabra; ni siquiera la misma idea…

Me temo que podría parecer un insulto, pero no lo es: la esencia de la democracia británica es la más grande mentira que se ha promulgado nunca en la historia de la gobernanza y del género humano.

De hecho, el Reino Unido ni siquiera tiene Constitución escrita, y ello permite que centenares de sinvergüenzas por metro cuadrado, como Boris Johnson, pululen por los territorios parlamentarios enarbolando amenazas, textos poéticos antiquísimos sobre el derecho, leyes variopintas, sentencias judiciales, documentos escritos del Medioevo, tratados comerciales de ultramar, e incluso una baraja pornográfica de naipes con mujeres en cueros para hacer algún truco de magia ante las masas…

Por tanto, les quiero explicar el por qué escribo artículos, desde hace 3 años, sobre el Brexit, advirtiendo siempre que todo es un melodrama inventado por genios de la política británica para bien de una Europa podrida repleta de políticos transgénicos que tienden hacia el abismo, hacia el caos más perverso; y al extremo de conseguir la desaparición de Europa como potencia económica mundial.

Es cierto que el viejo Aristóteles acercó a los británicos (gente, por cierto, muy educada) a la Unión Europea para que sus élites dirimieran con su exquisita sabiduría el qué y el porqué de mezclarse con semejante basura posmoderna (los políticos europeos) y tan extremadamente frívola y corrupta. Bien es cierto que la riqueza del comercio de la Unión Europea brilla siempre desde lejos y eso -como el excremento- atrae a las moscas y a los moros, pero…

¿Es suficiente toda esa mierda europeísta para un espíritu puro británico que ha sido dueño de todos los mares y océanos del planeta, o sea, un ser superior por su exquisita educación y comprensión del mundo?

Y ahora, la pregunta geopolítica del millón: ¿Qué se creen estos majaderos de la política alemana coqueteando con el más peligroso presidente ruso de la historia? ¿Por qué el gran mago Boris Johnson hace chistes sobre su estima por Vladímir Putin habiendo envenenado a más de uno en territorio británico?

No es del todo suficiente lo que se explica… Para una respuesta coherente, el lector debe saber en primer lugar que, aunque el capitalismo surgió espontáneamente en la variopinta actividad humana, durante siglos, intercambiando bienes, o comprando y vendiendo cosas, se puede decir sin temor a errar, que el liberalismo económico y capitalista fue inventado por los ingleses…

Así que, en el arte gobernar, los británicos son maestros y los políticos de Bruselas no son más que aficionados de pacotilla que todavía no han derrumbado y pulverizado la Unión Europea porque Washington vigila a toda esta morralla…

El arte de gobernar requiere capacidades ilimitadas para la sátira política; y en este caso la inteligencia británica lo único que ha hecho es echar una mano, hacer un favor, a los idiotas de Bruselas con una genial payasada, que ya dura tres años, empleando la algoritmia cotidiana y quizás la impresentable grosería de utilizar el territorio europeo como una suerte de Shakespeare’s Globe para presumir de “sabios”…

Advertía el jurista romano Cicerón: “No creas que nada puede dejar de suceder, aunque no haya sucedido todavía”… Eso lo sabe Boris Johnson, y su juego consiste en algo tan sencillo como estar dentro o fuera de la Unión europea sin que nadie le toque las narices al establishment británico en lo que se refiere a la english foreign policy o al derecho exclusivo e innegociable de admitir migrantes económicos.

Los británicos piensan que Europa haría bien en reconocer que su élite es corrupta, inculta e ineficiente… Por tanto, ese establishment de opereta, debería ser humilde al aceptar las pretensiones británicas sin alardes espectaculares de “perdón” para el hijo pródigo…

Y sin mariconadas espectaculares de franceses trasnochados que no saben nada sobre el verdadero peligro ruso; o los discursos aberrantes de “humanoides germanos” sobre esa hora que dicen que ha llegado de separarse de los americanos y hacer política exterior propia…

Es hora de estudiar profundamente sobre lo que ocurre en este planeta; hora de cohesionar a una Europa que todavía está en manos de asquerosos antisemitas y despreciables antiamericanos.

El duro camino de los europeos en un mundo violento y de geopolítica cambiante, será más llevadero, fructífero y rico, con los británicos “dentro” aunque se vayan “fuera” para poner en práctica su gran aventura diseñada por el Royal Institute of International Affairs: El ya “famoso” Reino Unido Global con el que pretenden los ingleses trabajar por cuenta propia dejando un pie dentro de la Unión Europea.

