Archivos en la Categoría: UNIÓN EUROPEA

FORT TRUMP … by Alfonso M. Becker

Fort Trump

 El americano que señaló el camino… Ese podría ser el título de un formidable impulso dirigido por Donald Trump para conmover a los europeos, a los hombres y mujeres de Europa que están obligados moralmente a consolidar la plenitud territorial de una extraordinaria tierra que es nuestra casa; y a defender un rico y maravilloso tesoro que es nuestra cultura judeocristiana.

Esa invitación que hace el actual presidente U.S.A. está siendo escuchada por todos los desposeídos; por las clases medias atacadas y machacadas, por los más listos y los más humildes y simples ciudadanos de la Unión, por los jóvenes soñadores de los cuatro puntos cardinales de este viejo continente; de los distintos países europeos y de aquellos habitantes de ignotos países que quieren ser europeos para tener algo de futuro en su cabeza pensante.

Hombres y mujeres dotados de una singular psicología para sobrevivir y para progresar

que resisten el envite de una autocracia financiera disfrazada de democracia y los terribles empujones de una casta política alemana que hasta ahora solo han demostrado ser parásitos indeseables con menos cerebro que un piojo enano…

Gracias a Estados Unidos de América, en Europa hemos podido comprobar que esta triste expresión de gobernantes en Bruselas no solo carece de pensamiento estratégico sino que además poseen una ridícula personalidad en la que brilla su incultura, se manifiesta su borrachera posmoderna, sus delirios de nuevos ricos y su bajeza intelectual.

Voy a contarles una historia muy simple y sencilla… Es la de un tonto en apariencia que consiguió ganar unas elecciones para sentarse en el “trono” del país más poderoso del planeta Tierra…

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://miamidiario.com/alfonso-m-becker-fort-trump/

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

EUROPA SE PUDRE… ¡ No te vayas, Londres ! ¡ Vuelve !

ESTÁ CLARO QUE LA UNIÓN EUROPEA TIENDE A LA DESINTEGRACIÓN Y QUE EL EURO CIRCULA A LA DERIVA…

SOLO EL IMPERIO ANGLOSAJÓN TIENE CAPACIDAD PARA IMPEDIR EL COLAPSO DE LA UNIÓN EUROPEA EN ESTE CRÍTICO AÑO 2019

De campo de refugiados a campo de batalla…

Shikata ga nai” No hay más remedio…

Una cosa es un imperio y otra bien distinta es una gran potencia… Es de una ridiculez espantosa que la clerigalla de parásitos instalados como élite en Bruselas pretenda ante los Estados Unidos un trato de igual a igual… Es absurdo… Estados Unidos es una superpotencia mundial, hasta ahora, inigualable. Eso no lo digo solamente yo, sino el Kremlin por boca y voz del presidente ruso Vladímir Putin.

Bien es cierto que solamente el PIB de Alemania es 5 veces superior al de Rusia en una relación anual comparada de 41.000 euros para Alemania y 9.000 para Rusia, lo que podría llevarnos a pensar que entre toda la Unión Europea el poderío, en un sentido amplio de la palabra, sería tan aplastante en un hipotético enfrentamiento militar contra los rusos, que los militares europeos ganarían por goleada…

Sin embargo, eso no es verdad. Son muchos factores los que determinan que Rusia sea hoy una superpotencia capacitada para destruir, prácticamente, todas las fuerzas de defensa europeas en 24 horas, apoderarse de Alemania y de todas las antiguas repúblicas y territorios que conformaban el antiguo “telón de acero”, y negociar un nuevo estatus con los vencidos; para que vayan a vacilarle a cualquier gilipollas de la BMW, o a cualquier idiota de la Volkswagen.

Estos políticos europeos de escasas capacidades intelectuales, que han surgido y proliferan con mucho éxito en los gobiernos corruptos, se multiplican como las sabandijas,

precisamente, gracias a la espléndida bonanza ofrecida por el imperio americano durante 70 años. Esa “hegemonía” global que tanto envidian los chinos y a la que tanto odian los mahometanos.

No se caracterizan los dirigentes europeos especialmente por una brillante política exterior, eso es cierto, tampoco saben ni entienden el gravísimo periodo de la historia que estamos viviendo y -mucho menos- las penurias que están padeciendo las que un día fueron clases medias que hicieron posible la paz y el progreso. Ni uno solo de los políticos de Bruselas es reconocido por la ciudadanía como una persona decente.

Precisamente los conocen por todo lo contrario: los políticos europeos son portadores de una absoluta ceguera intelectual en una frívola carrera hacia el abismo. Son ellos los que están provocando que llegue el día en el que decenas de millones de seres de un nuevo Mouvement des gilets jaunes , mil veces más violento y capaz de incendiar toda Europa, sea el caldo de cultivo para que la turba yihadista aproveche las aguas revueltas y deje en ridículo a los servicios de inteligencia europeos, evidentemente adormecidos en esta aberrante orgía.

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/50935/punto-de-mira/de-campo-de-refugiados-a-campo-de-batalla.html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

ALEMANIA DESTRUIRÁ EUROPA POR 3ª VEZ… by Alfonso M. Becker

Europa hacia el infierno y a toda máquina…

 

Que Angela Merkel ha destruido la Unión Europea es algo que nadie puede negar. Estamos asistiendo a un suceso histórico que no es nada sorprendente ya que Alemania destruyó Europa dos veces durante el siglo XX comenzando dos guerras de exterminio y siendo protagonista del más grande genocidio de la historia de la humanidad.

Como dice la sabiduría popular en España- “No hay dos sin tres”… Europa lleva el mismo camino con una Alemania al frente que ya es tan poderosa económicamente como los Estados Unidos.

Pero lo realmente cierto es que nadie se atreve, siquiera, a expresar un pensamiento libremente por temor a nadar contra corriente en aguas políticas realmente pervertidas; el Estado policial se asoma desde las últimas ventanas del Bundestag… Las amistades peligrosas comienzan a aflorar con los aplausos de China, de Rusia y hasta de los terroristas persas…

El truco de la retórica propagandista es muy antiguo y se inventó en Alemania; solo se necesita un buen “amplificador” como metáfora al uso para que quede claro el inquebrantable amor que tienen los alemanes por los judíos; lo que determina un salvoconducto para que su élite corrupta pueda buscar con ansiedad a islamófobos con su lupa semántica ya que son “expertos” en racismo… Lo dice la historia…

Lo que también nos dice la historia reciente es que, en la sociedad de pensamiento único que los polizontes de bruselas pretenden instaurar en la Unión Europea, es que ya se comenta con cierta sorna una suerte de “Der Reichstagsbrand” que permita suspender las libertades democráticas por un tiempo determinado que podría ser… hasta que el Cuarto Reich se establezca y se consolide…

Los díscolos, histriónicos y grandilocuentes políticos italianos no son los únicos que no se fían de alemanes y franceses; toda la Europa central que fue esclavizada por la URSS está viviendo en un zafarrancho de nervios que no tiene precedentes. Todos se han dado cuenta de que los multimillonarios y corruptos políticos alemanes tienen su propio proyecto para Europa; un proyecto en el que no cuentan con Washington.

