Archivos en la Categoría: LITERATURA ESPAÑOLA

Qué año más bonito… en serio…

Qué año más bonito... en serio... -writeintheglobaljungle.com

Qué año más bonito... en serio... -writeintheglobaljungle.com

¿ Qué espera usted del nuevo año 2020 ?

Hay un tiempo señalado para todo; tiempo para llorar, y tiempo para reír…” Eclesiastés

ALFONSO M. BECKER .- para MIAMIDIARIO.COMDebo advertir que es llamado 2020 por genios de infinita paciencia explicando augurios políticos nefastos sobre un desconocido ciclo que comienza, justamente, cuando acaba el anterior.

Lo curioso, desde la filosofía es que la gente común no celebre el viejo amor y -sin embargo- salte de alegría con ansiedad por recibir al nuevo… El arte de amar para un nuevo periodo es una gran aventura de conocimiento y la tenebrosa oscuridad del fin de año está llena de literatura galante.

Salen los vampiros y las hembras sienten el miedo en las ingles y el fuego que enciende las primeras brasas en el más profundo rincón de los corazones femeninos. La noble pareja mira al cielo y contempla el resplandor de un año que, hablando con propiedad y conocimiento, ni ha nacido ni está por nacer…

Pero todo pronóstico que se precie desata la escritura de los ignorantes hambrientos de presagios descritos sabiamente por Aristóteles, trepando y medrando en las oscuras cuevas de la sexualidad furtiva.

Es el milagro de no entregarse, con el corazón muerto, al hastío eterno de la carroza fúnebre del matrimonio. La aventura de mirar al otro lado y contemplar la belleza del objeto deseado; el único que puede proporcionar goces divinos. Qué vergüenza, Dios mío… ¿Cómo se puede desear, con tanto frenesí, el primer pecado del nuevo año?

Todo fenómeno erótico explica perfectamente la política, desde Aristóteles; y esos eventos nos trasladan al paraíso de un futuro sexual desconocido. ¿Dónde están los amores imposibles de ayer? ¿Qué nos depara un nuevo mañana en el terreno de la felicidad?

El fenomenal augurio de un amor que se desvanece; la experiencia más triste de nuestra existencia, el arrebato del poco tiempo que te queda para conocer aquello que no pudiste experimentar…

Pero nunca es tarde para amar y hacerte amable. Te lo repitió miles de veces, Charles Baudelaire, cuando eras joven; el amor más puro suele ser el más desvergonzado, el más perverso y el que provoca auténticas galernas en el monte de Venus.

Los echadores de cartas latinoamericanos se han adueñado del periodismo amarillo más nauseabundo en los Estados Unidos, no son pocos los charlatanes de la gran feria de las vanidades que vomitan sus peroratas sobre lo que enseñan o dejan entrever las grandes y respetables prostitutas del espectáculo global más grotesco en la Nueva Sodoma y en la novísima Gomorra…

Ellos son las principales cotorras mediáticas para graznar la vacuidad de su discurso señalando un año nuevo tan vacío como su cerebelo… Como decía el notable erudito británico Henry Morley, escribiendo en la Fortnightly Review, esta basura medradora llegó a Estados Unidos arrojando a las ruedas del autobús al primero que intente hacerle sombra… Incluso sin pretenderlo.

Afortunadamente, el periodismo de calidad, se cuida como un tesoro en la república estadounidense. La democracia los necesita. Como dicen en la Escuela de Chicago: los charlatanes siempre acaban en el “pantano”. Algunos incluso con un balazo en el cuerpo porque la mafia del sector inmobiliario, no perdona…

El que trabaje en la mancebía de las grandes marcas de la farándula y sus aberrantes secretos de alcoba, para el 2020, no tiene patente de corso para llamarse periodista por medrar como un vulgar alcahuete del tres al cuarto…

Como decía Gabriel Harvey: “el que quiera medrar como una traidora sabandija, levántese a las cinco de la mañana; el que ha medrado, puede dormir hasta las siete; el que no tiene ambición de medrar y de hacer daño, puede dormir hasta el medio día”…

Sin embargo, lo peor de todo es que los vulgares proxenetas salidos de las alcantarillas de la farándula más patética, se atrevan a dar lecciones a los demás sobre geopolítica, disfrazado de judío experto en matemáticas…

Me dijeron mis amigos periodistas de Puerto Rico, analizando el 2020, que los farsantes cubanos se mueven en el mercadillo de las bragas de alcurnia y de las fragancias insoportables de los arrabales floridanos, presumiendo de un nombre que ni es judío ni pertenece a la historia hebrea, sino a la plebe esclavizada por el castrismo; chusma con pretensiones de pasado y ambición desmedida de futuro.

Todos los patéticos mercachifles de bienes raíces venden humo… Pero cuidado, el filósofo estadounidense te advierte, sabiamente, que medran como las plagas en la jungla económica de los Everglades; lo hacen con artimañas despreciables y dejando cadáveres y ruina a su paso…

Quien desee medrar en el Caribe, durante el 2020, a la sombra de protectores supuestamente soberbios, no debe mentir, sobre culturas que no conoce, o acreditaciones de las que carece; por la cuenta que le trae, es mejor que imite al tamarindo brotado junto al mar…

Porque la furia de un huracán lo barrerá de la comunidad estadounidense y lo devolverá a su verdadera condición. El filósofo norteamericano de la escuela de Boston te aclara que no hay nada más indigno y repugnante que un escalador que pisotea a los que le siguen en la cuerda…

En la era del periodismo corrupto, es de una extraordinaria complejidad adivinar cómo viviremos el nuevo año 2020… Mucho más complicado si intentamos hacerlo con la frívola e histórica mentira del vendedor de humo… la falsedad propia de aquel que no tiene inteligencia ni razón natural para expresar algo interesante.

Cuando el medrador no vale un pimiento, todo lo que gana, es también humo… La lucidez de nuestro sabio, Santiago Ramón y Cajal, lo dejó por escrito.

Recogida con sabiduría en la tradición aristotélica, el representar un nuevo año, como trozo de futuro incierto, nos convierte en auténticos desgraciados que ni siquiera sabemos apreciar el modo de ser de nuestra psique.

En la antigua Grecia te advertían que nuestra alma nunca, jamás, piensa sin sus fantasmas; y entre los ciudadanos griegos de hoy, masacrados económicamente por la élite de Bruselas, por esta “soberbia” Unión Europea que camina hacia el desastre, solo se reza para que se hunda el nuevo engendro europeo ideado por Alemania…

Los traficantes cubanos del Gobierno de la Habana ni siquiera saben que en Estados Unidos la democracia republicana presume de su infinita capacidad para sufrir molestias migratorias y poder hacer a América, grande otra vez.

Cicerón afirmaba que los idiotas y los necios eran muy infelices; en Little Havana (Miami) se señala a los nuevos embaucadores cubanos con pretensiones mediáticas por su notable incultura y por su ansioso oportunismo…

En Calle Ocho, SW 8th Street, por ejemplo, se hacen chistes sobre los nuevos sufridores, vendedores de humo… Para el 2020 la guerra en la jungla mediática del gran espectáculo floridano, será a navajazos. Habrá cadáveres…

Se sabe, se dice y se señala que los cubanos compiten en el famoseo barato de su vida cotidiana; vendiendo basura periodística por toneladas en el territorio de la farándula, al cuál ni siquiera pertenecen.

Los viejos cubanos que juegan al ajedrez y hablan de política para el 2020, saben que los grandes manipuladores del espectáculo son los cerebros “vacíos” enviados por el clan Castro y algunos infiltrados bolivarianos…

Nadie que tenga educación puede, ni debe encontrar inocencia en la ignorancia del charlatán, porque el peor de sus pecados, de idiota supremo, es disfrazarse de judío para obtener el aplauso de nadie en concreto. Es algo ridículo.

En la selva espectacular de los Everglades, los medradores oportunistas inventan estrafalarios títulos y se autodefienen, como grandes ejecutivos que pretenden decir algo sin saber hablar ni escribir.

No habrá perdón en el 2020 para el pobre infeliz dedicado a medir el tamaño de un taparrabos y de lo que muestra o deja de enseñar su propietaria. Perdón periodístico, se entiende…

Ni siquiera perdón amarillo; porque en el frívolo paisaje mediático de la mediocridad, en el cieno de la vacuidad sexual, y en el delirio de todo lo que es banalidad para idiotas con pretensiones de comunicador, la ignorancia siempre sale a flor de piel.