Como dicen los ingleses, nadie debería olvidar que la OTAN sigue siendo la NATO… y eso refuerza, aún más, el espíritu democrático y libre de los que piensan como Boris Johnson, un angloamericano que repite las malsonantes palabras del presidente estadounidense, Richard Milhous Nixon: “the English and the Americans do not want to live with impossible fags that dare nothing …

Habría que puntualizar que en la política americana del siglo pasado, no había negativas connotaciones de diversidad sexual en esa expresión, sino crítica soez al entender “mariconada” como adorno estrafalario e inútil en la retórica de un conflicto militar…

Traducir -además- ese “tono” requiere, sobre todo, conocimiento de la anglosfera y algo del lenguaje rudo del enfrentamiento armado: “con maricones insoportables no se puede afrontar una guerra; no queremos tener a esa gente a nuestro lado”…

Los formuladores de políticas de Bruselas, deberían apartar al impresentable payaso de Quai d’Orsay, el señorito Macron, a la señora Merkel de “Calcuta” , a todos los que se parezcan a Jean-Claude Juncker, y al peón de Alemania, el polaco Donald Tusk… Es una situación delicada la que se vive, para que individuos tan poco formados protagonicen la gran amalgama de la división mundial del trabajo espectacular…

Deberían pensar seriamente que lo “strategic, operational and tactical” ya forma parte indiscutible e inseparable de Chatham House y de un Boris Johnson que se ha prestado al “epílogo” de un Brexit que nunca, desde el primer día, ha dejado de ser una comedia con final feliz para todos.

Algunos ya han comprendido el gran fenómeno de la banalización en la política europea desplegado por Federica Mogherini para apoyar con desprecio a la sanguinaria dictadura cubana o al terrorismo persa con sus estrafalarias declaraciones, dada su especialización en vivencias aparentes y ocurrentes…

Señalando a Israel como la causa de todos los males en Oriente Medio… Todo un papel estelar de esta “alta representante de la Unión Europea” que aglutina la estupidez de su apariencia sin grandes profundidades porque dan dolor de cabeza…

Pero curiosamente las masas señalan a Donald Trump como el “ogro”… El establishment europeo vive cómodamente montado en su dinamismo capitalista y ha caído muy por debajo del umbral de la más mínima vida intelectual.

Se creen superiores al presidente estadounidense: un artículo estandarizado y uniforme, de lujo, elaborado por auténticos genios de la gobernanza en Capitol Hill; un producto que todavía no está terminado y la prueba evidente es su multiplicación instantánea por todos los rincones del globo: el Trump italiano, el Trump brasileño, el Trump argentino, el Trump británico…

Esto es la Unión Europea, señoras y caballeros, y los ingleses se han dado cuenta… La mentira europea para el consumo de masas incluso arrastra a la prensa. Las formas inéditas de la ilusión política ya son inimaginables e irreconocibles cuando se producen a gran escala como es el caso del Brexit.

Muy pronto veremos los derroteros de la ausencia de libertad y los ataques a la libre expresión de las ideas en esta maldita Europa.

Sembrar el caos político y parlamentario ya no asusta a nadie. Desde el siglo XVII, la élite inglesa sobrepasa los límites habituales de la verosimiltud cuando despliega una mentira política. No se cansan nunca…

No olviden los lectores que los españoles incluso metieron un Guardia Civil disparando su ametralladora al techo del Parlamento mientras los políticos se escondían como gallinas debajo de las banquetas del Congreso de los Diputados. Las mentiras más miserables suelen durar solo unos días como en Madrid…

Los británicos, sin embargo, quieren el récord; llevan tres años mintiendo y hay apuestas en Londres de que Boris Johnson podría seguir embaucando al rebaño mundial con 10 años más de Brexit…

Para la chusma, para los periodistas incultos, para los grandes manipuladores mediáticos, el Brexit siempre será recordado como una gran amenaza al modus vivendi, sin embargo para los expertos de Beltway no es otra cosa que una political tool de los británicos para ser protagonistas de su propio futuro; el modus operandi de asustar con el hombre lobo a los ciudadanos con derecho a voto…

Alienar a las masas europeas en favor de un objeto fabricado para despachar incertidumbre por todos los rincones. El miedo repartido generosamente por la clase dominante a todos los desheredados de la tierra europea.

Un vodevil deslumbrante, un espectáculo, una escena cumbre para un final anunciado, el tono burlesco para los aldeanos de la globalización; jocosa integración europea para que los italianos, polacos, griegos y rumanos queden advertidos:

Si abandonas la Unión Europea, te multamos, te arruinamos, te dejamos en pelotas y te pudrirás en un rincón, piojoso del demonio”… Dicho esto de forma delicada…

El epílogo ha de ser festivo, alegría de volver al redil, para evitar el desplome definitivo de la Unión Europea.

Así, el europeo, cuanto más contempla el espectáculo político, menos comprende lo que está pasando; cuanto más fija la mirada, menos ve…

Incluso no entiende ni su propia existencia.

 


BORIS JOHNSON : Un genio de la política global

EL GRAN MAGO DE LA POLÍTICA BRITÁNICA -writeintheglobaljungle.com

El gran mago británico: “Púdrete, Bruselas, vete al infierno”

Los nombres aparecidos, hasta ahora, son una minucia intrascendente y se oculta, descaradamente, que hay algo detrás de todo esto, mucho más grave: media Unión Europea señala a la otra media como mafia y esta guerra no ha hecho más que empezar.