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/50445/punto-de-mira/europa-hacia-el-infierno-y-a-toda-maquina….html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

EL REINO UNIDO GLOBAL ADVIERTE A BRUSELAS.

¿Saben que Tom Tugendhat dará mucho que hablar?

Hay un tipo al que se le ha metido en la cabeza, al igual que a mí, que no habrá Brexit, que eso es imposible; y lo que es imposible, no puede ser…

Los políticos británicos ya lo han visto todo sobre el borde del abismo en el que se encuentra la Unión Europea. Han visto a un borracho dirigiendo el Consejo de Europa, tropezando con todo y no cayendo al vacío, existencial y político, por puñetero milagro…

El antijudaísmo crece hasta niveles insospechados mientras la élite posmoderna de Bruselas se lo pasa a lo grande en los banquetes pantagruélicos, bebiendo hasta los niveles del coma etílico y fornicando encima de la mesa con alegres damas, e incluso por doquier, sin reparos ni corrección política, mientras Europa se derrumba.

Llevo dos años escribiendo que no habrá “Brexit”… Lo he repetido en una docena de artículos de prensa, y lo he hecho a contracorriente; con un atrevimiento fuera de lo común ante un millonario rebaño de cotorras del periodismo, expertos galácticos que pontificaban la salida del Reino Unido del proyecto europeo que es (y ha sido siempre) algo así como salir de un club de ricos donde se come caviar y elegir vivir en medio de la calle sin nada que llevarse a la boca y con todos sus peligros…

Pero los laboratorios de ideas británicos señalaban a la Unión Europea como un ente demasiado corrupto y desorganizado para vivir con ellos; lo que determinaba que era inevitable e ineludible largarse si se quiere sobrevivir en un futuro mundo caótico que ya ha llegado, y lo ha hecho antes de tiempo gracias a doña Angela Merkel, Emmanuel Macron, y todos los que callan que el Islam combativo y terrorista se ha infiltrado en la Unión Europea para destruirla desde dentro y desde afuera…

Es cierto que hay enemigos mucho más peligrosos, pero que los cortadores de cuello del Islam campen a sus anchas por Europa es el colmo de la frivolidad bruselense. El “Brexit” fue diseñado porque se sabía que la antiamericana Alemania era capaz de llevar el proyecto europeo hasta el borde del precipicio y ¡albricias que lo han conseguido!

Las fuentes del Joint Intelligence Committee de los británicos, respecto a la Europa decadente y podrida, no fallan nunca, no se equivocan, no cometen errores cuando ven con sus propios ojos a los personajillos de política barata instalados en el Palacio del Elíseo francés, como Macron, o en Schloss Bellevue, la sede de la presidencia en Berlín desde donde Merkel comenzó el ciclo histórico para la destrucción de la Unión Europea con sus delirios de aristocracia germana…

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/49010/saben-que-tom-tugendhat-dara-mucho-que-hablar.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

TODA LA GENIALIDAD DE UN INTELECTUAL GAY PARA TRATAR DE SALVAR A EUROPA

LOS INTELECTUALES DE TODO EL MUNDO NO PUEDEN CREER LO QUE ESTÁ OCURRIENDO…

EL STABLISHMENT POLÍTICO DE BRUSELAS ESTÁ DESTRUYENDO EUROPA Y DESPRECIANDO LA CULTURA JUDEOCRISTIANA

 

Francia: ¿una revuelta contra las élites de Europa?

Durante años, los que escribíamos y nos preocupábamos por el auge del islam en la Europa occidental sabíamos que, al final, si los gobiernos de estos países no cambiaban el rumbo drásticamente, algo iba a pasar. Hasta ahora, los nativos han sido, en su mayoría, notablemente mansos. Han tragado mucho. Sus líderes han llenado sus países con enormes cantidades de inmigrantes de Oriente Medio y el norte de África, de los cuales una desproporcionada cifra dejaron claro que no tenían ninguna intención de unirse plenamente o contribuir a sus sociedades de acogida sino, más bien, se contentaban con coger, herir, dañar y destruir, y estaban decididos, a la larga, a conquistar y gobernar.

Nadie le ha preguntado nunca a los ciudadanos de la Europa occidental si querían que sus países se transformaran radicalmente de esta manera. La transformación, además, se intensificó cada año. En algún momento, sin duda, las poblaciones nativas de la Europa occidental reaccionarían.

¿Pero qué forma tomaría? Los que estamos profesionalmente preocupados por estos temas hemos pasado horas sopesando esta pregunta. Nos preguntábamos unos a otros: ¿qué crees que pasará? Algunos profetizaron la balcanización. Ya había zonas de exclusión, enclaves en la periferia de las grandes ciudades donde los “infieles” no eran bienvenidos y la policía y los bomberos eran por sistema bombardeados con piedras si se atrevían a inmiscuirse. Era suficientemente fácil imaginar que esas zonas se expandirían, que su soberanía de facto bajo la ley de la sharia se reconocería oficialmente y que se establecería algún tipo de relativa estabilidad. Otros observadores predijeron que los nativos provocarían disturbios; no las élites cuyas vidas personales se veían mínimamente afectadas por la presencia musulmana en sus países, sino las personas menos privilegiadas cuyos barrios y colegios se han convertido en zonas peligrosas, a los que se les han subido repetidamente los impuestos para pagar enormes salarios a miembros de organizaciones de inmigrantes, y cuyos médicos y hospitales se han visto tan sobrecargados por los recién llegados que los tratamientos vitales se racionaron cada vez más y las listas de esperas fueron cada vez más largas.