Todos los viejos amigos me escriben con los amargos silogismos del tiempo que pasa de largo a las puertas del 2020, de la vida que muy pocos saben explicar, de las dudas razonables sobre el incierto futuro…

Mi gran amiga Rhina Ibert me pregunta si tengo algo que decir sobre el 2020… Como genial editora y mejor relaciones públicas, sabe que soy reacio a la recreación de las tradiciones adivinatorias del periodismo para jovenzuelos advenedizos.

Sé que soy inmodesto al decir que juego al póquer como un maestro pero la cartomancia solo me acerca al enigma del futuro con la conjetura siempre imprecisa de encontrar indicios razonables para contarle algo brillante sobre el 2020…

Para comprender todas las anomalías y tragedias que se nos echan encima este nuevo año, debería releer, mi querida amiga, algunos paisajes del apocalipsis porque las guerras no se han detenido y se acrecientan por momentos…

Conociendo sus sensibilidades musicales y su alma de artista, le sugiero que, si estamos abocados sin remedio a la finitud y a la muerte, haga una lectura existencial sobre el 2020 como si se tratase del mismo año en que nacimos…

Seguro que hemos aprendido algo desde entonces...

Disfruta con la familia, come delicias de la cocina tradicional y bebe una copita de vino, ponte tus mejores ropas y adornos, vive intensamente con la gente que amas y con los que te adoran, porque el 2020 será el ciclo repetitivo de una sola verdad:

Solo somos, querida Rhina, futuros habitantes del She’ol, ese mágico lugar de los grandes artistas rebeldes y olvidados.

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/58209/punto-de-mira/que-espera-usted-del-nuevo-ano-2020.html

Qué año más bonito... en serio... -writeintheglobaljungle.comQué año más bonito... en serio... -writeintheglobaljungle.com

 

La vida incoherente… by Alfonso M. Becker

La vida incoherente…

L’œil ne voit Dieu que par les larmes” Victor Hugo

Nunca encontré un sistema lógico en el abstracto universo de la mujer amada. Ya no me acuerdo de cuando era joven pero todavía tengo grabado en mi cabezota de infeliz amante, las reglas de inferencia que me permitieron conocer a muchas chicas, enarbolando con humildad el lenguaje formal de las reglas sociales y símbolos primitivos; para acercarme sutilmente al objeto amado y deseado.

Fiel a la vida, descubrí el mundo de las pasiones y el drama del desamor en una peligrosa selva de traiciones y frivolidades. Ese paisaje de tan extraño dolor no estaba hecho para mí, un pobre iluso y desgraciado romántico aferrado a la lealtad; a la fidelidad y a todo esa decadente observancia de la fe que debemos a la persona amada.

Leer, estudiar, meditar y asimilar, eran placeres que pasaron a un segundo plano mientras la “experiencia” entre comillas, tomaba el protagonismo diario del encuentro amoroso. Mantenerse alejado poéticamente era un ejercicio necesario para contemplar, frente al océano infinito, la profundidad de la belleza femenina y el inquietante y tentador horizonte del amor eterno…

Todavía recuerdo de aquellos días, las palabras de Victor Hugo: “el ojo ve bien a Dios únicamente a través de las lágrimas”… Era cierto, no se equivocaba el señor Hugo, lo pude comprobar en mis días de juventud…

Solo mirando una puesta de sol en los acantilados del Cabo de Gata se puede cerrar el círculo de la insensatez y dar gracias a Dios, con el alma abotargada de emociones, ante tan portentosa expresión de la naturaleza; el mar embravecido por el invierno y las olas golpeando sin piedad las rocas…

FULL TEXT NEXT LINK:

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

https://www.diariohispaniola.com/noticia/52869/punto-de-mira/la-vida-incoherente.html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

BAJO EL KIPOT DE LA HISTORIA YACE UN GRAN AMIGO…

Lo encontré sin haberlo buscado en el frío de las sombras que muestra el brumoso arrabal de un vertedero. Me pregunté quién puede ser capaz de arrojar a un ser tan desvalido, a los pocos días de haber nacido, al macilento y sarnoso montón de basura que es el asqueroso residuo de una sociedad fría y cruel que mata con frivolidad extrema a algo tan indefenso, tan débil, tan bello, tan pequeño, y tan maltratado.

Porque antes de arrojarlo a la muerte le partieron una pata, casi le arrancan una oreja y lo torturaron introduciendo ramas secas que le llegaron al tímpano… Ojitos enfermos le dejaron y lo curamos, y le fuimos quitando de encima todos los bichos, que como los cuervos y los buitres, solo veían en su pobre cuerpo vencido, carroña o comida….

Debo decir que vivió no como uno más de la familia sino como una estrella de la zoología a la que colmamos de mimos, carantoñas y caricias. El pobre animal solo tenía miradas de amor y agradecimiento para con todos nosotros. Pero conmigo, se comunicaba con gestos como si yo supiera que carajo puede querer un perrillo loco con sus monerías.

Cuando se acercaba y me clavaba la mirada durante unos minutos, pegaba un salto, se acurrucaba en mi regazo y solicitaba caricias y voces de afecto. Casi al final de sus días, ya no podía saltar, pero seguía viniendo, decía que lo cogiera en brazos y pedía con ternura su ración de afecto.

Pues aquí estoy ahora… me ha llamado desde el fondo de la tierra y todavía oigo su grito de alegría, romanza en forma de ladrido resfriado. La afonía de la ansiedad celebrando mi llegada como una flor marchita . Mi puto perro era capaz de decir “pero ¿dónde has estado sin mí tanto tiempo, ingrato?”

Todo con gestos, torpes movimientos de su cojera, miradas inmortales y buscando el contacto con mi cuerpo. Pálido gesto acompañado del inconfundible perfume a yerba del campo que podía respirarse al notar su aliento. Ese era mi perro.

Pues aquí estoy, más sordo que nunca, miro hacia lo alto y veo la cumbre envuelta en la bruma y puedo escuchar perfectamente su aullido de lobo abandonado, cada vez que me olía desde lejos; diez minutos antes de que llegara a la puerta de la casa.

Aullido de amor, torpe y ronco ladrido, como solo un perro de categoría puede hacerlo, como un lobo, esperando mis extraños discursos para perros, en varios idiomas, y su ración diaria de caricias.

Solo con poner la mano en la tierra, siento su pecho lleno de vida, lo siento latir, es la taquicardia del saludo y la sistólica emoción de la alegría.

Parece que el árbol ha crecido un poco más y ha soltado sus caducas e indecentes hojas sobre su lecho. Que no vuelva a ocurrir… Esto no es una fosa común. Es la tumba de mi pobre perro.

Sí… todo parece que está en su sitio desde el día del adiós. Han ocurrido algunos desastres y las más grandes decepciones desde que se fue. Pero nada comparado con su despedida. Ahora sé que mi perro fue lo más importante entre tanto desengaño. Quién lo diría de un perro…

El cielo plomizo es como una kipá. El viejo yarmulke de los antepasados, aunque el abuelo fusilado en Córdoba llevaba su kipot. Es el destino, Panchito, toda la historia del mundo es lo mismo. No somos más importantes que nadie ni que nada…

Ahora mi corazón ya no sufre. Sé quién me aprecia y quién me odia. Mi perro me lo enseñó… Desde esta tierra lluviosa que es su reino, puedo mirar el horizonte más lejano mientras me respaldan sus mil reverencias.

Aquí se respira paz y desde aquí maldigo a los que me piden guerra. Esto es como el Alamillo, o el cuartel de Abba Kovner en los bellos escondrijos de la naturaleza; el sitio adecuado para preparar las defensas y salir armado y listo para la pelea. No he vuelto a oír a los pájaros desde que se fue mi entrañable amigo y he perdido a las hermanas Beagle por desatenderlas entre tantos problemas.

Me han hecho sentirme solo. Eso es muy grave y los culpables siempre lo pagan. No me cabe la menor duda.

Siempre he tenido presente, durante toda mi vida y en todo momento, que Dios está por encima de todos los hombres, de todas las mujeres y de todas las cosas.