ALFONSO M. BECKER  .- para MIAMIDIARIO.COM

Boris Johnson no es un payaso cualquiera; no debería usted confundirlo con el actual efebo desquiciado que hace de presidente francés para entretenimiento de les courtisanes de l’Elysée, porque los demás políticos mundiales ni siquiera lo escuchan y cuando el francés se pasa un poco de la raya, simplemente lo mandan al carajo ridiculizándolo…

O comparar al premier británico con la tragaldabas de salchichas alemana que ha estado a punto de desintegrar la Unión Europea esgrimiendo sus aberrantes ideas de ingeniería migratoria con “ein neuer mein kampf um mohammedanische migranten zu retten” al servicio, siempre, de los fabricantes de automóviles más importantes y ricos del planeta.

Está clarísimo en psicología evolutiva que todos los idiotas incultos comienzan a delirar en cuanto ocupan su palacete, se suben a su avión ministerial y viven como dioses del copón viajando por todo el mundo con su manual de actuaciones protocolarias y sus mariconadas intrascendentes para salvar a la humanidad, a las ballenas, y regalando oxígeno para los pulmones de la plebe, a manos llenas…

Todo hay que decirlo y que contarlo, sobre todo, cuando “unos chulos de mancebía han agarrado el poder en Bruselas y no piensan en soltarlo” (sí, exacto, esta es una de las frases preferidas en los bajos fondos de la Italia del díscolo Matteo Salvini) “porque la mafia de Bruselas ha ideado los mecanismos antidemocráticos más sutiles para perpetuarse como una monarquía hereditaria de la automoción” …

Alcuni protettori del bordello hanno preso il potere a Bruxelles e non intendono rilasciarlo”… Esto es lo que se escribe en Italia, Grecia, Polonia, Hungría, Rumanía, en fin, todos los países de Visegrad, con sus respectivas traducciones…

Pero cuidado: aclaremos algunas cosas antes de que, en la ceremonia de la confusión ideada por algunos polizontes ignorantes alemanes, se oculte la triste realidad de la Unión Europea en un perverso oscurantismo como teoría de la conspiración contra los moros…

Los nombres aparecidos, hasta ahora, son una minucia intrascendente y se oculta, descaradamente, que hay algo detrás de todo esto, mucho más grave: media Unión Europea señala a la otra media como mafia y esta guerra no ha hecho más que empezar.

Tan grave es el asunto que la prestigiosa prensa del “sistema europeo” ha sido puesta en zafarrancho de defensa, como en cualquier dictadura de medio pelo, y es el hazmerreír de la prensa estadounidense y de los tabloides de la anglofonía…

Desengáñese, lector: Cada uno por su sitio, Emmanuel Macron y Angela Merkel, no son otra cosa que productos “manufacturados” en el gran teatro de la gobernanza, es decir, actores mediocres que tienen que interpretar un papel y defender las políticas de la élite dominante a cambio de sueldos estratosféricos y de vivir como reyes acumulando toda una fortuna…

Creo que es conveniente decir que cualqier ciudadano decente debe respeto a sus élites, pero siempre y cuando tengan una talla moral y –al menos— un cierto maquillaje intelectual que oculte la desfachatez y el absurdo de sus amenazantes, autocráticas y falsarias declaraciones “humanitarias” sobre los derechos humanos que por lo visto ni siquiera aplican con rigor a los ciudadanos europeos actuales.

La tremenda ignorancia que muestran en los asuntos geopolíticos esta clerigalla de parásitos de la Unión Europea, esta suerte de “casta sacerdotal” que lo sabe todo sobre Oriente Medio, los asesinos yihadistas, los “enemigos” rusos y los peligrosos chinos, es bien conocida en Israel donde comprenden sorprendidos y sufren, no solo el antisemitismo europeo más virulento desde la Segunda Guerra Mundial, sino el desprecio absoluto de Bruselas por la vida de los hebreos y la existencia del Estado judío.

Intentaré explicar a los lectores qué es lo que realmente ocurre en el Reino Unido para haber llegado a esta situación tan ridícula como para colocar al stablishment británico y al sufrido pueblo inglés al borde de un precipicio que, en el mejor de los casos, se convertiría en un suicidio económico anunciado que solo debería provocar la risa a carcajadas…

Para asimilar estos párrafos de un inicio explicativo, sugiero un repaso mental de la genialidad de Boris Johnson, haciendo como el que escuchaba las chorradas del presidente francés en la reunión del G-7… Que si… “no te vas a salir con la tuya, Boris”, “Te van a multar de lo lindo, pero bien”, “Nada de lo que pides se te va a conceder”, “La salida de la Unión será vuestra ruina”, “No habrá concesiones en el Brexit”, “Alemania y yo no podremos ayudarte en nada”…

El premier británico estaba tan hasta las narices (por no decir hasta los cojones) que cuando el “el guapo príncipe del Elíseo” le hizo una observación sobre la talla de sus zapatos, el golfo de Boris pisoteó la mesa de cedro del Líbano que se mantenía incólume desde el acuerdo Sykes-Picot de 1916; que es lo mismo –permítanme la expresión- que mandarlo a tomar por el culo en inglés…

¿Pero por qué estoy llamando en este artículo “mago” al golfo de Boris Johnson?