En 2016, los británicos conmocionaron al mundo al votar a favor del Brexit, y unos meses más tarde los estadounidenses obraron un milagro aún mayor al elegir a Donald Trump para la presidencia. Algunos analistas esperaban que las elecciones en Francia, Suecia y los Países Bajos también arrojaran unos sensacionales resultados, pero a pesar de los progresos logrados por los partidos a favor de controlar la inmigración, como la Agrupación Nacional (antiguo Frente Nacional) de Marine Le Pen, los Demócratas Suecos y el Partido de la Libertad de Geert Wilders y el Foro por la Democracia de Thierry Baudet, ambos de los Países Bajos, esas victorias fueron menores de lo esperado. Por otro lado, el año pasado los austriacos eligieron como canciller a Sebastian Kurz, enérgico detractor de las cuotas de asilo impuestas por la UE, y este año el cargo de primer ministro italiano fue para Giuseppe Conte, que ha adoptado una firme postura contra los inmigrantes ilegales y que ha vetado los barcos de inmigrantes en los puertos italianos.

La noticia más importante en este frente, sin embargo, no se ha producido en las urnas. Este año los británicos han expresado cada vez más indignación por la chapuza de Theresa May con el Brexit y, durante el verano, salieron a las calles a protestar por el encarcelamiento ilegítimo de Tommy Robinson, que en ese país se ha convertido en el rostro de la resistencia a la islamización. Además, en las últimas semanas, ciudadanos franceses de todo el espectro político, sobre todo los provenientes de pequeñas localidades y áreas rurales, no sólo han llevado a cabo protestas públicas por temas corrientes –esa perenne actividad recreativa gala–, sino que han provocado revueltas y cometido actos de vandalismo en París y otras grandes ciudades, y saqueado lugares emblemáticos como los Campos Elíseos, obligando al cierre de la Torre Eiffel y el Louvre, e incluso causando daños al Arco del Triunfo.

Al principio se dijo que los franceses estaban enfadados por una subida de los impuestos al combustible que había sido motivada por las prioridades medioambientales del presidente Emmanuel Macron. “El precio de la gasolina se ha puesto de no creer”, dijo el otro día Ghislain Coutard, al que se le atribuye la creación del llamado movimiento de los chalecos amarillos, y después habló de que algunos amigos suyos “están apenas sobreviviendo” a causa del coste de poseer un coche. “El menor problema con el coche se convierte en una catástrofe –explicó­–. Tienes que meterte en deudas y después nunca terminan”. Por desgracia, incluso después de que Macron, al darse cuenta de que se había pasado, canceló la subida del impuesto, las revueltas continuaron.

Los periodistas se han visto en apuros para obtener explicaciones claras y concisas de los agitadores y sus motivos y objetivos. Quizá los agitadores no encuentran las palabras, quizá están expresando una rabia que aún tienen que saber articular. O quizá son reacios a decir en alto lo que piensan por temor a que los llamen xenófobos, islamófobos o racistas. En una entrevista el otro día, el filósofo francés Alain Fienkelkraut atribuyó las revueltas a la inseguridad económica y cultural por parte de las clases étnicas baja y media francesas, personas que han sido expulsadas de los centros de las grandes ciudades por la subida de los alquileres, que han visto sus trabajos y pequeños negocios destruidos por las tasas y regulaciones “verdes”, que sienten que han perdido en una lucha de poder con los inmigrantes musulmanes, y que sienten que sus clases dirigentes han tenido más simpatía hacia los inmigrantes que hacia ellos.

Ahora las revueltas se han extendido a Bélgica y los Países Bajos. Allí, también, los objetivos de los agitadores pueden ser imprecisos. Associated Press citó a una anciana mujer holandesa que se quejaba de los impuestos, la escasez de la vivienda y la pérdida de prestaciones sociales: “La red de prestaciones sociales con la que crecimos ha desaparecido –dijo–. El Gobierno no está ahí para la gente. Está ahí para proteger sus propios intereses”. Por supuesto, esos “intereses” incluyen priorizar las gratuidades para los inmigrantes a costa de los holandeses que han aportado toda una vida de trabajo. Aún hoy, sin embargo, para muchos nativos europeos occidentales, puede ser más fácil ser un insurrecto que habla honestamente sobre el islam y la inmigración.

¿Se extenderán aún más estas revueltas? En cierto modo es difícil imaginarse a los escandinavos de a pie provocando revueltas, son demasiado suaves. Su idea de una manifestación pública consiste en una tranquila vigía a la luz de las velas. En cuanto a los alemanes, son demasiado ordenados para estallar con levantamientos espontáneos. Sí, se les da muy bien marchar en fila india a las órdenes de algún maniaco fascista histérico, pero no se sienten individualmente inclinados a estallar con violencia. De nuevo, esa impresión podría ser equivocada. Después de todo, fue bastante sorprendente ver a tantos británicos normalmente educados, e incluso reprimidos, amontonarse en las plazas londinenses para expresar su solidaridad con Tommy Robinson. Así que tal vez estos agitadores franceses sí se extiendan por toda la Europa occidental. Quizá ya llega: el comienzo de la resistencia de los ciudadanos de la Europa occidental contra el desastroso proyecto multicultural y globalista de las élites europeas. O tal vez es sólo un paso más que nos acerca al día del juicio final del continente. Deberemos averiguarlo a tiempo.

 

Bruce Bawer El último grito para salvar Europa”

Bruce Bawer, (Nueva York, 31 de octubre de 1956) es un ensayista, escritor y periodista estadounidense, que vive en Europa desde 1998. Colabora habitualmente en publicaciones tan relevantes como The New York Times, Newsweek, The Wall Street Journal, The Washington Post, entre otras. Es también autor de varios libros, como A Place at the Table: The Gay Individual in American Society, Prophets and Professors: Essays On the Lives and Work of Modern Poets y Stealing Jesus: How Fundamentalism Betrays Christianity.

While Europe Slept: How Radical Islam is Destroying the West from Within (2006) ha sido traducida al castellano con el título Mientras Europa duerme. De cómo el islamismo radical está destruyendo Occidente desde dentro (Gota a gota, Madrid, 2007). Fue nominado para el Premio National Book Critics Circle en 2006 en la categoría de crítica.

En 1998 Bawer se trasladó desde Nueva York a Ámsterdam, donde consideraba que se encontraría en un ambiente más liberal y favorable para él y su pareja homosexual. Huyendo del creciente fundamentalismo cristiano estadounidense, se encontró para su sorpresa con otro fundamentalismo en su opinión mucho peor: el fundamentalismo islámico que se extendía a sus ojos por Europa. Ha viajado por distintas capitales europeas, que le dieron pie a su obra sobre la crisis democrática europea, que ha denominado “momento Weimar”, haciendo una analogía de las actuales políticas europeas frente al islamismo con las políticas de apaciguamiento de los años 1930 frente al ascenso del nacionalsocialismo en Europa.

