UNA ESCALADA SIN PRECEDENTES DESDE DAMASCO HASTA TEHERÁN

PERO COMO ADVIERTE EL KREMLIN LOS ATAQUES DE ISRAEL PUEDEN LLEGAR A TEHERÁN Y ENTONCES ISRAEL CONTARÁ CON TODOS SUS ALIADOS PARA ACABAR, DE UNA VEZ, CON EL GOBIERNO DE LOS AYATOLAS PERSAS…

 

 

ISRAEL SE DEFIENDE DEL TERROR FINANCIADO Y PROPAGADO POR TEHERÁN

Si quiere lluvia de cohetes, te daremos una inundación” Avigdor Liberman

El ministro de Defensa advierte a Teherán: “Si nos das lluvia, obtendrás una inundación”; oposición MK llama al gobierno a prepararse para una ‘confrontación más amplia’

…………

“Confrontación total y masiva” informada y registrada entre las fuerzas israelíes y sirias cerca de los Altos del Golán

Las noticias se están rompiendo temprano el jueves por la mañana (hora de Damasco) que se ha producido un enfrentamiento en los Altos del Golán.

Los medios sirios informaron el miércoles por la noche que Israel había disparado misiles contra Siria, algunos de los cuales fueron interceptados, según la prensa de Jerusalem. La agencia SANA (Siria News) aseguraba que también había interceptado algunos misiles israelíes el martes por la noche.

Al Masdar aseguraba que Israel disparó proyectiles de artillería contra las posiciones del ejército árabe sirio en la ciudad de Al-Ba’ath, precipitando un tiroteo de artillería. Al-Masdar calificó el ataque como “una confrontación masiva entre las fuerzas israelíes y sirias”, pero dijo que no se habían reportado víctimas hasta la 1:30 a.m. (hora de Damasco).

Una línea de tiempo de los acontecimientos según lo informado por Haaretz dijo que una andanada de 20 cohetes fue lanzada desde Siria hacia los puestos militares israelíes en los Altos del Golán la noche del miércoles por la noche. No se reportaron heridos y varios cohetes fueron interceptados por el sistema de defensa de misiles Iron Dome.

La escalada, que según Al-Masdar aún está en curso, se produce después de la decisión de los Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear de Irán. Las evaluaciones de inteligencia israelíes habían predicho que Israel podría enfrentar el lanzamiento de cohetes tras la decisión de la administración Trump.

LA CASA BLANCA ADVIERTE A TEHERÁN QUE EL BOMBARDEO MASIVO DE MISILES CONTRA ISRAEL ES ALTAMENTE PELIGROSO PARA LA POBLACIÓN CIVIL

La secretaria de prensa Sara Huckabee Sanders diece que U.S.A. apoya firmemente el derecho a defenderse del terrorismo persa y que el ataque es inaceptable…

………

Israel culpa a Irán de bombardearlos en Siria

En la noche de Israel se vio el cielo lleno de cohetes atacantes, más de 20 cohetes fueron lanzados por las fuerzas iraníes en Siria hacia el territorio reclamado por Israel la noche del miércoles. Israel atacó objetivos militares de Teherán en territorio sirio, mientras que Irán respondió atacando defensas militares israelíes en los Altos del Golán. Es el enfrentamiento más directo de dos países enemigos que buscan incrementar su influencia en Medio Oriente. Esto ocurre a menos de dos días de que Estados Unidos se retirara del acuerdo para frenar el programa nuclear de Irán.

…………………

El último episodio en el Golán pone de manifiesto la asimetría entre los recursos militares de ambos países

El concepto de guerra asimétrica se acuñó en los 80 para definir un fenómeno creciente: enfrentamientos armados no entre dos ejércitos convencionales con similares potencias de fuego, sino choques en los que, dada la diferencia cuantitativa y cualitativa de los recursos militares entre los contendientes, se buscan tácticas de confrontación alternativas. Emboscadas contra tanques, atentados contra bombardeos, virus informáticos contra amenazas bélicas.

Porbablemente el ultimo episodio de ataques en el Golan responde a esta dinámica.