Quién me iba a decir que mi perro borraría para siempre de mi rostro la sonrisa amarga de los vencidos. Desde aquí arriba se ve mucho más lejos y más campo abierto para la lucha.

 

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://miamidiario.com/alfonso-m-becker-poema-para-un-muerto-con-el-ojo-tuerto/

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

Inolvidable PANCHO…

Poema para un muerto con el ojo tuerto…

La llamo vida en su más afortunada expresión. Sé que es oficio conveniente, aprender a morir durante toda esa vida, pero cuando es un amigo el que muere, entra en nuestra cabeza y ya no puede irse.

Cuando estaba vivo era algo exterior que obraba sobre nuestros sentidos y hasta mendigaba nuestros afectos. Ahora es peor y nadie sabe por cuanto tiempo. La sombra invasora del olvido siempre nos acecha para ahogar nuestra memoria. Pero hay cosas que difícilmente se olvidan. Dicen que es bueno que sigan viviendo en nosotros.

El tiránico protagonismo de la muerte se acerca, poco a poco, a los seres más bellos que te acompañan en el exiguo paseo por la vida. Todo el drama deriva en estulticia y embotamiento. Se acaba el tiempo y no tienes derecho a suplicar una prórroga o un tiempo muerto… y mucho menos pedirlo antes de llegar a puerto, delante de un muerto que además es tuerto.

No hay principio de unidad en la lírica más allá de la piel del muerto. Toda la belleza poética del cadáver es completamente ajena a la descomposición real de su maltrecha economía. Es por eso que la exploración de lo real en la triste y -a la vez- hermosa república de su anatomía, le dejaría bien claro a cualquiera que the deep state isn’t what you think… No hay profundidad donde nunca hubo perspectiva… El estado de la despedida entre dos seres mudos. Nada hay más profundo que la tumba…

Le gustaban los idiomas. Si apenas dominaba su lenguaje, lo foráneo era fuente de la noche que le extrañaba y hasta le parecía un juego. Yo en francés le he dicho barbaridades, torcía la cabeza y asentía… Todos los sumamente inteligentes son así… En la montaña hace frío hasta en primavera.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/37845/punto-de-mira/poema-para-un-muerto-con-el-ojo-tuerto.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

BENDITA SEXUALIDAD… by Alfonso M. Becker

Bendita sexualidad…

Un relato de Alfonso M. Becker que, hace años, dio la vuelta al mundo y se tradujo a muchos idiomas.

El irresistible atractivo sexual de Pepi “la guapa”

Josefina Pérez, española de nacimiento y Miss Madrid a sus tiernos diecinueve años, estaba un poco nerviosa ante la proximidad del examen final para convertirse en oficial de policía del estado de Florida pues todos sus compañeros hispanos de la Academia de Broward le dijeron que sus posibilidades eran prácticamente cero ya que no tenía ninguno de los títulos requeridos por la jefatura de estudios del Broward College para conseguirlo, a saber, un título universitario relacionado con el Derecho o la Criminología, perfecto conocimiento de la lengua inglesa, habilidades sociales para tratar con la diversidad social que compone la Florida y el temple necesario para el uso de la porra y de las armas de fuego al tratarse de una mujer excesivamente delicada y femenina para un empleo de tantísimo peligro…

Es decir, que era guapa, pero parecía tonta de remate… y lo más importante de todo es que no era ciudadana de los Estados Unidos… Sin embargo, ella se miró al espejo, se ajustó las tetas, se volvió un poquito y -de reojo- se miró el trasero, después acercó de nuevo su bello rostro al espejo, sacó un poquito la punta de la lengua y se dio brillo con saliva en sus carnosos labios, rojo púrpura… y comprendió enseguida que tenía todas las posibilidades del mundo para conseguir la nacionalidad estadounidense y su sueño de ser una temible agente de la ley.

Así que se puso guapa y fue a entrevistarse con el jefe del Miami Police Department porque le dijeron que una recomendación de las altas jerarquías policiales y otras agencias locales, eran prácticamente irrechazables ya que se trataba de una sugerencia con mucho peso profesional y político en Capitol Hill… tenía que decirle a ese jefe, que haría cualquier cosa en esta vida para conseguir su objetivo porque ella era huérfana, no tenía a nadie en esta vida que la protegiera en un mundo tan violento y solo necesitaba el calor de un hombre inteligente y culto que le enseñara todo lo que una mujer tiene que saber y el camino correcto para hacer realidad su fervorosa ansia de proteger a la comunidad y no defraudar nunca a su pigmalión en la tarea de servir a los ciudadanos.

-Quiero que sepa que me llaman Pepi “la guapa” porque me tienen envidia -aclaró Josefina Pérez- y no reconocen ninguna otra de mis cualidades salvo mi indiscutible atractivo. Me odian porque soy la más sexi de la promoción, es algo demasiado evidente, mis compañeras no pueden verme porque tengo las medidas perfectas para una mujer y todos los hombres me miran con deseo libidinoso e incluso asqueroso, algo que no solo se nota en sus miradas sino que más de uno me ha dicho guarrerías sexuales cuando paso por su lado… He sido objeto de acoso sexual mediante tocamientos invisibles..

-¿Tocamientos invisibles? -preguntó sorprendido el capitán John Pigmalión.


-Sí… tocamientos invisibles -contestó Pepi- porque constantemente me acarician el culo y cuando me vuelvo para ver quién ha sido todos disimulan y nunca identifico al agresor, entonces otro aprovecha y me coge las tetas mientras tengo la cara vuelta. No tengo a nadie que me proteja entre tanta gentuza ordinaria y machista… No sé si debo decirle lo último que me ha pasado porque me parece un poco fuerte, pero ayer se me cayó el bolígrafo en el campus y cuando me incliné para cogerlo… me tocaron la vulva… ¿Entiende lo que quiero decir? Me cogieron el monte de Venus… Solo pido su ayuda y comprensión. Quiero ser policía y se lo agradeceré eternamente.

Pepi medía un metro noventa de altura y con sus sandalias de tacón de aguja sobrepasaba los dos metros… Era rubia con melena vintage, de ojos verdes y con unos labios rojos carnosos que invitaban a la complacencia en los deleites sensuales, una preciosa boca que hacía bella cualquier palabra que dijera, y eran bellos todos los vocablos expresados en español por una hermosa mujer, en la flor de la vida, que estaba para comérsela y que poseía las tetas más hermosas que el capitán norteamericano había visto en toda su vida.

Desde luego tenía un cuerpo perfecto y un grado de feminidad tan exacerbado que se podía certificar con solo recorrer con la vista, en un solo segundo, su exquisita anatomía, de arriba a abajo… No le faltaba un detalle a aquella preciosidad de criatura. Las uñas de sus manos estaban pintadas de rosa nacarado y las de los pies de rojo brillante con puntitos de oro… Conforme le iba explicando sus padecimientos en la academia, adoptaba las posturas explicativas para la ocasión, es decir, se agachaba para coger el bolígrafo y -efectivamente- dejaba a la luz pública el precioso bultito de su vulva ligeramente tapada por unas bragas negras transparentes que no podían ocultar nada de la indiscutible belleza de su parte más íntima.

Al capitán John Pigmalión, de cincuenta años muy bien llevados, no le cabía la menor duda de que Dios le mandaba esa criatura del Señor como premio a su incansable e irreprochable trabajo al servicio de los ciudadanos de Miami y al amor a su patria americana. Solo un Dios patriota, un Dios genuinamente yankee, podía regalarle, en plena fiesta del 4 de julio, ese sueño de mujer que ningún hombre en su sano juicio puede rechazar.