Actualmente vive en Noruega.

……………………………………..

TODA LA GRANDEZA DE UN INTELECTUAL GAY Y TODA LA AGUDEZA DE UN PERIODISTA, ENSAYISTA Y ESCRITOR HOMOSEXUAL ESTADOUNIDENSE QUE HA COMPRENDIDO PERFECTAMENTE QUE EUROPA ESTÁ AL BORDE DE SU DESAPARICIÓN COMO CULTURA Y PUEBLO POR CULPA DE SU ÉLITE POLÍTICA…

Bruce Bawer :Despierta Europa”

 

Bruce Bawer es un escritor y traductor norteamericano nacido en Nueva York. Vive en Europa desde hace bastantes años. Se mudó por amor, porque su pareja (Bawer es gay) es de aquí. También por la fascinación que la vieja Europa, de apariencia tan sofisticada, tan rica en historia y tan agradable para vivir, ejerce sobre tantos norteamericanos convertidos en expat, como ellos dicen (por “expatriados), más por voluntad que a la fuerza.

Cuando se vino a Europa, Bawer también andaba aburrido de algo que entonces él consideraba avasallador y peligroso: el “fundamentalismo” cristiano evangélico, al que dedicó muchas horas de trabajo y un libro, Stealing Jesus, algo así como “El robo de Jesucristo”. Bawer parecía destinado a vivir en Ámsterdam o Berlín, alguna ciudad cosmopolita que le ofreciera lo mismo que había dejado atrás en Nueva York… más el toque europeo. Acabó en un sitio bastante inverosímil. Oslo, ni más ni menos. Con una terquedad característicamente norteamericana, convirtió este reducto un poco al margen, incluso algo provinciano, que le había tocado en suerte en un observatorio ideal de la realidad europea.

Uno de los resultados de esta actitud es el libro que ahora publica en español la editorial Gota a Gota bajo el título de Mientras Europa duerme. Bawer describe aquí, con agudeza extraordinaria, cómo Europa, ese paraíso tolerante y abierto que él había soñado y en el que por fin vivía, se ha ido convirtiendo ante sus ojos en un mundo nuevo. Y sumamente desagradable. La palabra “tolerancia” es una de las claves de esta deriva; también la “paz” y el “multiculturalismo”.

Europa, efectivamente, está abdicando de la defensa de sus antiguos ideales. Ante la intolerancia, la falta de respeto por los Derechos Humanos, la brutalidad y la censura que el islamismo está consiguiendo infiltrar en sus países, los europeos han decidido inhibirse, no defender la libertad (la suya propia), recluirse en un mundo de apariencia ideal donde está mal visto, cuando no prohibido, disentir de la actitud de rendición. A Bawer, más preocupado por el destino de Europa que muchos europeos, le revuelve el estómago la perspectiva de que el Viejo Continente se convierta en un parque temático de tamaño natural… con el islam como religión y cultura dominante.

Y lo cuenta muy bien. Describe este proceso no en forma de ensayo, al modo en que lo ha podido hacer Glucksmann en Occidente contra Occidente. Construye un relato, el de su periplo personal, marcado por los jalones de ese nuevo rapto de Europa que todos llevamos marcado a sangre y fuego en nuestra memoria: el 11-S y las infames reacciones que suscitó, el asesinato de Pim Fortuyn y luego el de Theo Van Gogh, o los atentados de Madrid (que Bawer, como es lógico, interpreta únicamente en clave de terrorismo islámico, pero el ejemplo no por eso resulta menos elocuente).

En más de una ocasión, Mientras Europa duerme recuerda Mi vida, mi libertad, el segundo libro de Hirsi Ali. Un personaje en busca de una cierta forma de libertad cuenta cómo, habiendo creído descubrirla en un país europeo, llega pronto el desengaño. En los dos casos el agente exterior es el mismo: el islam y el islamismo –entre líneas, Bawer se pregunta qué distancia hay entre uno y otro–, que está protagonizando un cambio demográfico y cultural gigantesco. También es idéntica la raíz del mal. Siempre habrá fanáticos y totalitarios. La cuestión es no rendirse ante ellos. El libro de Bawer es un llamamiento a la acción, a despertarse ante la voluntaria servidumbre que muchos europeos están aceptando como si fuera irremediable o, aún más increíble, como si fuera un progreso, un avance.

Al tiempo que una descripción y un toque a rebato, Mientras Europa duerme incorpora otra dimensión. Y es la de cómo un norteamericano redescubre, en contraste con lo que está viviendo en Europa, su propio país. Bawer no deja de ser crítico con él, como lo son muchos norteamericanos –que en esto se parecen bastante a los españoles–. Pero al contemplar la siesta y la molicie de una Europa que ha optado por la rendición preventiva, el ejemplo norteamericano –su patriotismo, el dinamismo de una sociedad que se niega a depender del Estado, el empeño en integrar a los inmigrantes en una identidad orgullosa de sí misma– se torna más y más positivo.

En resumen, la perspicacia, el coraje –y el talento– de Bruce Bawer permiten a éste describir al mismo tiempo el despeñadero europeo y contrastarlo con otro lugar –¿otra cultura?– que ofrece soluciones a esa misma deriva. La paradoja, que muchos no sabrán apreciar, es que ese lugar, Estados Unidos, es la encarnación de lo que una vez fue un sueño europeo de libertad e igualdad ante la ley, hoy amenazado por el islam y el empeño suicida de quienes deberían ser los herederos del ideal primero.

Un libro valiente, complejo y claro a la vez, y además ameno como pocos. Se lee de un tirón, sin exageración de ninguna clase. No dejen de precipitarse a comprarlo, ahora mismo, en la librería más próxima. De lectura obligatoria.

IDIOTAS E IGNORANTES DE LA POLÍTICA DESTRUIRÁN EUROPA

Élite frívola e ignorante que destruye Europa…

El verdadero calentamiento global ocurrirá cuando la Unión Europea sea pasto de las llamas revolucionarias; y de sus cenizas no vuelva a salir, nunca más, ningún ave fénix…” La cita es mía.