Tras cuatro oleadas de ataques israelíes, en las últimas semanas, contra posiciones militares iraníes en Siria -el último, según el ‘New York Times’, fue en la noche de autos contra un pueblo del Golán sirio- paramilitares de la fuerza iraní Quds, según Gobierno de Jerusalem lanzaron al menos 20 proyectiles contra el lado del Golán ocupado por los israelíes desde 1967. El arma resultó ser un Fajr-5, un cohete de artillería lanzado desde baterías terrestres. Cuatro de ellos fueron interceptados por la Cúpula de Hierro hebrea; ninguno, según Israel, provocó víctimas.

Minutos después, según fuentes de Defensa, 28 cazas israelíes lanzaron 60 misiles, y se dispararon diez misiles tierra-tierra Spike NLOS, contra bases en la Siria del dictador Assad, vinculadas al despliegue iraní en ese país. Murieron 23 personas, 18 de ellas extranjeras, según el Observatorio Sirio para los DDHH. “Toda la infraestructura iraní en Siria” ha sido golpeada, celebró ayer por la mañana el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman.

Así, en la oscuridad y la niebla de guerra en la que se desenvuelve el asesino persa, los ayatolas siguen ·rascando” lo que pueden. Ha comenzado ahora la verdadera guerra de siria.

Israel ha dejado claro que no permitirá que en Siria se consolide una “base avanzada” de Irán contra su país. Este es el principal motivo por el que, desde el inicio de la guerra siria, ha lanzado más de cien ataques contra bases y arsenales vinculados al terrorismo persa. Pese a ello, no ha podido evitar que, al calor del permiso del Gobierno sirio para intervenir, a cambio de apoyo en la lucha contra sus enemigos, Irán haya pergeñado una suerte de infraestructura militar útil como cojín defensivo de su propio territorio y eventual plataforma de hostigación.

“El objetivo de Teherán se limitaba a mantener el régimen de un despreciable dictador como Assad en el poder y asegurarse un pasillo terrestre desde Teherán hasta el Líbano”, explica al periódico ‘The Guardian’ el investigador del Atlantic Council Ali Alfoneh.

“Sin embargo, dado que todos estos roles se han logrado, la República Islámica se está planteando cómo mantener un conflicto de baja intensidad con Israel, con ánimo de mantener a Israel ocupado e incrementando el coste de un potencial ataque israelí directo contra Irán en el futuro”.

El centro de este despliegue, según ‘The Guardian’, es la base T-4. Se halla en una remota área desértica de la provincia central de Homs. Israel asegura que drones iraníes, como el que sus fuerzas derribaron sobre el Golán el pasado febrero, operan desde esta base. Las naves aéreas no tripuladas son el único elemento aéreo que, se tiene constancia, ha desplegado en Siria la República Islámica, que niega que haya hecho de la T-4 una de sus bases fuertes y que tampoco reconoció el derribo del aparato en febrero.

Teherán ha asegurado que su misión en Siria consiste en enviar asesores militares de la Guardia Revolucionaria. Extraoficialmente, Irán ha sido lugar de entierro de combatientes alistados en milicias chiítas, particularmente de refugiados afganos. Del mismo modo, se conoce la existencia de brigadas iraquíes patrocinadas por Irán, aparte de la infantería del partido chiíta libanés HEZBOLLAH. Aunque es difícil conocer las cifras exactas, se sabe que decenas de milicianos esponsorizados por Irán han muerto en Siria.

Siete miembros de la Guardia Revolucionaria murieron en un ataque “preventivo” del ejército israelí a la T-4, el pasado nueve de abril, en un golpe que supuso un punto de inflexión para Irán. Hizbulá tildó el bombardeo de “error histórico”. Y aunque diversos estamentos de la nomenclatura militar iraní han advertido durante las últimas semanas, tras los reiterados envites de Israel contra sus posiciones en Siria, que habría represalias, los últimos hechos, aunque alarmantes, no se enmarcan en un choque de tú a tú.