Bueno… no soy el primero… Como bien dijo Donald Trump a su equipo de consejeros “solo un golfo británico con agallas puede plantar cara a los que quieren hacer daño al Reino Unido, porque Theresa May es demasiado correcta para tratar con los matones de pacotilla que hay en Bruselas”…

Algunos de mis contactos del periodismo en Mar- a – Lago (Palm Beach) dicen que Donald Trump se refería a tres políticos alemanes que tiene la CIA entre ceja y ceja (De los cuales aclararé algunas cosas en otro artículo) y su “perro rabioso” llaman al presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk… dicen de él en Washington que es “un autócrata en ciernes perfectamente germanizado”…

Como verán los de la prensa del “prestigioso sistema europeo”, la cosa no es tan sencilla como para tomar partido, con los ojos cerrados, por lo que en Washington, Londres, Canberra, Otawa y Wellington se intuye como una suerte de “Cuarto Reich” que los alemanes pretenden implantar, sin pegar ni un solo tiro, en una jugada posmoderna que solo cabe en el cerebro de un idiota con delirios de coches Mercedes Benz…

Dicen los mejores pensadores estadounidenses de la “escuela de Chicago” que lo que realmente están haciendo los británicos es escenificar un “Hasta nunca Europa”… Lo interpretan en Capitol Hill como el sentimiento de desprecio que percibe la élite británica de unos perdedores vengativos de la Segunda Guerra Mundial que quieren hacer daño al Reino Unido.

Pues se están equivocando gravemente porque si lo que Bruselas quiere es deshacerse de su más crítico y poderoso “socio ex imperial” puede hacerlo por la vía legal; pero por la vía moral e histórica, el resto de la Unión Europea y de todos los aliados de Inglaterra dejaría solos a todos los burócratas parásitos que no han sido elegidos democráticamente por ningún europeo…

El asunto es muy grave… La movida es tan peligrosa que Angela Merkel ya se ha echado atrás y dice que ella no opina igual que Macron… O sea, que le han leído la cartilla de que más de una cabeza va a caer en desgracia entre los politicastros europeos que han creído en la decadencia de los Estados Unidos y han enseñado sus cartas, totalmente contrarias a la política exterior estadounidense.

Lo que se advierte en Beltway es que Washington no olvidará que los alemanes están haciendo mucho daño y lo van a pagar muy caro. Cuentan de ellos en los laboratorios de ideas políticas de Boston que una nueva “basura germánica” pretende deshacerse de sus aliados como si Europa fuera de ellos… Se están barajando incluso textos más insultantes y despreciativos contra Berlin.

Washington deja entrever, desde el Departamento de Defensa, que la Unión Europea debe estar podrida de antiamericanos y antijudíos para poder comprender lo que está ocurriendo con la “lealtad” debida a los socios económicos y a los aliados militares…

El Pentágono advierte que la Unión Europea, sin la ayuda militar de la llamada “anglosfera”, ni siquiera tendrá tiempo para sacar la pistola del cinto cuando China y Rusia decidan que la arrogancia de unos majaderos de Bruselas, no es suficiente para detener la invasión y la destrucción de una potencia económica posmoderna que creyó que las guerras se acabaron para siempre…

¿Pero qué puede hacer el gran mago británico ante toda esta gentuza de Bruselas que lo insultan de la misma forma que vituperan a Donald Trump, creyéndose superiores los de Berlin?

Pues sepan los lectores que el payaso de Vauxhall Cross, Boris Johnson, no va a mendigar nada a Brusela; como bien dice ahora el inquilino del 10 de Downing Street “se trata solamente de poner a cada uno en su sitio con el máximo respeto”…

Pero hay algo más importante que la figura del provocador en la política espectacular del siglo XXI que es Donald Trump: la advertencia de la Casa Blanca de que Bruselas no haga daño al Reino Unido porque habrá problemas muy graves para quien se atreva…

Tampoco deben ignorar los lectores que Boris Johnson es tan provocador como Donald Trump… Es decir, se trata de una figura necesaria creada por el MI6 para actuar igual que el presidente americano, amenazando de que no se dejará matar por la basura política bruselense…

Tampoco se debería olvidar que Boris Johnson es un periodista de éxito reconocido en la anglosfera y que es el autor de la crítica más feroz que se ha escrito nunca contra la “mafia de Bruselas” , “burócratas insoportables con sus aberrantes normativas para medir los plátanos y con toda su “mierda” de papeleo insoportable para escrutarlo todo”…

Santo Dios, nos vamos de la Unión Europea porque no soportamos a esos arrogantes que se creen dueños de nuestro destino como país”… O como dice el derechista Mateo Salvini: “Prefiero luchar y morir en libertad antes que ser un esclavo de la élite alemana autócrata y posmoderna”…

Prepárense los lectores para descubrir a un verdadero “loco” británico, mil veces más peligroso que Donald Trump… Si te metes con Trump, lo dejas cabreado y se va enfurecido a tuitear contra tu madre si hace falta… Si te metes con Boris, te llama “hijo de perra” directa y públicamente; eso sí… con cierto estilo poético y con absoluto dominio de la Grecia clásica…

Si quieren que les defina a ese mago les diré lo que dicen de él en Estados Unidos: que es todo un erudito como historiador y un magnífico periodista cuando el periodismo está tan podrido como la Unión Europea.