El gran teatro de la temperatura mundial y del aire acondicionado constituye, hoy en día, la producción espectacular básica de miedos y amenazas para alienar a la sociedad y convertirla en un aterrorizado rebaño consumista de ideas aberrantes, alimentos envenenados, libros adulterados, escuelas pervertidas y delirios sexuales en nombre de una supuesta expansión económica que, en realidad, no es otra cosa que alienar hasta la saciedad para destruir la capacidad de crítica de un ser humano. Claro que la cita es mía… ¿Pasa algo?

Algunos como el presidente francés Emmanuel Macron o como la canciller alemana Angela Merkel, son el más claro ejemplo histórico de lo que es genuinamente un establishment de ignorantes y engreídos empeñados en colocar el centro de la vida política europea en su ombligo… Endiosados hasta la aberración por sus promotores socioeconómicos, han entrado en delirio y no se van a detener hasta que destruyan la Unión Europea por completo.

Siempre es igual, pero como no se cansa de decir el presidente estadounidense, Donald Trump, en estos tiempos que corren, son precisamente los amanerados intersexuales posmodernos los que manifiestan su “debilidad pública” en su versión más genuina. Un ejemplo como el impresentable payaso canadiense Justin Trudeau como premier en el gobierno de Ottawa, tiene hermanos mellizos en la Unión Europea. Para nuestra desgracia…

El odiado y vilipendiado, Emmanuel Macron, no tiene precedentes en la historia de Francia… Además de embustero, inútil, fantasioso, vano, presuntuoso y majadero perverso, no puede ser otra que un puñetero imbécil responsable de una revuelta social que puede traspasar las fronteras de Francia e incendiar toda la Unión Europea.

En lo que concierne a sus continuas y notables mentiras políticas que anuncian prodigios de temperatura global y ecología “divina”, debería saber este político de pacotilla que sus chorradas absurdas sobre los combustibles le dejan con el culo al aire desde el año 1730 en el que los británicos publicaron, en tratados de gobernanza, que “la falsedad de los discursos destinados a la ciudadanía debe tener un tamaño razonable y nunca más grande que una ballena”… para que sea medianamente creíble…

Y este idiota sometido a la moda del encaje de París, como “enchufado” en la élite, lo hará con el agravante de que con esa verborrea, de tonto amanerado y circense que pretende infundir miedo entre los franceses que pasan hambre, vacuo discurso amenazante, impropio de los que sirven en un gobierno democrático, lo único que se consigue es rociar con combustible las barricadas para incendiar Francia.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://www.diariohispaniola.com/noticia/48730/elite-frivola-e-ignorante-que-destruye-europa.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

El guión de la vida y el contenido de la muerte by Alfonso M. Becker

El guión de la vida y el contenido de la muerte

El ridículo dogmatismo hedonista de los alemanes encontrará obstáculos insalvables para dotar a la Unión Europea de un poder de disuasión nuclear”

Se hace uno viejo leyendo y tratando de comprender cómo todos los seres que tienen la suerte de envejecer y todas las cosas que inevitablemente sufren erosión y se desgastan, que viven y mueren en definitiva, no solo tienen un tiempo limitado sino que, además, se comprueba que llegar al final del trayecto es muy costoso, y demasiadas veces violento, inútil por llegar a ninguna parte, y también aterrador.

Con las últimas tragedias relacionadas con la infraestructura vial se puede obtener una representación espectacular ante nuestros ojos de que, tanto las cosas como las vidas, se acaban mucho antes de lo teníamos pensado. Ni siquiera estoy reflexionando en el plano teórico de la inútil rebeldía contra el destino, tampoco voy, entre tanto muerto y tanta desgracia, a responder a mis propias preguntas retóricas, más que nada por respeto.

Cuando rumiamos interrogaciones obsesivas nos acercamos a la condición de enfermos crónicos que solo piensan en Dios… No es muy grave el diagnóstico, la verdad, no se llega al estatus patológico del síndrome de abulia embargado por la tristeza si eres inteligente y dejas a un lado la religión, porque las instituciones están casi todas podridas desde su génesis y se debe siempre contemplar que el éxtasis es mucho mejor terapéutica que la mística. Una buena cerveza es el mejor medicamento pues lo verá todo más claro.

Para los que no beben alcohol, solo puedo aconsejar una jarra doble de cerveza Kapuziner para ver el cielo sin haberte muerto. Es alcohol pero no lo parece. Hay filósofos alemanes que dicen que puedes beberte un barril sin llegar al coma etílico. No se avergüence, no todo el mundo sabe de medicina y mucho menos de sociología; qué le voy a decir de política o de toxicología…

Las estructuras de dominio repiten en cada era doméstica europea que tenemos que obedecer leyes irrevocables tales como -o parecidas a- la que definen la historia como una negación a los contemporáneos sobre la posibilidad real de conocer las verdaderas intenciones de Alemania y las peligrosas aberraciones que puede cometer la Bundeswehr incluso antes de que termine el 2018… El BND, que es el servicio de inteligencia alemán, ya está moviendo fichas por sugerencia de Washington…

Los alemanes muy pronto darán un susto de muerte a más de uno… El guión de la vida en Alemania hoy es como aquellos días que se vivieron cuando ni siquiera en Austria conocían a Adolf Hitler como agitador tremebundo en fábricas de cerveza en Munich; mítines donde se apaleaba a cualquiera que llevara la contraria, discursos que terminaban en broncas multitudinarias donde se gritaba que los judíos eran los culpables de todos los males del planeta… Pues Berlín ya está preparando sus bombas atómicas. Su propio arsenal atómico.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://miamidiario.com/el-guion-de-la-vida-y-el-contenido-de-la-muerte/

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

EUROPA SE VIENE ABAJO POCO A POCO…

Europa se derrumba como un castillo de naipes…

Cada nueva mentira sobre la aberrante política migratoria dice mucho del nacimiento de la Unión Europea; y todas las noticias falsas de Bruselas no generan otra cosa que desengaño con respecto a la ilusoria mentira anterior”

Los sueños de ingeniería social en un paisaje de guerra solo pueden atribuirse a tarados intelectuales de un capitalismo patológico, una selva económica muy escasa de poesía, y en manos de una élite corrompida que solo genera pesadillas: ensoñaciones fraudulentas sobre aberrantes experimentos demográficos; maquiavélicos proyectos de gobernanza mediante representaciones caóticas perversas, y la supuesta solución definitiva a una carencia “crónica” de mano de obra barata que tradicionalmente ha entorpecido el brillante, fulgurante y espectacular camino hacia el éxito económico de la clase dominante en las democracias occidentales.