Israel ha demostrado una y otra vez que su ventaja tecnológica y su potencia aérea sobre Irán son excelentes. El equilibrio de poder entre Irán e Israel se inclina del lado de Israel tan profundamente que no hay mucho que Irán pueda hacer para dañar a Israel”, opina Joshua Landis, analista del conflicto sirio asociado a la Universidad de Oklahoma. Aunque matiza: “Sobre el terreno sirio, Irán es mucho más poderoso que Israel. Es poco lo que EEUU o Israel pueden hacer para retroceder a Irán en Siria”.

…………

Irán e Israel protagonizan su primer enfrentamiento bélico directo

La aviación israelí ataca unos 50 objetivos iraníes en Siria en respuesta a los misiles disparados por la Fuerza Al Quds contra sus bases en el Golán

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos asegura que al menos 23 personas habrían muerto por fuego israelí mientras el ejército sirio señala que fueron tres

Los misiles iraníes disparados anoche contra bases israelíes, y la posterior ofensiva aérea a gran escala de Israel contra objetivos de la Guardia Revolucionaria en Siria, alimentan el principal enfrentamiento bélico directo entre Irán e Israel.

Sin intermediarios ni acciones nocturnas, en un momento de enorme tensión en torno a Siria y el absurdo engocio con los terroristas pesas que se ha dado en llamar acuerdo nuclear…

Pasada la medianoche y tras varios días de máxima alerta en Israel ante una anunciada represalia iraní al ataque del pasado 9 de abril contra objetivos de la Guardia Revolucionaria en Siria, varias posiciones militares israelíes en la meseta fronteriza del Golán fueron el objetivo de 20 misiles disparados desde el territorio sirio.

Las baterías defensivas, desplegadas de forma significativa en el norte de Israel, interceptaron cuatro proyectiles mientras el resto impactó en territorio sirio, según un comunicado del ejército que responsabiliza a la Fuerza Al Quds, la conocida unidad de la Guardia Revolucionaria. Según medios árabes próximos al grupo libanés proiraní Hizbulá, el ataque de varias decenas de proyectiles se centró en cuatro instalaciones militares en la meseta ocupada por Israel a Siria en la guerra del 67.

Tras la ráfaga de proyectiles que activó las sirenas de alarma en una zona en la que un día antes se abrieron los refugios israelíes por primera vez desde el inicio de la guerra siria en el 2011, el teniente general Jonathan Conricus, declaró que “el ataque iraní fue ordenado de forma directa por Qassem Soleimani y lo consideramos muy grave. No queremos una escalada pero estamos preparados ante cualquier escenario. Esto no ha acabado”.

Para la Fuerza Aérea israelí fue sólo el inicio de una noche en la que atacó más de 50 objetivos iraníes seleccionados y preparados desde hace semanas por la Inteligencia militar (Aman). Una de las mayores operaciones de los cazas israelíes en los últimos años golpeó , según detallan desde el cuartel general en Tel Aviv, “instalaciones de Inteligencia, cuarteles logísticos de la Fuerza Al Quds, un complejo militar logístico en Al Kiswah, una base militar iraní en norte de Damasco, sistemas SA5, SA2, SA22 y SA17 del ejército sirio y la lanzadera usada para el ataque contra Israel”.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, grupo opositor al presidente Bashar Asad, los ataques provocaron la muerte de 23 miembros de las fuerzas vinculadas con Irán y Siria. Este dato no ha sido confirmado oficialmente por otro organismo ni por Siria e Irán. Al mediodía, el ejercito sirio ha dado un balance de tres muertos.

El ministerio ruso de Defensa indica que la ofensiva israelí se centró básicamente en posiciones iraníes y fue llevada a cabo por 28 cazas de combate que dispararon 60 misiles. La mitad de ellos fueron interceptados por las defensas antiaéreas sirias, según Moscú.

“Si nosotros tenemos lluvia, ellos tendrán diluvio”

“Hemos alcanzado la mayoría de las infraestructuras iraníes en Siria en respuesta a la agresión contra nuestra soberanía. No queremos una guerra pero estamos preparados ante cualquier escenario. No permitiremos que haya una avanzadilla terrorista iraní dispuesta a atacarnos desde Siria como ya existe desde el Líbano con Hizbulá.

