¡Por las bragas de Melania que lo mato! .- by Alfonso M. Becker

Ingeniería política para la gobernanza, espectáculo global sobre el poder imperial y el supuesto declive de Washington

¡Por las bragas de Melania que lo mato!

Nothing has changed in thousands of years and nothing will change, except the show”. Alfonso M. Becker

Decían los antiguos amantes de aquellas primeras pantallas destinadas para el entretenimiento, mucho más allá de nuestros abuelos, que antes se iba al cine con la absoluta certeza de que los grandes hombres y las mujeres hermosas y bellas, jamás utilizarían el retrete o se cambiarían la compresa menstrual, o se limpiarían el trasero con el rollo de papel higiénico, o se lavarían en el bidé sus partes íntimas… Era impensable que los grandes héroes masculinos y las estrellas femeninas del celuloide mostraran a sus fanáticos seguidores que los dioses del séptimo arte eran, en realidad, tan vulgarmente humanos como todos nosotros.

Sin embargo ahora, en plena era de las representaciones teatrales protagonizadas por los políticos de la más baja alcurnia, para consumo de los rebaños de votantes, es precisamente la raíz del espectáculo la que se hunde en la más antigua de las especializaciones del poder. La manipulación social mediante distintas ramas de especialistas fabricantes de símbolos está a la orden del día; distintos caminos para llegar al mismo punto: la representación diplomática de la férrea sociedad jerárquica. “A ver cuando te enteras de quién es el que manda, idiota”… que diría Donald Trump.

También dijo cosas semejantes el que estaba antes que el magnate neoyorquino en el

Ala Oeste de la Casa Blanca… y todos los que le precedieron. Decían algo como esto los calvinistas más laboriosos del planeta y estaban en lo cierto: “Si eres pobre muérete porque la vida es una pelea a muerte y nadie te prestará ayuda”… Curioso, desde el punto de vista filosófico, que los más cercanos a Dios discurrieran con tan extrema sutileza para ser dignos de la bendición en los negocios…

Lo que nunca dejó de advertir a gritos The Village Voice desde 1955… La Europa del Plan Marshall quería ser como América y los europeos querían vivir como los americanos.

El “negro loco” James Baldwin y su compinche el judío Norman Mailer, ambos yankees bebedores de whiskey de Bourbon hasta caer al suelo borrachos en los arrabales de París, mostraron a los filósofos franceses “adolescentes” que en Estados Unidos también estaba por venir un Mayo del 68 que examinaba la violencia del capitalismo salvaje, la histeria anticomunista forjada “a medias” con el pequeño imperio soviético, el delito a mano armada contra la propiedad privada y la confusión absoluta en la sociedad estadounidense.

Esta “confusión” americana, incluso en asuntos de racismo, era explicada en Francia, tierra del amor libre y de la frivolidad erótica, como un simple y vulgar espectáculo creado por los magos de Washington. En la posguerra europea se leía con ansiedad The Village Voice, ese periódico de papel que no tenía desperdicio y no había revolucionario en este mundo que se precie, en la década de los sesenta del siglo pasado, que no tomara la revista contracultural neoyorquina como punto de referencia para cualquier análisis europeo sobre la manipulación ejercida desde el poder y las grandes mentiras “vomitadas” por los políticos socialdemócratas…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

https://miamidiario.com/por-las-bragas-de-melania-que-lo-mato/

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.