Noche de amor junto a la computadora sexual del crimen…

Naturalmente, siempre en su afán de ayudar y en nombre de la pedagogía policial, el capitán John Pigmalión, arregló una cita con Pepi “la guapa” en el último piso del Sonesta Coconut Grove Hotel, un apartamento de lujo de 500 metros cuadrados habitables que, en realidad, era una tapadera que ocultaba la computadora central de la policía estatal, la más grande base de datos sobre el crimen sexual… Allí todos los delitos sexuales estaban registrados; desde una monja que asesinó a una madre soltera para poder quedarse con su hijo, un hermoso y precioso afroamericano de quince años, y hacerlo padre de sus cinco hijos, hasta un pervertido del Partido Demócrata que mantenía relaciones sexuales con animales de granja e incluso con un cocodrilo…

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.diariohispaniola.com/noticia/31486/punto-de-mira/bendita-sexualidad.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

ASÍ FUE SAN VALENTÍN by Alfonso M. Becker

bonito-dia-para-el-amor

Qué día más bonito para enamorarse…

El amor constante e invencible, más allá del tiempo. Amar siempre. Amar toda la vida. Que no detengan, ni el reloj ni la desdicha, la lisonja del deseo ni la llama del amor… San Valentín… Quién lo diría… Ella se enamoró, del que luego fue su marido, un día como aquel en una playa nudista. Estaba tomando el sol bocarriba como Dios la trajo al mundo pero con una gafas Ray-Ban de cristales negros protegiendo sus preciosos ojos, verde aceituna, porque no soportaba la luz cegadora de Miami Beach y así se relajaba como una pendona cuando le regalan un diamante…

Gafas que eran el último grito entre las novias de los moteros pero las suyas, además, eran de montura de carey, negro azabache que hacían juego con la mata de pelo negro salvaje que le cubría el papo… “Dios mío, por qué pienso esas cosas en un sitio como este si siempre he sido una mujer decente”… Pero ese salvajismo de su pubis era capaz de captar el frío oceánico de la brisa marina que le refrescaba la ingle y le calmaba el clítoris.

asi-fue-san-valentin-writeintheglobaljungle-com4Miró hacia el cielo y contempló el baile de los cipreses que se alzaban erectos y orgullosos buscando el firmamento, seguramente para llevar la voz de los que ya no están en este mundo hacia el reino del máximo Creador de este planeta hostil… “Hostil, qué palabra más bonita…”A ella le gustaba la poesía pero su difunto marido le dijo, más de una vez, que era tonta del culo e incluso de nacimiento, y que todas las tonterías que recitaba no eran otra cosa que ripios producto de la calentura de sus partes íntimas… Y el maleducado se lo decía el Día Mundial de la Mujer… para luego arrancarle las bragas como un bestia y poseerla como a una perra callejera encima del capó del coche… Incluso cuando le estaba haciendo el amor le repetía, una y otra vez, que abriera bien las piernas y se dejara de palabritas inútiles y superfluas porque la auténtica poesía se la estaba metiendo por sus partes íntimas…

Y allí estaba ella en el cementerio recordando al hombre de su corazón, pues aunque era un poco brusco, se trataba de su difunto marido y nunca podría olvidar que era el 14 de febrero cuando lo conoció… Allí estaba ella en el camposanto, el primer San Valentín sin el amor de su vida… Cómo iba olvidarlo… Cómo iba a olvidar aquella aventura naturista cuando tenía apenas veinte años… Estaba tostándose al sol, en pelotas, en aquella playa de calentones con el pito tieso y él detuvo su HarleyDavidson a su lado y le dijo: “Si me dejas que te dé un beso en esa selva amazónica que tienes entre las piernas, me caso contigo por lo civil y por la iglesia y comparto avec toi todo lo que tengo en esta vida…”… Era francés, motero, aventurero y tenía un rancho valorado en cien millones de dólares… y a ella le gustó mucho lo de “avec toi” porque ese tío de cuarenta años tenía pinta de millonario que se lo pasa bomba con su moto de leyenda… asi-fue-san-valentin-writeintheglobaljungle-com3

Así que se dejó de llevar en ese precioso Día de San Valentín y dejó que el francés le adorara el monte de Venus… pero lo que más le sorprendió fue que cuando más alegría le estaba dando por los bajos, la tomó en brazos, la puso suavemente encima de la Harley-Davidson y le hizo el amor hasta dejarla bizca de placer… “Qué bonito, encima de una moto y además a 100 kilómetros por hora por la orilla del mar…” Fue un glorioso San Valentín porque acabó en su rancho confirmando que, efectivamente, era rico y que Dios lo había puesto en su camino para hacerla feliz… También le colocó un diamante de 20.000 pavos en el dedo chico del pie derecho… “Santo cielo, menudo orgasmo me dio…”

Era verdad lo del “avec toi”… Todo se lo dejó a ella… y allí estaba la pobre mujer recordando al amor de su vida, rodeada de tumbas y de cipreses que se movían como las bailarinas turcas de los puticlub de Ocean Drive. La paz y la quietud le daba una cierta serenidad para asimilar que era viuda y que la tristeza se apoderaría de ella para siempre. “Si eso no es poesía, que venga Dios y lo vea…” Claro que sí… aquello era poesía porque tenía 30 años y estaba en la flor de la vida. Y sin embargo allí estaba otro 14 de febrero… el primer año sin su esposo al que amaba. ¡Qué cosa más mala era eso de quedarse viuda! ¡Qué cosa más triste era estar al atardecer en el City of Miami Cemetery! Nadie parecía recordar a sus seres queridos… ¿Quizás porque era el Día de San Valentín? ¿Es que no hay un minuto en esta puñetera vida posmoderna para visitar la tumba del amor de tu vida?asi-fue-san-valentin-writeintheglobaljungle-com2

Claro que hay poesía por mucho que se riera de ella… Sobre la hierba picotean los últimos pájaros que buscarán refugio en cualquier arbolillo cercano porque los cipreses no quieren saber nada de pajaritos porque se cagan de miedo por el balanceo y pudren las ramas. Bendito rancho de muertos queridos por sus familias y bendecidos por el Cielo… Pajarillos piadosos que saludan con su vuelo y el vecindario en silencio… El silencio de las otras tumbas que la rodean. Dios qué soledad tan grande le acongojaba el corazón y el alma; el vientre también… ¿Que no es poesía? “Pues claro que sí…” El que fue su marido la creía tonta pero ella no era tan tonta porque sabía de sobra que se veía con la putona de la vecina… Y ella se lo echó en cara pero su hombre le dijo que aquella golfa no significaba nada para él ya que los franceses si tienen una amante no es para engañar a su esposa sino para descargar unos pocos espermatozoides que pesan mucho en los huevos…

Pero la guarra de la vecina movía el culo como una zorra de Pensacola y chupaba con lascivia la botella de coca-cola cada vez que se la encontraba en la terraza de un bar… “La putona me ponía fuera de quicio, sin embargo esa pendona de Coconut Grove no consiguió robármelo…” Y allí estaba en el cementerio bajo una ligera llovizna y un calor sofocante… Desde allá arriba, el Pastor Soberano que cuida de su rebaño, seguro que la está mirando porque ella está tumbada en la tumba de su difunto marido… “Tumbada en la tumba…” que bellas palabras de una esposa como si todavía estuviese en la cama junto al hombre de su vida… Claro que había poesía… y ella recordó las rimas poéticas de tumbada en la tumba bailando una rumba… “Dios mío qué vergüenza” ¿Cómo se me ocurren esas cosas?asi-fue-san-valentin-writeintheglobaljungle-com

Ya era tarde y los cipreses se volvieron negros. Las puntas pardas o negras llegaban a las estrellas, parecían escaleras por donde deberían subir las almas al cielo. Era el Día de San Valentín y allí estaba recordando a su difunto esposo. Era el día del enamoramiento y el amor pero no tenía a su marido para que le regalara un corazón de chocolate con unos fresones incrustados en la nata… ¡Qué día más feo sin su marido! ¡Qué tristeza con treinta años que tenía! Pero más que escaleras parecían torres negras y endurecidas que se empinaban hacia el cielo como penes buscando el sexo de su amada blanca con cabellera púbica morena de verde luna…

Claro que había recuerdo porque allí tumbada sentía perfectamente cómo su difunto marido dulcificaba su monte de Venus y la volvía loca a lengüetazos. Un movimiento sísmico la envolvía y los nervios del cuello se le retorcían y le hacían cosquilla en la oreja. “Un traqueteo que te deja como ida, jadeando y con tembliques por todo el cuerpo”… Eso no se olvida nunca y tanto era así que le vinieron dos o tres orgasmos seguidos que la hicieron estremecer encima del mármol… un mármol que no era frío sino muy caliente y parecía como si un terremoto moviera la tumba o como si su difunto marido estuviese bailando una rumba…

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/amor/dia-de-los-enamorados/alfonso-m-becker/pareja-/que-bonito-dia-para-enamorarse/371621

