PAÍSES DE MIERDA Y GUERRAS SEXUALES… by Alfonso M. Becker

Países “agujeros de mierda” y otros accidentes geográficos…

Si me preguntaran qué es Hollywood o cómo debería definir ese distrito de Los Angeles, les diría que es un lugar donde todos follan con todos, sin distinción de género ni de número…” Robert Evans

Países “agujeros de mierda” y otros accidentes geográficos… “Si me preguntaran qué es Hollywood o cómo debería definir ese distrito de Los Angeles, les diría que es un lugar donde todos follan con todos, sin distinción de género ni de número...” Robert Evans Solo un pobre idiota puede creer que la geopolítica se sustente o descanse en un sistema de orden o armonía y que los servidores del Estado sean poco más o menos que sucedáneos de Dios en la tierra; o quizás el introito de una aberrante lista de santos proclives a ser elevados a los altares o -al menos- a la condición de héroes de la historia de la humanidad como líderes indiscutibles elegidos (nunca se sabe por quién y no se sabrá jamás) por muchas cajas acristaladas para depositar papeletas o urnas doradas para votar en los espectaculares festejos electorales que le ofrezcan en los medios de aturdimiento de masas… Sí señoras y señores… Para eso están los medios controlados por el establishment; para adormecer las mentes de los tarados intelectuales, para aturdir a los ansiosos electores, para volver locos a los ciudadanos, para engañarlos hasta la saciedad y por eso, ahora, es tan fácil gobernar a una sociedad de muertos en vida… ¿Lo pillan? Entiendan con sentido del humor que realidad y apariencia no son cosas tan fáciles de discernir y mucho menos explicar con alarde pedagógico la diferencia que hay entre ellas. En el mundo de “representaciones” espectaculares en el que vivimos -a estas alturas del siglo XXI- las cosas ya nunca pasarán por ser lo que son, sino por lo que parecen. No se dejen embaucar por el lenguaje sexual amenazante de los periódicos “insignia” del poder imperial pues hubo un tiempo en que no eran dañinos porque solo dictaban la moda pero ahora tienen serios y nefastos efectos secundarios ya que las cacatúas de Capitol Hill “dictan” y “controlan” la evolución del pensamiento y -así mismo- pretenden corregir los fracasos ante la gloriosa jugada electoral de auténticos genios como Steve Bannon y otros que ahora son apartados a la sombra por su historial impresentable para el maquillaje democrático necesario tras el primer año de gobernanza. Dada la bochornosa actuación periodística, desde la creación del “loco egregio” para la estrategia de guerra, el segundo capítulo de insultos y aberraciones mundanas no es otra cosa que la reconstrucción del espectáculo republicano a través de la retransmisión continua de las bacanales estadounidenses en el gran escenario de las autopistas de la información; la representación acusadora de las mujeres castradoras americanas que, Biblia en mano, señalan al macho, demonio pecador, lascivo y obsceno, al pairo de un Estado tan inteligente y “amoroso” con sus mujeres que puede dedicarse a sus actividades corruptas y robarlo todo, mientras sus enfermas e incultas féminas se pelean a navajazos diferenciales tratando de definir seducción, acoso, apareamiento y otros vocablos que conciernen al territorio de las ingles y del pubis angelical... Miles de artículos para decir “A mí también me la metieron” y otros miles más, llamando al linchamiento generalizado con aquello de “Mata a tu cerdo y amputa su pene”… La tremenda y divertida orgía de los crímenes sexuales de esta vida y la supuesta y desinteresada “defensa” de las mujeres por parte de los poderes masculinos en este mundo… Lo mismos poderes que mantuvieron a la mujer como ciudadana de segunda clase durante milenios… El mismo establishment que promociona el mariconeo, el puterío, el que te cambies el pito por una vagina y viceversa, o la grotesca perversión transgénero entre los estudiantes de secundaria de la escuela pública. Bonita forma de fabricar mano de obra barata, o enfermos para los psiquiátricos... No se deje engañar… Porque todo es una puñetera mentira. No sea ingenuo. Detrás de todo escándalo sexual globalizado siempre se oculta algo… O quieren encubrir la pederastia generalizada en la mismísima paideia, o arrinconar el genio de la seducción y el erotismo en las relaciones humanas con una nueva ola de puritanismo tan falso y asesino como la Iglesia más perversa de los tiempos más oscuros… O como el Estado teatral y manipulador más abyecto... No solo las mujeres corren enorme peligro de ser asaltadas, abusadas y asesinadas. En esto de la perversión y el crimen sexual, no se salva ninguna criatura de Dios, ni siquiera los indefensos niños. Los violadores, los pederastas y demás asesinos en serie, se encuentran arropados en las mejores familias del establishment, en las más sagradas instituciones, en las más poderosas empresas donde se puede obtener el mejor empleo del mundo y -cómo no- el mejor remunerado, y sobre todo también lo encontramos en las “oficinas” del poder político donde los grupos dominantes ejercen con más oportunidades su omnipotencia como instrumento de dominio sexual. Como decía la sabiduría popular, allá por el reinado de Bill Clinton, el pene del emperador disfruta erecto en boca de becaria mientras ordena el bombardeo del Belgrado… ¿A qué viene todo esto, pues? ¿A qué mente calenturienta y onanista se le ocurren estas cosas? Debería ser tremendamente sospechoso para los lectores inteligentes la conformación espectacular de una santurrona preocupación del establishment por una filosofía moral que ni siquiera sabe manejar con cierta lógica y es normal que el descrédito los desautorice sin remedio como jueces patéticos que no saben mirar por dentro como los grandes pensadores; como también es normal que aparezcan en el triste espectáculo de su “cruzada sexual” como vulgares verdugos que tienen el poder mediático de eliminar socialmente a los contrarios atacando y acabando con la reputación que es el usufructo de la fama. Ya puede usted imaginarse, estimado lector, que usted no vale una mierda, en este agujero global de mierda, ante los propietarios de mierda de los grandes grupos mediáticos… Solo le queda confesar públicamente ante las cámaras, que se masturba como un mono enjaulado desde que estaba en el parvulario y que es un asqueroso pecador todo el santo día haciéndose pajas… Hágalo porque será la única forma de salvarse. Solo un pobre idiota puede creer que la geopolítica se sustente o descanse en un sistema de orden o armonía y que los servidores del Estado sean poco más o menos que sucedáneos de Dios en la tierra; o quizás el introito de una aberrante lista de santos proclives a ser elevados a los altares o -al menos- a la condición de héroes de la historia de la humanidad como líderes indiscutibles elegidos (nunca se sabe por quién y no se sabrá jamás) por muchas cajas acristaladas para depositar papeletas o urnas doradas para votar en los espectaculares festejos electorales que le ofrezcan en los medios de aturdimiento de masas…