Boris Johnson tiene el permiso de la reina Isabel para sacar al Reino Unido de este atolladero en el ha caído todo un imperio somnoliente que fue el dueño de todos los mares y que dejó la lengua y la cultura inglesa como legado para todo el planeta.

Que nadie se lleve a engaño: Ni a Estados Unidos ni a la mas exitosa alianza militar de la historia (NATO) le interesan el Brexit ni la desintegración de la Unión Europea. ¿Saben por qué?

Porque Five Eyes anuncia desde hace años que vuelven las guerras de extermino; que hay potencias regionales que quieren matar a todos los judíos, otra vez, que odian a los Estados Unidos al punto de declarar la guerra contra todos los estadounidenses y que rezan y que han declarado una guerra santa para destruir a Israel…

Este gran periodista que es Boris Johnson ha puesto los pies en la mesa del Elíseo y es capaz de mearse en la escalinata del Reichstag para decir a los alemanes que tengan mucho cuidado con lo que hacen porque el llamado “Cuarto Reich” no volverá a suceder ya que está tan muerto como la Alemania nazi… Aunque Boris empieza a dudarlo…

En un tiempo de periodismo enfangado en la mentira posmoderna, Boris Johnson no es otra cosa que el político necesario e indispensable para explicar el por qué del Brexit y para provocar a la Europa antisemita que está cruzando todas las líneas rojas cuando faltan “tres días y medio” para la guerra contra el terrorismo persa y para afrontar la amenaza de China…

¿Y qué me dice de los rusos?

Pamplinas… Boris Johnson, a pesar de haber nacido en los Estados Unidos y de poder presentarse, legalmente, a la presidencia estadounidense si lo desea, tiene el corazón ruso… Igual que el nombre…

Y a pesar de que lanza dardos envenenados contra Vladímir Putin, lo admira y lo quiere como aliado porque no entiende ni quiere comprender, ni admitir, una Unión Europea sin Rusia.

¿Ha quedado claro?

 

Publicado en U.S.A. miamidiario.com

Alfonso M Becker: El gran mago británico, “Púdrete,  Bruselas, vete al infierno”

LOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT” .- by Alfonso M. Becker

LOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT” -writeintheglobaljungle.com

EL PAYASO REAL.- by ALFONSO M. BECKER

El libre comercio es libertad para comerciar”; “No vamos a contribuir económicamente en un club que no nos interesa y al que no vamos a pertenecer”; “Siempre fuimos europeos pero nunca nos gustó la Unión Europea”; “Todo lo demás es asunto nuestro”… “No pasa nada grave”…

Lo que nadie le contó sobre el “Brexit”…

“Deben saber todos los europeos que cuando tenemos que elegir entre Europa y mar abierto, siempre estaremos con el mar abierto “ Winston Churchill.

LOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT”  -writeintheglobaljungle.comEs evidente que el drama shakesperiano, desplegado por el establishment británico para largarse de la Unión Europea, no ha tenido el éxito esperado. El penoso trance que supone afrontar a los burócratas de Bruselas solo es posible de digerir si se es un auténtico payaso británico al servicio de Su Majestad como es Nigel Farage; lo más parecido a un idiota pero retrasado mental…

Quizás por la piedad debida a esa dolencia psíquica, lo perdonamos.

Es la primera vez que la British People se expresa claramente, sin remilgos, y a tumba abierta… Lo está haciendo en entrevistas en los mass-media, o en la calle cuando los ciudadanos comunes y corrientes son asaltados por entrevistadores de medio pelo a tiempo parcial, es decir, por desocupados que se han buscado un titulillo de periodista para tratar de hacerse famosos en este circo, sin cobrar, claro…

En la Facultad periférica nunca le dijeron que en el Reino Unido hay 40.000 periodistas sin empleo… Centenares de ellos ya están muertos y enterrados sin haber trabajado nunca de periodistas. Pero la flema británica es legendaria y tengo amigos españoles que dan fe notarial de lo que ocurre en Londres: ellos tienen el título de periodismo…

Tanto los británicos como mis amigos, saben que en España hay más de 7.500 periodistas titulados que nunca se han ganado la vida con el periodismo. Estos amigos sobreviven en Inglaterra con un miserable bocadillo de beicon ahumado y mortadela italiana con una taza de té, al día… Sueñan, al menos, con dominar el inglés.

Barrer, freír patatas, limpiar la cocina y trabajar de camarero en puestos de comida de mala muerte, no da para más en la ciudad más cara del mundo. Para que el lector se haga una idea de la realidad social en el archipiélago anglófono ,a pocas semanas del “Brexit”, podrían ser 60.000 titulados en periodismo, dado que hace más de 20 años que esas soñadoras criaturas dejaron de actualizar sus datos en las oficinas de empleo.