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

panorama-asi-fue-san-valentin-writeintheglobaljungle-combuen-dia-asi-fue-san-valentin-writeintheglobaljungle-com

BAJO UN CIELO REPLETO DE AVIONES .- by Alfonso M. Becker

BAJO UN CIELO LLENO DE AVIONES DE GUERRA- writeintheglobaljungle.com

Bajo un cielo lleno de aviones…Lienzo de :Alfonso M. Becker

La libertad de la fantasía no es ninguna huida a la irrealidad; es creación y osadía para describir este verdadero mundo” Eugen Ionescu

Aparece por todos los rincones digitales de los mass media. Ni siquiera se libra el papel impreso, ese enfermo terminal que solo sobrevive a fuerza de cotilleo en los panfletos de farándula con foto exclusiva de nudismo erótico coleccionable. Maldita sea, es el fantasma de Eugenio… el divino cabronazo se aparece por todos sitios mofándose de los idiotas, con peluca a lo Adam Smith, que creen saber de economía por haber hecho una maestría de seis meses en la que también entran la política mundial, la ecología para aficionados en babuchas de andar por casa y la depilación láser. Todo por el mismo precio. Una ganga para agrandar el ego de los gilipollas que luego no saben expresar nada porque nunca han sabido de nada, ni aún pasando por la universidad.

.

¡Oiga que mi hijo no es moco de pavo!, que me han costado un dineral la carrera y los tres máster para que usted le diga que es un maldito fisiócrata del prostíbulo de Quesnay… Di que sí, mamá, ponlo de vuelta y media, que estoy muy contento porque ya tengo media docena de títulos y ahora puedo opinar de todo lo que me dé la gana… Bien, veamos señora, su hijo es un perfecto idiota y padece una puñetera enfermedad terminal que le impide ver o al menos notar que las palabras están ahí, precisas y claras, para decir lo que haya que decir y no andarse con absurdas gilipolleces de lo guapo que es Barack Obama… Por otra parte. Yo no he dicho que su hijo haya nacido en un prostíbulo parisino ni que es retoño de ramera porque cualquier mente pensante sabría que me refiero a François Quesnay que tenía en su escudo de armas las tres flores de pensamiento…

.

Pensar… No es mucho pedir antes de dejar por escrito que es una liendre con delirios de periodista. No sé si lo pilla, señora, pero el cirujano de Versalles era economista y la metáfora de las tres flores del “pensamiento”, otorgada adrede por el rey de Francia, revelaba que los títulos y las capacidades viajan por caminos distintos pues el sabio, el genio, solo necesita mostrarse en su arte para hacerse comprender incluso cuando hace un notable esfuerzo pedagógico para rentabilizar el lenguaje a fuerza de ahorro de energía y tiempo… Todo sea para que el lector no sufra. Se equivoca, no era un chulo de putas, aunque su hijo sí lo parece por su look, pues lo de fermiers y lo de grains no se refiere a que parece un marica puertorriqueño con granos en el culo… sino a un estudio del fisiócrata francés sobre granjeros, trigo y maíz que eran de su especial interés por la economía, y formaban parte de su sistema económico para un reino agrícola…

.

Su hijo puede ser campesino pero no escritor… Menos mal porque eso significa que algo verdadero hay en esta vida ¿no? Agricultor con un máster en fumigación biológica. ¿Y me puede decir de qué se trata? Efectivamente. Mire usted, en este mundo se reparten títulos y acreditaciones por doquier. Se compran por kilos… La gente quiere ponerlo en sus tarjetas de visita. Puede opinar sobre todo lo que él quiera, pero debe saber que si lo hace por escrito y lo saca a la palestra mediática, corre el riesgo de que se rían del hijo de su madre e incluso de la madre que lo parió. En el imperio de las letras, la comunicación existe. Basta con ser un artista para escribir artículos y componer toda una obra de estilo, atrevimiento, renovación, revelación y revolución. Basta con ser escritor para que los listos de espíritu te llamen y te ofrezcan su espacio aunque entren en pánico por miedo a que digas demasiado… Solo los mediocres te rechazan, los que no valen para medir sus armas porque en su cobarde naturaleza se sienten amenazados por el ingenio ajeno.

.

La suspicacia del literato asusta a los hombres y atrae a las mujeres. Siempre ha sido así. Los ignorantes no saben de lo que escribes, cuando intentan leerlo no lo entienden, y hombres de mala fe te ven como arrogante competidor… Las mujeres, en cambio, se sienten atraídas por los individuos que se manejan bien con el lenguaje. Son muy finas y muy listas para detectar a un pobre desgraciado que escribe. El cerebro femenino detecta a los hombres interesantes por lo que escriben, pero parece que es luego el oído de las féminas el que disfruta con la oratoria y recoge las señales de la evolución sexual. La oreja de las mujeres es, por lo visto, un auténtico radar… Pero salvo este discreto y frívolo detalle, escribir es un acto propio de gente solitaria que no quiere estar sola… Hay mucho que escribir sobre eso. Todavía queda mucho por escribir.

Quizás algo digno a tener en cuenta sobre esto de escribir artículos para los periódicos es que para que un artículo sea bueno no debe parecerse nunca a un artículo periodístico… En eso admiro a los propagandistas de las iglesias y las sinagogas pues abandonan, sin miramiento alguno, el camino de la realidad viajando sin rubor por los atajos de la metafísica y ya no sabes qué significa realmente el texto, nada hay de claro en lo que estás leyendo, hasta el punto de que ayer leí mandamientos que me parecieron escritos directamente por Dios al periódico y que se referían a mí en una comunicación personal, intransferible y secreta. Estaba claro el mensaje: la novela nunca debe ser literaria y la poesía jamás debe ser poética… Era el fantasma de Eugenio que se mete en la cabeza cuando menos te lo esperas. Los escritores sabemos que una obra de teatro deja de serlo precisamente cuando es teatral…

.

Confieso que yo no podría vivir entre gente que no amara la literatura ni disfrutase de ella. Me enseñaron en la escuela que no hay que dejarse paralizar por la duda. La vida es literatura y la llegada de la muerte también es literatura. Todas las angustias personales y las pesadillas más íntimas, son literatura. El amor y todo su significado, es literatura… Por eso tenemos nuestros propios fantasmas y si no bordeamos los desfiladeros de la esquizofrenia con riesgo de precipitarnos al vacío es, precisamente, porque en las más antiguas mitologías hemos sido Aquiles, Ulises o Héctor… Parece que todos estuvimos en Troya. Al fin y al cabo, todo en la vida comienza con un poema que recoge toda nuestra cólera, nuestra ira y nuestra furia contra el que mancilla este buen oficio. Nuestra vida entera es literatura.

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/politica/bajo-un-cielo-lleno-de-aviones/356948

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

ALFONSO M. BECKER EN LITERATURA-OPINION

ARTE Y NARRATIVA-ALFONSO M. BECKERBAJO UN CIELO LLENO DE AVIONES DE GUERRA- writeintheglobaljungle.com00BAJO UN CIELO LLENO DE AVIONES DE GUERRA- writeintheglobaljungle.com2BAJO UN CIELO LLENO DE AVIONES DE GUERRA- writeintheglobaljungle.com11CIELO LLENO DE AVIONES DE GUERRA- writeintheglobaljungle.comCIELO LLENO DE AVIONES DE GUERRA- writeintheglobaljungle.com2EL ARTE LITERARIO-ALFONSO M. BECKER

LA SHERIFF DEL CONDADO… .- by Alfonso M. Becker

COMMUNITY SERVICE

Lo que faltaba… una mujer…”

Ese era, exactamente, el titular en primera página del Sex Morning Journal de Fort Lauderdale. Estaba redactado el artículo, además, en español… para que le doliera más a la recién elegida sheriff del Condado de Broward: Dulcinea Huge Tits, soltera y sin compromiso, de origen español y la más guapa de entre todas las mujeres que se habían visto nunca en la península de Florida. Quizás el hecho de que año anterior había sido elegida Miss “Pompi” de Pompano Beach y Glándulas Mamarias del Año por la Asociación de Pediatras de Coconut Grove, había propagado la malévola envidia entre las demás concursantes del evento de belleza cuyo principal patrocinador era un hombre de paja que trabajaba en secreto para Donald Trump, promocionando y reivindicando la belleza anglosajona y Adventista del Séptimo Día… “Lo que faltaba… una mujer...”1

.

