ATENCIÓN QUE HA LLEGADO LA HORA DEL IMPERIO…

Cuando el tiempo mata más que las balas…

El tiempo revela y lo explica todo; es el único charlatán que habla sin ser interrogado” Eurípides

Muy diferente a las guerras del siglo XX son las que ahora gestiona el Pentágono cuando la China de Xi Jinping ha declarado, sin ningún recato, que los chinos están en inmejorables condiciones económicas y militares para desplegar y ofrecer una nueva era de la información y una sociedad global, naturalmente, liderada por Beijing…

Así que la grandilocuencia de aquel Bill Clinton “inaugurando” a finales de 1999 algo que había que aceptar como inexorable en el siglo XXI; esa globalización imparable, que no se podía aplazar, que tampoco se podía desactivar, porque era el equivalente económico de una fuerza de la naturaleza, como un viento huracanado o la salvaje corriente de un río caudaloso, y otras chorradas por el estilo… Y todo se vino abajo.

Los espías militares estadounidenses, la Defense Intelligence Agency (DIA), dieron la “campanada” desde el mismo día en que el primer afroamericano llegó a la Casa Blanca. “No estamos haciendo las cosas bien”… De nada sirvió la maniobra diversiva de ocultamiento espectacular desplegada no solo para apaciguar a la comunidad negra ni para sugerir un cierto comportamiento de integración “patriótica” a los hispanos… El planeta entero debería haberse entretenido (no ocurrió como se esperaba) disfrutando de una democracia multicultural que mostraba la indudable coexistencia en paz de la diversidad de los Estados Unidos de América.

Pero los gestores del espectáculo bipartidista republicano se llevaron las manos a la cabeza, notablemente decepcionados, y alzaron el grito en el cielo: los chinos no se han tragado el anzuelo como los europeos que parecían estar más felices que los americanos con un negro en la Casa Blanca… Los sabios de Washington no entendían cómo era tan fácil engatusar a la turba posmoderna europea y lo tremendamente difícil que era nublar la vista de Beijing cuando siempre se les ha engañado como a chinos…

Tanto en la prensa china como en sus textos de ámbito universitario, Barack Obama, no era otra cosa que una figura “simbólica” para apacentar a las masas americanas y -a la vez- de “efecto” propagandístico entre sus fieles aliados europeos. Una maniobra en las brumas del tablero de guerra que los chinos describieron con pelos y señales observados incluso desde el espacio exterior… No pasó desapercibido que el Departamento de Defensa U.S.A. tocó zafarrancho de combate, absolutamente dispuesto a enfrentar militarmente a la China emergente y todopoderosa.

Pero lo que más sorprendió a los militares del Ejercito Popular de Liberación, entendiendo que el imperio americano estaba en pleno declive, económico y militar, fue que Estados Unidos estaba alistando fuerzas especiales y máquinas de guerra a gran velocidad hasta para tres escenarios simultáneos de enfrentamiento. Tres tableros de guerra al mismo tiempo… ¿Cómo era eso posible si están los americanos en la ruina?

Dice un viejo refrán en Capitol Hill que cuando los auténticos halcones de la comunidad de inteligencia norteamericana son llamados a la primera fila de la “dura” política exterior estadounidense es, sencillamente, porque no hay diferencia alguna entre los asuntos domésticos y los globales. China es la más grave amenaza para los Estados Unidos, desde el punto de vista económico y en el ámbito militar. Sola o en compañía de otros… Y lo que ocurre en la zona que atañe al comando Indo-Pacífico, ha puesto en guardia a Washington. La Casa Blanca sabe que solo puede defenderse con un ataque global…

Decía Bill Clinton, allá por el 2000, que el tren de la globalización no puede dar marcha atrás, al tratarse de una fuerza tan imparable como las de la naturaleza… Ahora estará de acuerdo con Mike Pompeo y toda la flor y nata del National Security Council que la República Popular de China ha colocado un tronco en la vía férrea, ha logrado detener el tren y reclama su parte, tanto para la ida como para la vuelta… Sacan pecho en Beijing, pero son muy cautos y se siguen preguntando cómo es posible que el Pentágono se atreva a tanto…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/40905/punto-de-mira/cuando-el-tiempo-mata-mas-que-las-balas….html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.