Estos titulados “a granel” y sin la formación adecuada parecen no existir porque se han pasado la vida lavando platos en restaurantes de mierda y sirviendo comidas baratas por los barrios en una camioneta; o limpiando retretes en las estaciones de trenes como Notting Hill gate, Baker Street, Victoria Station… y pare usted de contar porque toda Inglaterra es lo mismo.

Me cuenta un buen amigo argentino que se acercó con su compañero español como camarógrafo a una señora de cierta edad, en Londres, y le preguntó qué opinaba del Brexit y del terrible drama de dejar la Unión Europea: “Nosotros no somos europeos imbécil, solo somos británicos, nada más, así que váyase a su país y déjeme en paz, extranjero del demonio, periodista degenerado ”…

La última fase del vodevil británico…

Toda la representación teatral del Brexit no ha sido otra cosa que un “tira y afloja” para negociar algo que era impensable para los tontos de Bruselas: que un maldito socio del club, del otro lado del Canal, los mandara al carajo y los amenazara seriamente si se atrevían a hacerle “daño” al Reino Unido…

Se referían en Londres -claro está– a la multimillonaria sanción con la que pretendían rematar a los díscolos brexiters como si una Europa podrida y decadente estuviera en condiciones de amenazar a Londres en tiempos de guerra… Sí, luego les cuento, y así comprenderán este vodevil: estamos viviendo una guerra invisible…

Es verdad que las amenazas eran soterradas, con una Theresa May con cara de cera al modo de Madame Tussauds, que intentaba desplegar simpatía ante una frívola y borracha élite francesa y alemana que miraban con altivez desmedida a la premier de los británicos… “a British premier with a wax face”…

Esto no va a quedar así… Los políticos de Bruselas ni siquiera sabían que el MI6 y la CIA estaban en el negocio… A ciertos actores europeos de reconocida solvencia ya les tiembla la voz.

La incompetencia no tiene fronteras pero lo realmente ridículo es que la llamada “élite” alemana no estuviese al tanto de que una operación de máximo secreto se estaba llevando a cabo para cohesionar a Europa y tratar de desprestigiar a intelectuales como un servidor, que no han parado de decir que la Unión Europea no es otra cosa que un gallinero contenedor de la peor ralea política…

En varios artículos les dije que todo era teatro de Shakespeare pero ,claro, hay que tener algunas nociones de literatura para pillar el hilo del drama y llegar hasta la madeja…

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/53282/punto-de-mira/lo-que-nadie-le-conto-sobre-el-brexit-….html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

All rights reserved.

LOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT”  -writeintheglobaljungle.comLOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT”  -writeintheglobaljungle.comLOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT”  -writeintheglobaljungle.comLOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT”  -writeintheglobaljungle.comLOS GRANDES MANIPULADORES DEL “BREXIT”  -writeintheglobaljungle.com

MEGAMENTIRAS GEOPOLÍTICAS : EL “BREXIT”

 

El “Brexit”, toda una obra de teatro para dominar al rebaño

Decía William Shakespeare que el destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos… Es cierto señor Shakespeare, pero en la Unión Europea que usted nunca llegó a conocer, siempre gana la banca” …

De entre el catálogo de falsedades y burlas manipuladoras que permiten sugerencias o ideas apoteósicas para inventar mentiras políticas, la cultura británica dispone de dos relaciones perfectamente ordenadas:

La primera y la más importante -quizás- es la de Robert Harley, Primer Conde de Oxford y gran amigo de auténticos genios de la literatura y del periodismo como fueron Daniel Defoe, Jonathan Swift y una genial mujer como Delarivier Manley; todos buenos novelistas y oradores, pero Robert Harley los utilizó especialmente como panfletistas políticos contra sus opositores en el Parlamento.

Ese arte creativo en el siglo XVIII era como disponer ahora, a tu gusto, de todos los medios de difusión de masas, todos a tu favor y defendiéndote, para gobernar a “esa turba embrutecida que se ha empeñado en llamarse pueblo”…

Pueden imaginarse los lectores a un Primer Conde de Oxford, speaker en la Cámara de los Comunes, fulminando con sus discursos a todo el que se creyera muy listo y le vacilara en la House of Commons… Esta primera relación de artimañas, artilugios y herramientas políticas para utilizar hábilmente un ardid manipulador tiene un extraordinario parecido sociológico con las tesis de Hannah Arendt…

Si yo tuviera que “entretener” y atormentar durante dos años a los británicos y a todos los ciudadanos de la Unión Europea con un futuro amenazante, sin lugar a dudas, amenazaría con un “Brexit” utilizando todo el arsenal mediático y representando una tragedia al estilo del Bardo de Avon…

Una obra de teatro agotadora y de apariencia interminable como las de William Shakespeare… Algo de lo que todo el mundo hablara y se difundiera hasta en el último rincón del planeta; sin descanso ni para coger aire, durante años, a la espera de un desencadenante dramático que conduzca al epílogo y al apoteósico acto final…

La segunda relación no es menos ingeniosa pero el despliegue de mentiras no debe hacerse con tanto derroche de medios como este “Brexit” ; nada de negociaciones interminables ni advertencias amenazantes, nada de titulares cada semana con fuegos de artificio y nada de guerra dialéctica con los corruptos de Bruselas…

Mientras que con la primera relación estratégica, Robert Harley, asombra y estremece con fuegos artificiales de todos los colores y morfologías, la segunda sugiere la suelta indiscriminada e imprevisible de rumores, a modo de entrañables palomas, que deben extenderse entre los periodistas como si de exclusivas periodísticas se tratase.