Deben recordar aquella expresión que dice que si nosotros tenemos lluvia, ellos tendrán diluvio”, advierte el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman mientras el de Seguridad Interna, Gilad Erdan, añade: “Se ha demostrado que no vamos con faroles. Israel no dudará en actuar para evitar que el régimen religioso extremista de Teherán construya en Siria una fuerza militar que suponga una amenaza a los israelíes”.

A primera hora de la mañana, las autoridades sirias no dieron muchos detalles de los ataques israelíes. “Varias decenas de misiles fueron derribados en el cielo sirio por los sistemas antiaéreos”, recogió la agencia estatal siria Sana. El resto habría alcanzado bases militares, un radar militar y almacén de armas.

Tras numerosos bombardeos israelíes en los últimos años contra convoys y depósitos de arsenal sofisticado en Siria que tenía como destinatario a Hizbulá, el 9 de abril llegó el ataque contra la base militar T4 en el centro de Siria provocando la muerte de siete efectivos de la Guardia Revolucionaria iraní. Siria, Irán y Rusia denunciaron que fue obra del ejército israelí. Teherán y Damasco señalaron que es “una prueba más de las agresiones israelíes contra un país soberano y tiene como objetivo ayudar a los grupos terroristas que operan en Siria”.

Israel no confirmó ni desmintió ese ataque que sin embargo tenía todos los indicios de ser obra del Tsáhal dado el método, el lugar y el objetivo elegidos. De ahí que esperaba la represalia anunciada y prometida desde Teherán que por otro lado, sigue viendo la MANO DEL PEQUEÑO SATÁN en la política exterior de U.S.A.

¿Y ahora qué pasará? -se preguntan muchos…

A diferencia de otras ocasiones, el ejército israelí ha confirmado el ataque de esta madrugada. Lo ha hecho -y no es casual- con detalles, mapas y advertencias. Según diversas fuentes consultadas por EL MUNDO, la amplia represalia militar fue notificada desde el primer momento a Rusia. A raíz de su intervención en Siria en septiembre del 2015 para ayudar al presidente Bashar al-Assad, el ejército ruso mantiene una estrecha línea de coordinación con su homólogo israelí para evitar “malentendidos y choques” en el laberinto sirio.

El presidente ruso, Vladímir Putin, clave en la supervivencia del régimen de Asad, se reunió este miércoles en Moscú con el primer ministro israelí, Ben yamin Netanyahu. El mensaje de éste en la Plaza Roja fue reiterar su línea roja: no permitir que Irán se afiance militarme en Siria. Aunque para ello, aumente de forma espectacular el riesgo de una guerra abierta y directa con su principal enemigo regional.

Las elecciones celebradas este domingo en el Líbano donde Hizbulá salió reforzado y la espera al anuncio de Trump sobre el pacto nuclear internacional podrían explicar el retraso de la respuesta iraní a la muerte de al menos 16 efectivos de la Guardia Revolucionaria y la destrucción de decenas de misiles de medio y largo alcance en varios ataques en los últimos meses. Asimismo, Israel llevó a cabo esta semana varias acciones militares que supuestamente abortaron una represalia que finalmente llegó desde la zona esperada aunque sin éxito.

La gran pregunta ahora es cuál será la respuesta de Teherán a la respuesta israelí a la respuesta iraní en el Golán. El Ayatolá Ali Jamenei sabe que una amplia ofensiva contra Israel puede provocar una guerra que ponga en peligro no sólo sus efectivos y arsenal en Siria sino a Asad. Y sabe que en este caso no hay discrepancias entre la cúpula militar y política israelí que asumen elevados riesgos que antes no tomaban.

Israel e Irán aseguran en público y en mensajes a través de terceros (no sólo Putin) que no están interesados en una guerra. Pero la ausencia de un factor mediador y moderador, de un actor regional e internacional que disuada a las partes y el choque entre dos principios (intención iraní de asegurar su presencia militar en el vecino de Israel y la promesa de éste de evitarlo) pueden llevar a las dos potenciales regionales a un escenario de consecuencias imprevisibles.(EL PAÍS y la CNN) Y OTROS…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.