Honor y gloria debemos, con todo respeto, a los más grandes revolucionarios de la Europa posmoderna que nadie podrá enterrar jamás ni reescribiendo la historia ni escupiendo basura sobre su brillante y extraordinario legado filosófico. La política experimental e innovadora de los legendarios letristas, señalaba a la Alemania “enferma” carente de arte, cultura y capacidades políticas para afrontar algo que se parezca a unos Estados Unidos de Europa…

Ni la élite alemana de hoy, con su patológico complejo de culpa por la Shoah, ni el resto de la Unión Europea, pueden ocultar el antisemitismo asesino que se ha infiltrado de nuevo en el espacio de Schengen y que circula libremente debido a políticas enfermizas de Berlin que provocan la náusea; una geoeconomía gestionada mediante migraciones contrarias al orden de la naturaleza carentes de sentido geopolítico y -sobre todo- permitiendo que en tiempos de guerra, generada por el Islam en todo el planeta, se hayan colado en Europa todo lo más abyecto del crimen mahometano.

Siguen los “experimentos” con el efecto llamada , insisten los políticos antisemitas y los aparatos estatales europeos fantaseando sobre un mundo “solidario” que ha despreciado a los trabajadores de Europa y ha desmantelado las clases medias “machacando” por completo a los pobres griegos. Las ONG no es que sean gubernamentales… eso lo sabe todo el mundo… sino que forman parte de los servicios de inteligencia y tienen que arrimar el hombro en el vodevil que se representa en la psicogeografía mediterránea.

Honor y gloria a Guy Ernest Debord… Los que respetamos su sabiduría todavía recordamos su última carga de la brigada ligera en París… Si aún estuviese entre nosotros habría estrangulado al presidente francés Emmanuel Macron por amenazar a los europeos inteligentes con su «Ne plaisante pas avec l’Union européenne» ¿Qué pasa en Francia con este patético dandy del Bois de Boulogne? ¿Au revoir à la libre expression des idées?

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://www.diariohispaniola.com/noticia/43311/europa-se-derrumba-como-un-castillo-de-naipes.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

MENTIR AL MUNDO SOBRE UNA TRAGEDIA…

La trágica oleada de los sin tierra

Whoso diggeth a pit shall fall therein: and he that rolleth a stone, it will return upon him” Mishlei

La política migratoria nunca debería estar en manos de mequetrefes “aficionados a la solidaridad” o ejercida a placer por “incultos humanistas posmaterialistas” que enloquecen de gusto con sus cinco minutos de gloria teatral para demostrar al mundo su bondad infinita y recoger a posteriori no solo un multitudinario aplauso de la chusma, sino los beneficios propios del incondicional rebaño electoralista en los gobiernos bicamerales.

Vitoreados por esa masa uniforme de incultos, piara de pensamiento infantil, absurdo y posmoderno, los perversos payasos de la gobernanza despliegan las mentiras políticas piadosas que siempre ocultan, para bien o para mal, un criminal negocio de tráfico de personas… Siempre. El arsenal semántico es siempre el mismo: “nadie emigra por gusto” o “siempre hubo migrantes” o el definitivo “Todos somos migrantes” aunque nazcas o te pudras sobreviviendo en el mismo sitio…

Estos varios detalles entrecomillados, con los que inicio el texto, son ahora la munición empleada en Beltway contra los que se han creído más listos que Donald Trump, tanto en el continente americano como en Eurasia; sobre todo en lo que concierne a Estados Unidos y a sus aliados. En Canadá y en México -valga el ejemplo- ya se han dado cuenta de que han metido la pata hasta la ingle y que les costará muy caro en el terreno económico y en el de la seguridad.

Por supuesto, mucho más caro aún le saldrá a los vecinos de Estados Unidos si se comprende y escudriña el alcance del varapalo de aviso arancelario a la clase dominante canadiense liderada por el “femenino”, debilucho e impresentable Justin Trudeau; el gran farsante de la élite otauesa que no ha dado golpe en su vida y que es incapaz de hacer la “o” con un canuto… Hablando de porros, se suele decir en la provincia de Ontario “estás más colocado que el Justin”… ¿Por qué todos esos piropos de la Casa Blanca hacia el guapo Justin? Porque como buen multimillonario canadiense, siempre está disfrazado de exotismo oriental y diciendo estupideces. Vive una vida de ensueño…

Ni que decir tiene de la nauseabunda expresión de corruptos políticos mexicanos, el desagradable y violento vecino del sur representado por una casta política mafiosa y sumamente peligrosa que se ha empeñado, desde los últimos cien años, en robarlo todo y destruir México… Ahora casi todos los narcocandidatos en la sombra, si quieren tener algo de éxito, están obligados a atacar a Donald Trump porque es la mejor estrategia para que el sufrido pueblo mexicano olvide que el crimen organizado, una docena de carteles del tráfico de narcóticos, es quien realmente maneja todos los hilos… La gran mayoría de periodistas mexicanos, yacen asesinados en el cementerio. Pueden hacerse una ligera idea del “México lindo”…

El caso es que todos los políticos corruptos o los grandes manipuladores de la gobernanza socialdemócrata son capaces de vender a su madre por conseguir el poder; pero si logra vender la narrativa de que es la mujer más humana del planeta (Angela Merkel) o el socialista con más sentimientos de piedad y amor por los desesperados y los pobres (Pedro Sánchez), se eternizan en la élite en loor de santidad… Las alabanzas, méritos y cualidades humanoides del corrupto dedicado a la política, se cotizan tanto como el oro; y la espectacular efeméride corre como la pólvora por los tanques de pensamiento alemanes perpetuando el evento y el cronos del poder…

Hay, sin embargo, un aspecto que se deja pasar por alto, adrede… No me refiero solo al gran teatro manipulador de la mentira política fotografiando cadáveres de ahogados en el Mediterráneo, o las cansinas imágenes abrazando y besando a los desesperados que llegan a la costa de la Europa en decadencia…

Me refiero -más bien- a las decenas de organizaciones “no gubernamentales” movilizadas, con sus barcos de todas las esloras, que podríamos llamar subcontratas de las agencias de inteligencia y que son las encargadas de formalizar la narrativa adecuada para lo que el Stiftung Wissenschaft und Politik (SWP) llama “Arriesgarse al gran golpe de dar asilo a millones de musulmanes” prohibiendo dejar claramente explícito el llamado -con mucha sorna- gentilicio religioso… y al día siguiente una adolescente judía alemana fue raptada violada y asesinada por un mahometano turco en Alemania…

Lo que se está ocultando, criminalmente, de la política migratoria en manos de la ralea posmoderna más corrupta e inculta -según Capitol Hill- es que la conjura de los políticos ignorantes alemanes, con doctorados falsos, está destruyendo Alemania y ha provocado el asco generalizado en la Unión Europea por una locomotora económica que vive a costa de la mano de obra barata; la Europa del sur los señala con el dedo y ahora los corruptos alemanes prefieren a las hordas mahometanas que han desplegado el abanico de crímenes en toda Europa que ya nadie puede ocultar…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://miamidiario.com/la-tragica-oleada-de-los-sin-tierra/

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

¿FRANCIA HACIA EL ABISMO? by Profesor Guy Millière

¿EN LAS NARICES DE LA UNIÓN EUROPEA?