Estaba clarísimo que la nueva sheriff lo tenía todo en su contra por ser hispana, y todas las apuestas indicaban que no duraría cinco minutos en su cargo; porque a nivel popular todas las sospechas y comentarios giraban en torno a lo mismo: “algún pez gordo se la está tirando porque ese prodigio sexual de mujer no sabe hacer la O ni con un canuto”… “Claro, así quién no, con esas tetas consigo yo la presidencia de los Estados Unidos”… “Solo una pendona española puede hacer una carrera tan meteórica”… “Pueden más dos tetas españolas que dos carretas del Far West”… Los titulares de los periódicos eran aún más hirientes: “Lo que faltaba… una voluptuosa mujer es elegida para acabar con la delincuencia sexual”, “Policía sexi pretende imponer el orden en la machista Little Havana ”, “Dos tetas y un destino”, “Erotismo policial en Broward”, “La nueva sheriff apunta con sus dos tetas al crimen organizado”… Y así tuvo que enfrentar su primera semana de trabajo. “Lo que faltaba… una mujer...”

.

Dulcinea Huge Tits estaba tan tranquila en su oficina leyendo un pasaje del Quijote cuando recibió la llamada de su ayudante:

-Jefa, tengo a un encapuchado del Ku Klux Klan, subido en el techo de un coche, gritando a través de un megáfono que hay que matar a todos los negros del planeta Tierra y a los del planeta Marte si los hubiere… Está armado con un fusil de asalto…

.

-¿Estás seguro de que no es un molino de viento? -preguntó, riendo, la sheriff.

-¿Molino de viento? No entiendo jefa -contestó el ayudante afroamericano de la sheriff Huge Tits .

-Tienes que leer más el Quijote -sugirió la jefa- Voy para allá, mantente a una distancia segura.“Lo que faltaba… una mujer...”2

Cuando la flamante sheriff Huge Tits llegó a la escena de alteración de orden público, ya estaban allí la Coconut TV y otras cadenas de televisión de Miami preparando titulares hirientes para socavar el prestigio profesional de Dulcinea mientras los presentadores de la prensa aseguraban que ante un caso como este, la servidora del orden no sobreviviría… Dulcinea cambió impresiones durante unos minutos con su ayudante:

.

-Es un molino de viento… -dijo pensativa la sheriff- no hace falta que pidas refuerzos, no es lo que parece a simple vista…

.

La sheriff caminó con decisión hacia el encapuchado armado y le dijo:

-Oye, guapa, baja del coche si no quieres que te baje a hostias… Ese coche es una propiedad privada y estás abollando el techo. Pero lo que más me cabrea es que ese es mi coche, lo aparco aquí porque me gusta tomarme un café en ese bar de enfrente… ¿Lo pillas, loca del demonio?

.

-¿Me llamas guapa a mí, tetona de la bazofia policial -dijo el encapuchado en tono amenazante- racista, capitalista e imperialista? ¿Llamas guapa a un tío peligroso que es capaz de matar a 300 negros, gallinas de mierda, que están mirando este espectáculo de terror, cagados de miedo?, ¡ Acaso no ves que soy del Ku Klux Klan, idiota sex symbol !“Lo que faltaba… una mujer...”4

.

Dulcinea Huge Tits se subió al techo del coche, se colocó frente al encapuchado y le pegó tal tortazo que no solo le quitó la capucha al delincuente sino que lo lanzó al suelo de cabeza dejándolo traspuesto… Después saltó sobre él y lo esposó con las manos a la espalda. En esto llegó el ayudante y exclamó:

-¡Este hijoputa es un negro!

.

-Efectivamente -dijo la jefa- pero trátalo con cariño que es un negro mariquita que buscaba el suicidio… El fusil M-16 es de juguete. Ya te dije que me parecía un molino de viento.

.

La prensa no trató a la nueva sheriff como realmente merecía. Los titulares no pasaron de un “Así cualquiera, era mariquita”, o bien “Un afeminado se burla de la sheriff del Condado”, “Sheriff femenino le pega un tortazo a un negro y casi lo mata”, “La nueva sheriff podría ser la causante racista de una insurrección afroamericana en los Estados Unidos”…

.

sheriff sexiLa hispanofobia era evidente y ninguna autoridad federal salió en su defensa porque todos los políticos estadounidenses iban a lo suyo, con sus aberrantes discursos, en busca de votos. Pero Dulcinea siguió con su trabajo porque, como dijo don Quijote, hay que confiar siempre que con el tiempo se conseguirían dulces salidas a todas las amarguras y dificultades. Así tuvo que afrontar una semana y luego un mes… Su mala prensa le precedía por donde iba… No pensaba rendirse como tampoco pensaba vestirse como quisieran los mass media. Lo único reglamentario en su uniforme era llevar su insignia y su arma como lo hacía cualquier sheriff masculino vistiendo como le daba la gana porque era hombre… Le gustaba ponerse guapa como a cualquier mujer y mucho más siendo soltera y con ganas de conocer al hombre de su vida, casarse y tener una familia.

.

Dulcinea Huge Tits medía casi dos metros de altura, era rubia, de ojos azules y si bien sus medidas no eran la de una top model de esta época, si era una bendición del cielo para que los ojos de los hombres quedaran deslumbrados para siempre ante semejante belleza y divina proporción de su esplendorosa anatomía. Todo en su bendito cuerpo era tan grande, tan bello y tan hermoso como sus ojos celestiales de felina mirada femenina, y su boca sensual que pedía a gritos ser besada por multimillonarios del petroleo, directores de cine, príncipes e incluso reyes y ¡por qué no! por un hombre normal y corriente, medianamente guapo y con un sueldo fijo porque no estaban los tiempos para casarse con cualquier mendigo. Y menos con ese cuerpo tan exuberante y tan lindo…“Lo que faltaba… una mujer...”

.

Un día se puso guapa para ir a tomarse su cafelito en el bar de Liberty City, barrio negro de Miami donde aparcaba su coche. El camarero la saludó y atendió, como siempre, en la barra y le puso su café con leche y un pastelillo de coco, solo que aquella vez el camarero tenía la cara blanca como un muerto… Un muerto de miedo… Dulcinea llevaba puesto un precioso vestido de seda negro con encajes de bolillo, tan cortito, que dejaba a los ojos de toda la humanidad masculina sus dos hermosos muslos blancos cubiertos por unas sugerentes medias negras de redecilla…

.

Llevaba la cabeza tocada con una boina negra donde estaba puesta la estrella de sheriff. También llevaba la pistola reglamentaria y otra placa en el cinturón. Estaba tan guapa y tan relajada que se echó sobre el mostrador para ponerle azúcar al café y moverlo con la cucharilla. En esa posición de descanso, el culo lo tenía en pompa y se le veían claramente las bragas negras transparentes de lencería Christian Dior women’s underwear, la exclusiva boutique de las mujeres más guapas y hermosas de Miami…

.

Notaba un ligero frescor en la entrepierna, como si le entrara una corriente de aire por sus partes clandestinas que elevaba su vestido como al de Marilyn Monroe… El camarero estaba a punto de desmayarse. Pero Dulcinea pensaba en el fresquito que le estaba entrando por su parte más íntima… y no era una corriente de aire sino el bastón de oro de Malcolm Bad Milk, jefe de la mafia afroamericana conocida por los Killer Panthers de Liberty City que le levantó el vestido para a continuación, el sinvergüenza, abarcarle todo su pubis con la otra mano. A la sheriff Dulcinea Huge Tits le dio un sobresalto y solo le dio tiempo a desenfundar su pistola pero no pudo volverse para ver al atacante porque cinco miembros de la banda la agarraron y la desarmaron, le rociaron la cara al camarero con un spray que le provocó un soponcio, y mientras, el peligroso delincuente le seguía sobando el monte de Venus…"LO QUE FALTABA... UNA MUJER..."

.

¿Que podía hacer la indefensa sheriff del Condado de Broward cuando el más peligroso asesino, traficante de mujeres de drogas, de armas y de películas porno, le estaba toqueteando el botón de la felicidad? ¿Qué había hecho ella en esta vida para merecer aquello? ¿Cómo se atreve un delincuente a cometer ese acto de barbarie a una agente de la ley?, ¿Si Dios existía por qué no impedía aquella masacre contra su cuerpo?…

.

