Asesinados, desmembrados, triturados y licuados…

La sátira británica para luchar por la democracia es un buen ejemplo cristiano…

It is too tedious to give a full account of the whole scheme; what is most remarkable is, that this society ought to consist of the heads of each Party; that no lye is to pass current without their approbation…”

John Arbuthnot (British satire to fight for democracy) año de Dios 1733

Muchedumbre de perros que ladran y ladran…

¿El Cuarto Poder? ¡Noooo…! ¡Es el primero! Benjamin Disraeli nos enseñó a todos que llegarían poco a poco, con el tiempo justo, las universidades periféricas para plebeyos de la más baja condición… Desde el punto de vista sociopolítico se matarían varios pájaros con un solo cartucho y la función transmisora de los crédulos e ingenuos titulados en la más patética ignorancia periodística resulta indispensable ya que, como dice el admirable profesor Jean-Jacques Courtine:

No existe en este mundo un idiota ignorante con mejor suerte para propagar una mentira política como el que se la cree, y si está titulado, en su triste y conmovedor afán de notoriedad, la hará correr como la pólvora”…

Dice un refrán muy antiguo, desde el siglo XVII – XVIII, que la literatura ruin es la propia del periodismo partidista en el que se esconde lo más abyecto del crimen político, entre la “masculina” mariconería más caustica de las plumíferas en babuchas de terciopelo y entre el puterío femenino del amancebamiento profesional más canallesco e influyente con el comienzo del siglo XX en el Occidente liberal.

Advertía Claude Mauriac que para escribir hay que tener cualidades indispensables que no se adquieren en el oficio periodístico tal como lo conocemos y ni tan siquiera en los programas de estudios que en las universidades públicas ofrecen. No iba muy descaminado ni hablaba de los “tortuosos” senderos de una supuesta homosexualidad reprimida que recorrió su honorable padre, François Mauriac, premiado con el Nobel de literatura en 1952…

Claude Mauriac se refería (al igual que Roland Barthes y Nathalie Sarraute) al arte de transmitir lo inexpresable pero sin utilizar la literatura y eso solo puede hacerlo un literato, un artista, un escritor en toda regla… Sé que parece algo contradictorio pero el genio de Claude Mauriac hablaba de conseguir las más altas cotas de amoralidad sin que la “a” se tomara como un signo de carencia… Sino todo lo contrario.

Escribió la filósofa Hannah Arendt que, desde entonces, “la transmisión de la verdad factual abarca mucho más que la información diaria que pretenden brindar los mediocres del periodismo”… Se necesita aliteratura… Una cualidad que debería ser el horizonte hacia el que hay que cabalgar con las palabras escritas, aunque no logremos llegar nunca… La más alta distinción intelectual a la que aspiran los que amamos la literatura.

Hannah Arendt dejó por escrito y repitió “mil veces” en sus clases en Princeton, Berkeley, Chicago, Yale o Columbia que si algún día el periodismo se convirtiera en el “cuarto poder” tendría que ser protegido del poder gubernamental y de la presión de la chusma ignorante con mucho y mayor cuidado que el poder judicial porque todos nos jugamos la democracia y la libertad de expresar las ideas.

Esta experta en filosofía política, grandiosa intelectual y gran mujer, no hubiera expresado las gilipolleces que se han escrito sobre Jamal Ahmad Khashoggi sin haber puntualizado primero que el supuestamente descuartizado, triturado y desaparecido “informador” en The Washington Post, odiaba la cultura judeocristiana, no tenía nada de liberal ni de demócrata, y pertenecía al clan más peligroso y asesino de los wahabistas que pretendía la eliminación “por todos los medios” del príncipe heredero Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud…

El futuro rey de los saudíes es otro para echarle de comer a parte en la Casa de Saud, porque le corta el cuello al primero que toque su plato… y para sobrevivir entre asesinos mahometanos -según la inteligencia británica- el que se sienta en el trono no tiene más remedio que matar demostrando una espectacular eficacia y poderes supuestamente “omnímodos” si quiere ser respetado…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://miamidiario.com/alfonso-m-becker-muchedumbre-de-perros-que-ladran-y-ladran/

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.