Antisemitismo criminal liderado y promovido por los musulmanes en Francia: hacia la limpieza étnica

Por Guy Millière

En las casas de los judíos aparecen pintadas que advierten a sus propietarios de que “huyan inmediatamente” si quieren vivir. En los buzones les dejan cartas anónimas con balas auténticas.Los judíos franceses que pueden marcharse del país lo hacen. La mayoría se marcha de forma apresurada; muchas familias judías venden sus casas muy por debajo del precio de mercado. Los distritos judíos que antes eran prósperos ahora están al borde de de la extinción.

Viernes, 12 de enero de 2018. Sarcelles. Una localidad en la periferia norte de París. Una joven de 15 años vuelve del instituto. Lleva un collar con una estrella de David y el uniforme de una escuela judía. Un hombre la ataca con un cuchillo, le raja la cara y se da a la fuga. La chica quedará desfigurada para el resto de su vida.

 

El 29 de enero, de nuevo en Sarcelles, dos adolescentes dan patadas y puñetazos a un niño de 8 años que lleva una kipá.

Un año antes, en febrero de 2017, en Bondy, dos jóvenes judíos que llevaban kipás fueron apalizados con porras y barras de hierro. A uno le cortaron los dedos con una sierra.

Antes de eso, en Marsella, un profesor judío había sido atacado con un machete por un alumno de su instituto que dijo que quería “decapitar a un judío”. El profesor usó la Torá que llevaba para protegerse. Sobrevivió, pero quedó gravemente herido.

En Francia, los ataques antisemitas se han multiplicado.

La mayoría se llevan a cabo a plena luz del día; los judíos saben que deben ir con cuidado por la calle. Algunos atacantes irrumpen en las casas de los judíos.

En septiembre de 2017, Roger Pinto, presidente de Siona, una destacada organización proisraelí, fue retenido y golpeado durante horas por unos individuos que habían entrado forzando la puerta.

Sarah Halimi, una anciana judía, sufrió golpes y torturas en su apartamento de París, y después la tiraron por el balcón.

El 18 de enero, seis días después del ataque con cuchillo de Sarcelles, uno de los líderes de la comunidad judía de Montreuil, al este de París, fue torturado toda la noche por dos hombres que habían entrado en su domicilio rompiendo una ventana, atacándolo mientras dormía.

En las casas de los judíos aparecen pintadas que advierten a sus propietarios de que “huyan inmediatamente” si quieren vivir. En los buzones les dejan cartas anónimas con balas auténticas en las que les dicen que la próxima bala se las dispararán en la cabeza.

Se pinta la palabra judío en mayúsculas en tiendas y restaurantes judíos. En el tercer aniversario del atentado contra un supermercado kósher de París, otra tienda kósher fue prendida fuego y destruida.

“Uno de cada tres actos racistas cometidos en Francia en los dos últimos años fue dirigido contra un judío, aunque los judíos representan ahora menos del 1% de la población francesa”, señaló el informe más reciente que el Servicio de Protección de la Comunidad Judía ha presentado al Gobierno francés.

“El antisemitismo ha crecido tanto últimamente —añadía el informe— que los actos de agresión que no dejan heridas ya no se reportan. La mayoría de las víctimas se sienten impotentes y temen las represalias por presentar una denuncia”.

Los judíos franceses que pueden marcharse del país lo hacen.

Los que aún no han decidido marcharse o no tienen medios para hacerlo se mudan a barrios más seguros.

La mayoría se marcha de forma apresurada; muchas familias judías venden sus casas muy por debajo del precio de mercado. Algunas familias acaban en apartamentos que son demasiado pequeños, pero prefieren la incomodidad al riesgo de que los asalten o los maten.

Puede que la comunidad judía francesa sea la más grande de Europa, pero está menguando rápidamente. En 2000 se calculaba que tenía unos 500.000 miembros, pero la cifra es ahora inferior a 400.000, y bajando. Los distritos judíos que antes eran prósperos ahora están al borde de de la extinción.

“Lo que se está produciendo ahora es una limpieza étnica a la que no nos atrevemos a llamar por su nombre. En unas pocas décadas ya no habrá judíos en Francia”, dice Richard Abitbol, presidente de la Confederación de Judíos Franceses y Amigos de Israel.

Sin los judíos de Francia, Francia ya no sería Francia, afirmó el ex primer ministro Manuel Valls en 2016. Pero no hizo nada.

Hace poco dijo que había hecho todo lo posible, que no podía haber hecho más. “El problema —dijo— es que el antisemitismo actual en Francia procede menos de la extrema derecha que de los individuos de confesión o cultura musulmana”.

Añadió que en Francia, durante al menos dos décadas, todos los ataques contra los judíos en los que se ha identificado al perpetrador los han cometido musulmanes, y la mayoría de los más recientes no han sido una excepción.

Valls, sin embargo, sufrió enseguida las consecuencias de su franqueza. Fue empujado a codazos a los márgenes de la vida política. Las webs musulmanas lo llamaron “agente del lobby judío” y “racista”. Exlíderes de su propio partido, como el exministro de Exteriores Roland Dumas, dijeron que la mujer de Valls es judía y dieron a entender que estaba “bajo su influencia”.

En Francia, decir la verdad sobre el antisemitismo islámico es peligroso. Para un político es suicida.

Los políticos franceses, de la derecha y la izquierda, saben que rige la corrección política y que transgredir sus normas no escritas conduce a la exclusión de los medios y efectivamente al ostracismo. Saben que ya no se pueden utilizar algunas palabras en Francia, y que las organizaciones antirracistas se aseguran de que nadie pueda criticar al islam.

Una nueva edición de un libro de texto de Historia de octavo curso de un colegio público afirma que en Francia está prohibido criticar el islam, y cita una sentencia judicial para sustentar la afirmación.