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/49633/punto-de-mira/el-brexit-toda-una-obra-de-teatro-para-dominar-al-rebano.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

EL REINO UNIDO GLOBAL ADVIERTE A BRUSELAS.

¿Saben que Tom Tugendhat dará mucho que hablar?

Hay un tipo al que se le ha metido en la cabeza, al igual que a mí, que no habrá Brexit, que eso es imposible; y lo que es imposible, no puede ser…

Los políticos británicos ya lo han visto todo sobre el borde del abismo en el que se encuentra la Unión Europea. Han visto a un borracho dirigiendo el Consejo de Europa, tropezando con todo y no cayendo al vacío, existencial y político, por puñetero milagro…

El antijudaísmo crece hasta niveles insospechados mientras la élite posmoderna de Bruselas se lo pasa a lo grande en los banquetes pantagruélicos, bebiendo hasta los niveles del coma etílico y fornicando encima de la mesa con alegres damas, e incluso por doquier, sin reparos ni corrección política, mientras Europa se derrumba.

Llevo dos años escribiendo que no habrá “Brexit”… Lo he repetido en una docena de artículos de prensa, y lo he hecho a contracorriente; con un atrevimiento fuera de lo común ante un millonario rebaño de cotorras del periodismo, expertos galácticos que pontificaban la salida del Reino Unido del proyecto europeo que es (y ha sido siempre) algo así como salir de un club de ricos donde se come caviar y elegir vivir en medio de la calle sin nada que llevarse a la boca y con todos sus peligros…

Pero los laboratorios de ideas británicos señalaban a la Unión Europea como un ente demasiado corrupto y desorganizado para vivir con ellos; lo que determinaba que era inevitable e ineludible largarse si se quiere sobrevivir en un futuro mundo caótico que ya ha llegado, y lo ha hecho antes de tiempo gracias a doña Angela Merkel, Emmanuel Macron, y todos los que callan que el Islam combativo y terrorista se ha infiltrado en la Unión Europea para destruirla desde dentro y desde afuera…

Es cierto que hay enemigos mucho más peligrosos, pero que los cortadores de cuello del Islam campen a sus anchas por Europa es el colmo de la frivolidad bruselense. El “Brexit” fue diseñado porque se sabía que la antiamericana Alemania era capaz de llevar el proyecto europeo hasta el borde del precipicio y ¡albricias que lo han conseguido!

Las fuentes del Joint Intelligence Committee de los británicos, respecto a la Europa decadente y podrida, no fallan nunca, no se equivocan, no cometen errores cuando ven con sus propios ojos a los personajillos de política barata instalados en el Palacio del Elíseo francés, como Macron, o en Schloss Bellevue, la sede de la presidencia en Berlín desde donde Merkel comenzó el ciclo histórico para la destrucción de la Unión Europea con sus delirios de aristocracia germana…

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/49010/saben-que-tom-tugendhat-dara-mucho-que-hablar.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

MENTIRAS Y ESPECTÁCULO POLÍTICO DE MASAS.- by Alfonso M. Becker

BREXIT Y DONAL TRUMP PARA MANIPULAR A LA MASA- writeintheglobaljungle.com –

 

Ahora no pueden matar a Donald Trump…

We the People of the United States, in Order to form a more perfect Union, establish Justice, insure domestic Tranquility…”

ALFONSO M. BECKER EN TWITERUna gran parte de este grandioso pero “estrecho” mundo civilizado tiembla cuando una entidad tan importante para la economía global como la Unión Europea parece tambalearse… El poderoso aparato de propaganda de las élites de este asqueroso y viejo continente se pone en marcha al menor atisbo de hartazgo de la ciudadanía. Pero estimado lector, no se pase de listo preguntándose ¿por qué asqueroso?… Lo de viejo está bien pero… ¿asqueroso? ¿Tanto asco puede dar un continente? ¿Puede la Unión Europea causar tanta repulsión moral o física? Pues poco a poco se dará cuenta y encontrará sus respuestas apropiadas.

.

Y usted, lector estadounidense, también las encontrará, porque todo lo que es Estados Unidos, lo ha copiado de Europa… Mejor dicho, somos los europeos, con una fuerza de trabajo multiétnica, los que hemos construido un país como Estados Unidos, debido al asco que nos daba Europa, a lo poco que era capaz de ofrecer a sus hijos esta envejecida y corrupta sociedad y con la esperanza de levantar toda una nueva tierra prometida al otro lado del océano… Lejos de lo podrido… En esta segunda década del siglo XXI, ese sofisticado aparato de propaganda de la Unión Europea, no solo se pone en marcha para que no se derrumbe la potencia económica y de poder blando más importante del planeta, mucho más que U.S.A., sino que quiero explicar a todos que Bruselas y las élites europeas son los “inventores” de todos los supuestos intentos secesionistas en tierras europeas.