Esas eran las grandes preguntas filosóficas que se estaba haciendo cuando los ojos se le cerraban con un calambre muy extraño y el jefe de la mafia le besaba el cuello y le lamía la oreja… Entonces se le abrió la puerta de la sexualidad que todas las mujeres tienen en el oído externo y las palabras más eróticas que había escuchado nunca, rebotaron en su tímpano: “Quiero que seas mi mujer”, “Vas a ser la reina de Miami”, “La mujer más feliz del mundo”, “La más guapa y mejor vestida del planeta”, “Serás Miss Universo o mataré a Donald Trump”, “Serás mía y de nadie más, te lo juro por mi madre”

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/miami/historia/alfonso-m-becker/don-quijote/350622

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

"LO QUE FALTABA... UNA MUJER..."PANORAMA de la sheriff del condadoSHERIFF-COUNTY-PANORAMA

LA VIDA COMO UN MALDITO SUEÑO… by Alfonso M. Becker

Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –

Toda la vida es un maldito sueño…

Si no recuerdas las locuras en las que el amor te hizo caer, no has amado William Shakespeare.

ALFONSO M. BECKERJohn Tegucigalpa era bello y atractivo por los cuatro costados, por tanto, era también normal que le pasaran tantas cosas… Escribía reflexiones filosóficas en el Diario de la mañana de Miami por las que le pagaban una fortuna y poemas de amor en el Pensacola Times que lo hicieron famoso entre la comunidad hispana de los Estados Unidos y más concretamente entre las mujeres de lengua española… Y cuando digo lengua me refiero a un idioma. Ese idioma capaz de llamar a cada cosa sexual por su nombre, sin medias tintas. Todas la mañanas se miraba al espejo y comprendía perfectamente el porqué las mujeres de todos los colores, enloquecían con su presencia. Sí, es cierto… Efectivamente era guapísimo, más blanco que la leche y de cabello rubio como la cerveza. No es porque fuera español… pero era odiado por su guapura hasta por el espejo; ese cristal reflectante enteramente poseído por la envidia.

.

Era muchísimo más blanco que Michael Jackson y cien mil veces más guapo que Denzel Washington en pelotas, espolvoreado en harina… Quizás por eso era también odiado por los afroamericanos de Miami… Pero era la envidia, en realidad, lo que mataba por dentro a los negros, los carcomía la envidia porque era público y notorio que se había acostado con Rihanna y que Halle Berry se había encaprichado de sus calzoncillos… ¿Pero qué repugnante muestra de racismo era esa? ¿Por qué le decían blanco de mierda? ¿A dónde estamos llegando con la hispanofobia? Quizás podría deberse a que le gustaba puntualizar que él no era hispano, sino español. Una cosa no tiene nada que ver con la otra… El español es de España y el hispano puede ser de cualquier sitio perdido de la mano de Dios… Es decir, hay una cierta pureza en ser español, no pureza de raza ni gilipolleces por el estilo, sino una cierta clase que se adquiera solo cuando se nace Madrid… Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –1

.

Pero no solo le odiaban los negros… También le odiaban los hispanos de todas las etnias y colores. Sí, es verdad que votaba por Donald Trump… ¿Pero eso era un motivo suficiente? ¿Es acaso porque distinguía a un español de un hispano como queriendo distanciarse y aclarar el concepto? No, no y no… era, más bien, porque a las hispanas se les caía la baba cuando John Tegucigalpa se bajaba los pantalones en la playa o en la piscina y daban muestras evidentes de que sus femeninos pubis burbujeaban como gaseosas. ¿Qué culpa tenía él de provocar el delirio sexual entre las hispanas? La conclusión estaba bien clara… era odiado por los hombres porque era blanco; hombres negros, hombres hispanos y también los hombres asiáticos. Pero estos últimos lo odiaban concretamente porque escribía artículos escabrosos sobre las chinas y las japonesas con las que había mantenido relaciones amatorias…

.

Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –3Había demostrado que cuando hacía “feliz” a una japonesa con sus conocimientos sexuales, dejaban de tener los ojos rasgados y se le quedaban redondos para toda la vida… Las japonesas lo llamaba orgasmo circular asiático. Una cosa muy fuerte que te entraba por el cuerpo que te dejaba los ojos como platos… Sin embargo con las chinas era al revés, no es que se les pusieran más rasgados de lo normal, es que se le cerraban del todo y se quedaban como dormidas… Las chinas lo llamaba éxtasis sexual de párpado y la explicación era que llegaban al clímax con los ojos vueltos por las grandes dimensiones anatómicas que no encontraban ni existían entre los hombres chinos… Y eso le dolía a la comunidad masculina de Chinatown…

.

Una vez soñó que una japonesa, una negra, una mestiza, una sueca super-blanca, una india navajo y una esquimal con ojeras, lo invitaron a una cama redonda… John Tegucigalpa no sabía lo que era una cama redonda… Podría ser una metáfora, un juego literario o alguna cosa extraña de mujeres sofocadas por los calores del deseo. Sin embargo a él no le hacía gracia que una cama fuera redonda porque nunca sabes dónde poner la almohada… Le parecía poco erótico poner la almohada donde podrían haber estado antes los pies… Y hay gente que no se lava los pies… Pero bueno, todo sea por complacer a una mujer con furor en sus partes íntimas. Si tiene que ser en una cama redonda, como si es pentagonal… Pero la verdad es que aquello parecía la ONU. Entonces todas se lanzaron sobre él como una jauría de lobos amistosos. No hubo bocados ni arañones ni nada por el estilo. Solo besitos… La cosa empezaba bien hasta que la esquimal con ojeras cogió una lata de pintura negra y comenzó a pintarle todo el cuerpo mientras las otras mujeres se morían de risa… Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –14

.

No es que le pareciera un insulto, pero a John Tegucigalpa no le pareció una idea erótica porque su libido se lo estaba diciendo al oído. Cuando el cerebro dice que no, es que no… Hasta ahí podíamos llegar… Y entonces se levantó en el sueño y se dio cuenta que la cama no era redonda sino que era un lienzo rectangular sobre una mesa donde seis alumnas de una clase de pintura estaban pintando un negro en la selva con sus partes al aire… Aquello le pareció de mal gusto, más que nada, porque habían pintado el pito del negro más pequeño que el de un japonés. Cosa de locas que se toman la asignatura de pintura a cachondeo. Estaba claro que la sexualidad lo impregna todo. Incluso las bellas artes. Así que para escapar del sueño, salió a la calle corriendo y observó que todo el mundo era blanco menos él, que seguía pintado de negro. No comprendía nada… Y cuando despertó tampoco, porque fue al espejo del cuarto de baño y se veía tan blanco como siempre… ¿Qué interpretación podía tener aquello que soñó?

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –13

Se le ocurrió entonces que podía escribir un artículo sobre las mentes esquizoides y por qué hay gente que quiere transformarse en lo que no es… porque está claro que hay mujeres que quieren ser hombres y viceversa; rubias suecas de pelo lacio que quieren ser negras con el pelo azabache ensortijado, moros que quieren ser cristianos, judíos que quieren ser budistas, ancianos que quieren ser jóvenes y niños de pecho que quieren ser viejos; señoras que se operan para tener las tetas grandes y otras que lo hacen para tener los pechos pequeños… Y seguro que todo eso es por algo sexual… Desde luego era un tema interesante… Pero era viernes por la noche, tenía treinta años y todo un fin de semana por delante; quería disfrutarlo y encontrar una mujer en la que descargar todo su potencial amatorio. Hacer feliz a una hembra era su máxima especialidad… Le gustaban las mujeres con locura, y esa exaltación de ánimo estaba determinada porque John Tegucigalpa sabía que las mujeres lo adoraban. Así que se puso guapo y entró en un bar de Ocean Drive y pidió una cerveza. A su lado había una negra preciosa con el pelo teñido de rojo… ¿Ves como tengo razón?-pensó… La gente quiere ser lo que no es… Toda la vida es un maldito sueño sexual.

