ENFANGADOS EN UN LODAZAL DE MENTIRAS

Ahora que todos miran para otra parte…

La función pública de la mentira moderna ayuda a digerirlo todo. Tiene un cierto parecido con el bicarbonato sódico y es capaz de combatir la acidez política y hasta el mal aliento de la gobernanza. La verdad ha dejado de tener validez en la prensa dominante y ahora los idiotas y los incultos, con títulos de mercadillo, no tienen oportunidades en los periódicos. Afortunadamente la prensa amarilla, el chismorreo del corazón y el folleteo, promiscuo e indiscriminado de la farándula, son una oportunidad indiscutible para estos desgraciados que no saben ni radiar un partido del Real  Madrid.

Sirva esta frívola introducción para que el lector serio comprenda que el ideal de la democracia liberal no podrá ser superado nunca… Así se confabulen todos los asesinos del Islam con los matarifes más peligrosos y despiadados de la China de Mao y de Fumanchú; y se sumen las hordas rusas provenientes de las tierras salvajes e inhóspitas de la Siberia, capitaneados todos por Vladímir Putin, desde el Kremlin, y su escudero Ramzán Kadýrov, desde la lúgubre guarida de Grozni, donde se ejercita en el baile de la muerte a Occidente… Algo muy serio de la cultura chechen…

Brilla el sol en el National Mall en este verano boreal y refleja su incomoda luz entre los fantasmas smithsonianos y los memoriales a las guerra perdidas y a las que se ganaron de forma inconfesable; eventos de gloria que pudieron maquillarse, gracias a Dios, incluso reescribiendo la historia para bien de las generaciones futuras… Suele explicar en clase, lo mejorcito del profesorado en Filosofía Política de la Escuela de Chicago, que el arte de matar al enemigo, previa destrucción de su poder militar, debe encerrar por obligación todo el secretismo del Estado dando fundamento al imaginario de la mentira pública…

Aunque el fin de la historia anunciado por Fukuyama -en su día- provocó carcajadas en Rusia, estupefacción en China y la maldición mahometana en todas las repúblicas islámicas y reinos de vodevil de la peor calaña mora, tienen ustedes derecho a saber que se han publicado millones de libros y trillones de artículos periodísticos asegurando que lo que verdaderamente había llegado era el “fin de los Estados Unidos” y de la cultura y dominio occidental.

Treinta años llevan diciendo y escribiendo lo mismo… Y los viejos eméritos politólogos de la universidad más prestigiosa del mundo ya están hasta los cojones (perdonen el vocablo) de explicar que nada de eso es cierto; de Chicago salieron cerca de 100 premios Nobel y no se cansan de explicar que una cosa es la geopolítica real y otra el sueño o la pesadilla de los enemigos de Washington y su vehemente deseo de que se hunda y desaparezca el llamado imperio americano de Occidente…

Esa envidia que carcome, ese odio fanático, y ese aborrecible deseo solo puede explicarse cuando se contemplan y se comprenden las continuas declaraciones de gilipolleces como una forma de tratar de defender a la autocracia indefendible, al lodazal de corrupción en el que viven, o a la perversa resistencia criminal del clero mahometano ante la sed democrática y el hambre de libertad en las dictaduras más envilecidas del planeta…

Incluso en sitios como la Unión Europea o Canadá, tradicionales aliados del Pentágono y origen socio-cultural de los estadounidenses, donde la irrealidad posmoderna gana adeptos cada día frente a la realpolitik, la cantinela sobre la decadencia inevitable de Estados Unidos se utiliza como crítica provinciana en forma de mentira política o fantasía filosófica como diciendo “aquí estamos los de Volkswagen que somos más guapos que los de Chevrolet y pedimos el liderazgo del planeta”… Para vomitar sobre la Puerta de Brandenburgo -dicen en el Departamento de Estado U.S.A.- quizás porque Mike Pompeo

conoce de sobra a la ralea de políticos que pulula por la cabeza de playa euroasiática que tanta sangre estadounidense dejó sobre la arena de Francia.

Nadie como el ex-jefe de la CIA y actual Secretario de Estado para entender a toda esa mierda de élite, estúpida e inculta, que utiliza la más burda de las mentiras como forma de defenderse de los propios europeos, de su propia sociedad judeocristiana que están destruyendo, porque lo contrario, decir la verdad y reconocer el aberrante suceso histórico, supondría revelar los secretos inconfesables de Angela Merkel en bragas y ser señalados como traidores que deben ser derribados de sus gobiernos y ser señalados como la escoria amanerada que abrió las puertas a la barbarie.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/41791/ahora-que-todos-miran-para-otra-parte.html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.