.

Si observan detenidamente la evolución “amenazante” del Brexit, el Nexit o el Quienquieraexit, no se trata nada más que de una maquiavélica estratagema de los perversos políticos de Bruselas para utilizar el pánico como instrumento de dominio… Quizás para ser más benévolos habría que decir que lo utilizan como instrumento de cohesión ya que la Iglesia “tendiendo puentes”, está pasada de moda y más aún los torpes consiglieri que se han empeñado en destrozar el papado de Francisco entre los contubernios internos del Vaticano… Estos politicastros europeos tienen cierto parecido con los del Republican Party, pues -al igual que ellos- utilizan actores y actrices como la corista mexicana de la farándula que odia a Donald Trump porque queda muy moderno…

.

La Historia está para leerla y al menos para enterarse de algo… Ahora, si quieres ser alguien en Hollywood tienes que odiar a Donald Trump y sumarte al coro de putas y bastardos que diría el dictador Fidel Castro… Esa Historia hay que leerla para comprender cómo vivían del cuento los “gusanos anticastristas” y cómo solamente triunfaban en Florida los cantantes, periodistas, actores y políticos que se sumaban al aparato de propaganda del legendario genio de la política Jorge Mas Canosa… Quizás ahora pueden comprender los lectores la catadura moral del “gusano”, la más baja expresión de “animal” político… la sabandija política, la prostituta del entramado republicano… No olviden que Cuba también es una república… No es solo en la Habana donde se buscan la vida las putas…

.

La erótica y sensual celebrity mexicana-estadounidense, Kate del Castillo, es utilizada no solo por el Gobierno mexicano como maniobra diversiva, social y política para ocultar en la bruma “Trumpetista” al país más corrupto de la Tierra, al país en el que políticos y crimen organizado podrían ser la misma cosa si te descuidas de saber con quién hablas… una cortina de humo al país que asesina casi a la totalidad de sus periodistas, uno de los infiernos de la droga y tráfico de estupefacientes, al país líder mundial en desaparición y asesinatos de mujeres, a uno de los países más violentos del globo terrestre… Este puñetero país -que diría y dijo el dictador Fulgencio Batista- es el que pretende abanderar a todos los hispanos contra Donald Trump… Si se pone usted a reflexionar, querido lector, no puede pensar otra cosa que “estos hispanos tienen lo que se merecen”…

.

Decían los situacionistas europeos que la puta y el gusano son de extraordinaria utilidad en política porque son arribistas por antonomasia y en la sociedad del espectáculo son el más claro ejemplo de lejanía y apartamiento de algo que en Filosofía es un ideal que agrupa a los espíritus nobles y reanima la crítica en el corazón de las democracias occidentales en este nuevo milenio: la ética.

La puta y el gusano nunca alcanzan la educación adecuada por muchos títulos que compren y por muchos doctorados honoris causa que les regalen… porque carecen de discurso convincente para una sociedad europea o estadounidense, posmoderna pero de cierto nivel intelectual, al menos comparándola con el resto del planeta Tierra… No hay mucha diferencia, la verdad, pero la vieja Europa es perra escaldada y se sabe todos los trucos manipuladores…

.

Cuando digo que no pasa nada con el Brexit, lo que quiero decir que a los europeos les importa un rábano todo este tinglado montado por sus corruptos políticos… Todo el mundo sabe en Europa que la única forma de sobrevivir en un planeta repleto de asesinos musulmanes es en unos Estados Unidos de Europa inseparables de los Estados Unidos de América… Eso es lo que nos hace fuertes. Eso es lo que nos hace prácticamente invencibles y eso es lo que nos permite escribir con soltura en los medios de comunicación de masas; porque esa fuerza moral nos invade y alimenta la reflexión filosófica, jurídica y deontológica. Porque los europeos y los estadounidenses, generamos intelectualidad, libertad y democracia, aún en la peor de las penurias… En Europa no pasa absolutamente nada… Todo lo del Brexit es un montaje. Quizás usted no lo sabe porque desconoce que somos únicos en conformar instituciones, situaciones como los referéndum de infarto y prácticas colectivas inéditas.

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/reino-unido/donald-trump/alfonso-m-becker/brexit/360989

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

BREXIT Y DONAL TRUMP PARA MANIPULAR A LA MASA- writeintheglobaljungle.com –1BREXIT Y DONAL TRUMP PARA MANIPULAR A LA MASA- writeintheglobaljungle.com –2BREXIT Y DONAL TRUMP PARA MANIPULAR A LA MASA- writeintheglobaljungle.com –3BREXIT Y DONAL TRUMP PARA MANIPULAR A LA MASA- writeintheglobaljungle.com –4LA GRAN ESTAFA REPUBLICANAMANIPULAC ION MEDIATICATEATRO POLÍTICO