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –12

Sus hermosos pechos puntiagudos sobrepasaban más de la mitad de la barra del bar. Tanto es así que su vaso de whisky estaba atrapado entre sus dos diabólicos pechos. Cuando el camarero le llenó el vaso, se quedó bizco… Sentada en el taburete mostraba sus maravillosas y largas piernas: dos hermosos jamones de pantera negra. La falda era tan pequeña como un papel de fumar. Cuando una mujer con las piernas cruzadas mueve con frenesí uno de sus tacones de aguja para que la sandalia golpee su talón, es una clarísima señal sexual de que está aplaudiendo con los pies la presencia de John Tegucigalpa a su lado… Así pensaba John, el escritor de inolvidables artículos periodísticos… El tac-tac-tac del dichoso zapato, lo enterneció a tal extremo que no cabía en sus calzoncillos. Armado de deseo, creyó que era el momento oportuno y adecuado para decirle algo bonito en la orejita y llevársela al catre… Dios Santo… qué noche más bonita bajo la luna sexual de Miami le esperaba.

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –11

Qué le diría John Tegucigalpa para que la hermosa hembra se revolviera violentamente y le arrojara el contenido de su vaso de whisky en los ojos… Una lamentable acción que lo dejó ciego y con un escozor insoportable en los globos oculares. Entonces le pidió a Dios que no lo convirtiera en un invidente porque se acabaría para él la posibilidad de leer un buen libro y también su carrera literaria… Y tuvo suerte porque parece que el Altísimo lo escuchó y le devolvió la vista para poder ver con sus enrojecidos ojos cómo la buena señora le arreó una bofetada que le dejó la boca torcida y paralizada… Así que no pudo pedirle disculpas porque se quedó sin habla. Solo podía balbucear algún vocablo que podría ser mal interpretado, como soez, y empeorar la situación. En casos como ese, lo mejor es no decir nada. Otra vez, Dios, estaba de su parte porque con la mandíbula desencajada no metería la pata de nuevo…

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –6

No satisfecha con aquella muestra de agresividad, la hermosa negra pelirroja dio un paso atrás para coger impulso y le propinó una patada en los testículos que lo dejó sin respiración… Nunca mejor dicho fue un golpe tan bajo que le desinfló por completo los escrotos. Como si se le fuera la vida, cayó al suelo retorcido de dolor y sintió perfectamente como el hipotálamo intentaba recrear el violento incidente desde el punto de vista de lo onírico. Es decir, aquello parecía una maldita pesadilla… Un hipotálamo -por cierto- que también estaba a punto de reventar. Vamos a ver… lo único que le había dicho a la señora es que daría su vida por tener la sagrada oportunidad de bajarle las bragas y ver si tenía el pubis pelirrojo… Tampoco era para tanto. Aquel era el bar adecuado porque aquello solo podría parecer un tugurio de mala muerte y ella una mujer buscando al hombre de su vida, relajándose con un trago. Ni estaba en un congreso de madres católicas, ni había entrado equivocado en un convento de monjas.

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/entretenimiento/alfonso-m-becker/toda-la-vida-es-un-maldito-sueno/348279

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –9Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –5Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –4TODA LA VIDA ES UN MALDITO SUEÑO- writeintheglobaljungle.com –PANORAMA

SUBLIME EXPERIENCIA SEXUAL… by Alfonso M. Becker

SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –

Experiencia sexual indescriptible…

ALFONSO M. BECKER (miamidiario.com)

Se le suele llamar amor sensual por no llamarlo amor ardiente y desquiciado. Es posible que sea porque la gente de lenguaje políticamente correcto es muy timorata a la hora de llamar a las cosas por su nombre. Pero se podría decir que es amor sexual a secas… Sexo, simplemente sexo… algo que no nos distinguiría mucho de los perros que se aparean por la calle. ¿Pero eso es amor? ¿Ama de verdad un perro a una perra? ¿Está dispuesto a tener perritos con ella, fundar una familia y pagar una hipoteca? Y la perra… ¿Qué me dicen de la perra? ¿Está enamorada del perro? ¿Lo quiere y le será fiel hasta que la muerte los separe o es uno más de los perros que la montan? ¿Qué es todo esto? ¿Puede una mujer ser un puñetero animal que solo busca espermatozoides para perpetuar la especie? ¿Y qué explicación podemos darle si lo que esa mujer busca no es perpetuar la especie sino volverse loca de placer con los perros que copulan con ella? Quizás amor calenturiento no sea lo más adecuado porque suele presentar a la mujer como una golfa con propensión excesiva a disfrutar de los placeres de los sentidos. Puta… lo que se dice puta, no es correcto llamarla porque, en principio, no hay intención de intercambiar sexo por dinero…

Otra cosa que podría preguntarse uno es por qué una gata se aparea con cinco gatos a la vez en un tejado de acero galvanizado calentado por el sol ardiente del verano… Sexo en grupo… Dios Santo… ¿Sabe la mayoría de la gente lo que es una orgía de felinos domésticos? ¿Han visto alguna vez la cara de la gata mientras media docena de gatos machos la rodea para que no escape hasta que todos sacien su apetito sexual? ¿Han oído alguna vez los gritos y alaridos de placer de una gata cuando, uno detrás de otro, la muerden en el cuello para inmovilizarla y tratar de fecundarla salvajemente?…

No le cabía duda de que todo eso era muy interesante para conocer a las mujeres. Quizás porque había decidido que ya era hora de casarse, Armando Paz, deseaba conocer a la mujer adecuada de entre las que a él le gustaban a primera vista… Reflexionaba sobre todas estas cosas. Le daba vueltas a la cabeza sobre el asunto del amor y del sexo en los tiempos que corren… y comentaba con sus pocos y elegidos amigos, lo que se suele comentar entre hombres que buscan la mujer ideal. Dicen que la belleza de una mujer debe medirse por la sensualidad que irradia su naturaleza pero había que tener cuidado y no confundir la estética que su cuerpo, como anatomía femenina, representa…

Frederique Femme Fatale, de origen francés, trabajaba en la sección inmobiliaria del Central Bank of Miami, era la encargada de asesorar a los clientes en la compra de viviendas propiedad de la entidad bancaria para la que trabajaba. La adquisición de propiedad horizontal y vertical estaba por los cielos en Miami. Era un auténtico boom inmobiliario lo que se estaba viviendo en todo el Estado y ella parecía que lo tenía muy fácil… Los resultados y las cuentas hablaban por sí solas. Vendía pisos, apartamentos, casas con jardín y locales comerciales como si fuesen pipas y caramelos para niños… Los compañeros de la oficina que se atrevían con proposiciones de salir o conocerla mejor… lo tenían muy claro: Frederique era inaccesible para cualquier “pringao” muerto de hambre porque no solo era guapa y hermosa sino que además era poseedora de un atractivo sexual superlativo. Aunque sabían que era soltera y no se le conocía ni acompañante asiduo, ni novio ni nada, todos intuían que ella buscaba algo grande y especial en lo que respecta a hombres. Sus compañeras la conocían mejor y entendían perfectamente que ninguna podía competir con Frederique a la hora de casarse, por ejemplo, con un millonario… porque ella no era una mujer para cualquiera. Esa iba a por un millonario… O quizás no, porque se le veían maneras muy secas y cortantes. Ni parecía una devoradora de hombres, ni la clásica muñequita sexual para pescar un hombre rico…

Armando vivía prácticamente en su oficina, en un rascacielos de Miami Beach. Era experto en inversiones para ganar dinero en cualquier punto del planeta y WallStreet era un quiosco de mala muerte comparado con su despacho. Una antena parabólica en la azotea del edificio lo conectaba, cuando él quisiera, con cualquier parte del mundo, con cualquier político del planeta, con la estación espacial o con la sonda Curiosity de Marte… pero le faltaba algo… tenía la necesidad de conocer a la mujer adecuada que lo hiciera feliz. Y se puso manos a la obra porque tenía cuarenta años y solo había conocido pendonas y mujeres de mal vivir. Así que en cuanto vio a esa empleada salir del banco, no pudo resistir la tentación de conocerla mejor.

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/sexo/cuento/robo/alfonso-m-becker/342773

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –0SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –00SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –000SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –0000SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –1SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –2

SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –3SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –4SUBLIME  EXPERIENCIA  SEXUAL - writeintheglobaljungle.com –5SEXUAL PORTADA

« Entradas Anteriores