Los políticos ven que la cifra de musulmanes en Francia es tan alta ahora que es prácticamente imposible ganar unas elecciones sin el voto musulmán, y que la diferencia entre la tasa de nacimientos entre musulmanes y no musulmanes hará más insalvable ese criterio en los próximos años.

Los políticos también ven que las 600 “zonas de exclusión” del país están creciendo; que los musulmanes radicalizados podrían matar y que pueden estallar revueltas violentas en cualquier momento. En Francia, más de 500 personas han sido asesinadas o mutiladas por terroristas islámicos en menos de cuatro años.

Los políticos también ven que las olas de inmigrantes de Oriente Medio y África han creado barriadas que en su mayor parte son ajenas al control de la Policía; que las cárceles están a punto de estallar y que los judíos no tienen peso electoral y son básicamente impotentes.

Los políticos, por tanto, eligen la inercia, la negación, la cobardía.

En los barrios musulmanes franceses, los imanes islamistas denuncian la “mala influencia” de los judíos y difunden teorías conspiratorias antisemitas. Los políticos guardan silencio.

Las librerías islámicas de Francia venden libros prohibidos en otras partes, como los fraudulentos Protocolos de los Sabios de Sion, y CD y DVD con virulentos discursos antisemitas de predicadores radicales. Yusuf al Qaradawi, el líder espiritual de los Hermanos Musulmanes, que tiene prohibida la entrada en Francia y Estados Unidos, dice que lamenta que Hitler “no terminara el trabajo”. Los políticos franceses guardan silencio.

Aunque no ha habido ataques contra sinagogas en Francia desde 2014, están vigiladas las 24 horas por soldados armados que llevan chalecos antibalas y se protegen tras sacos terreros, como lo están los colegios y centros culturales judíos.

Entre tanto, la ley francesa dirigida a castigar las amenazas antisemitas se utiliza ahora para castigar a los que denuncian las amenazas.

Hace seis años, el escritor Renaud Camus publicó Le grand remplacement (“El gran reemplazo”), un libro que señalaba que los judíos y los cristianos no sólo están siendo reemplazados por los musulmanes, también que a menudo son hostigados y perseguidos. Lamentaba la destrucción de las iglesias y describía los ataques contra los judíos como un “pogromo lento”. Fue condenado por “incitación al odio”.

Recientemente, el periodista Éric Zemmour observó que en sus barrios los musulmanes viven ahora “según sus propias leyes”, obligando a los no musulmanes a marcharse. Fue declarado culpable de “incitación” y multado.

Un reportero que realizó hace poco un documental sobre los barrios musulmanes franceses, concluyó que los Hermanos Musulmanes y otras organizaciones islamistas radicales están arraigando rápidamente en las comunidades musulmanas francesas mientras propagan el odio hacia los judíos y Occidente, y que tienen muchas escuelas donde se enseña la yihad.

El Gobierno francés, añadió, está financiando estas escuelas y es por tanto cómplice de sembrar las semillas de una devastación que podría perfectamente ir más allá de la destrucción de los judíos de Francia. “La ocupación de Occidente —dijo— se hará sin guerra, pero lentamente, mediante la infiltración y la subversión”. Ninguna cadena de televisión francesa lo ha emitido, ni prevé hacerlo. El documental sólo se emitió en Israel.

Manifestaciones contra Israel que apoyan el terrorismo. Gente que grita: “Muerte a los judíos”. Pero después a esa gente nunca se la detiene por discurso del odio.

Las encuestas revelan que la diseminación sin trabas del antisemitismo y la violencia de los musulmanes resultante ha provocado el surgimiento de un antisemitismo generalizado que evoca nítidamente algunos periodos oscuros de la historia.

Un creciente porcentaje de franceses dice que los judíos de Francia son “demasiado numerosos” y “demasiado visibles”.

Los informes para el Ministerio de Educación Nacional revelan que se utilizan expresiones como “No hagas como los judíos” para criticar a un alumno que no dice lo que piensa, y están muy extendidas en los colegios públicos. Los estudiantes judíos son cada vez más objeto de burla, y no sólo por parte de los estudiantes musulmanes.

Hace unos días, la cómica Laura Laune ganó el concurso de telerrealidad Got Talent Francia. Algunos de sus chistes bromeaban con que hubiese menos judíos en el mundo en 1945 que en 1939. Las organizaciones judías protestaron, pero en vano. Ahora, llena las salas. El cómico antisemita Dieudonné también llena los estadios donde actúa.

Recientemente, la prestigiosa editorial Gallimard pidió volver a publicar los escritos antisemitas de Louis Ferdinand Celine, admirador francés de la Alemania nazi y firme defensor del exterminio de los judíos de Europa durante el régimen de Vichy. El primer ministro, Edouard Philippe, se declaró a favor de volver a publicarlos, e hizo hincapié en que no se puede negar “el lugar central de Celine en la literatura francesa”. El famoso cazador de nazis Serge Klarsfeld repuso que los escritos que habían enviado a sus padres a la muerte “no debían volver a ser accesibles”. Gallimard aplazó temporalmente la publicación.

Hace unos años, el deber de memoria —lo que se le ha hecho a los judíos— era objeto de muchos artículos. El pasado 27 de enero, Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, ni un solo periódico francés lo mencionó.

El presidente francés, Emmanuel Macron, guardó silencio. Publicó un tuit que evocaba “Auschwitz” y la necesidad de “preservar la paz, la unidad y la tolerancia”. No dijo una palabra sobre los judíos o el Holocausto. Es difícil encontrar hoy en Francia “la paz, la unión y la tolerancia”, especialmente si eres judío francés.

GENTILEZA Guy Mellière and GATESTONE INSTITUTE

NEW YORK -U.S.A.

Doctor en literatura francesa, Guy Millière es asistente y luego conferenciante en la Universidad París VIII hasta 2014. Es uno de varios grupos de expertos , incluido el Instituto Gatestone de New York. Colabora en el sitio web Dreuz.info y Upjf.org. así como en la Revista Israel y la Agencia de Noticias Metula.

A lo largo de veinte ensayos, defiende las tesis conservadoras; Se mudó a los Estados Unidos en 2016. Durante la campaña de las elecciones presidenciales estadounidenses, apoya al candidato republicano. Después de su elección, es uno de los comentaristas franceses que explican y apoyan firmemente la acción del presidente Trump, por numerosos artículos y por

« Entradas Anteriores