Sí señoras y señores… Para eso están los medios controlados por el establishment; para adormecer las mentes de los tarados intelectuales, para aturdir a los ansiosos electores, para volver locos a los ciudadanos, para engañarlos hasta la saciedad y por eso, ahora, es tan fácil gobernar a una sociedad de muertos en vida… ¿Lo pillan? Entiendan con sentido del humor que realidad y apariencia no son cosas tan fáciles de discernir y mucho menos explicar con alarde pedagógico la diferencia que hay entre ellas. En el mundo de “representaciones” espectaculares en el que vivimos -a estas alturas del siglo XXI- las cosas ya nunca pasarán por ser lo que son, sino por lo que parecen.

No se dejen embaucar por el lenguaje sexual amenazante de los periódicos “insignia” del poder imperial pues hubo un tiempo en que no eran dañinos porque solo dictaban la moda pero ahora tienen serios y nefastos efectos secundarios ya que las cacatúas de Capitol Hill “dictan” y “controlan” la evolución del pensamiento y -así mismo- pretenden corregir los fracasos ante la gloriosa jugada electoral de auténticos genios como Steve Bannon y otros que ahora son apartados a la sombra por su historial impresentable para el maquillaje democrático necesario tras el primer año de gobernanza.

Dada la bochornosa actuación periodística, desde la creación del “loco egregio” para la estrategia de guerra, el segundo capítulo de insultos y aberraciones mundanas no es otra cosa que la reconstrucción del espectáculo republicano a través de la retransmisión continua de las bacanales estadounidenses en el gran escenario de las autopistas de la información; la representación acusadora de las mujeres castradoras americanas que, Biblia en mano, señalan al macho, demonio pecador, lascivo y obsceno, al pairo de un Estado tan inteligente y “amoroso” con sus mujeres que puede dedicarse a sus actividades corruptas y robarlo todo, mientras sus enfermas e incultas féminas se pelean a navajazos diferenciales tratando de definir seducción, acoso, apareamiento y otros vocablos que conciernen al territorio de las ingles y del pubis angelical…

Miles de artículos para decir “A mí también me la metieron” y otros miles más, llamando al linchamiento generalizado con aquello de “Mata a tu cerdo y amputa su pene”… La tremenda y divertida orgía de los crímenes sexuales de esta vida y la supuesta y desinteresada “defensa” de las mujeres por parte de los poderes masculinos en este mundo… Lo mismos poderes que mantuvieron a la mujer como ciudadana de segunda clase durante milenios… El mismo establishment que promociona el mariconeo, el puterío, el que te cambies el pito por una vagina y viceversa, o la grotesca perversión transgénero entre los estudiantes de secundaria de la escuela pública. Bonita forma de fabricar mano de obra barata, o enfermos para los psiquiátricos…

No se deje engañar… Porque todo es una puñetera mentira. No sea ingenuo. Detrás de todo escándalo sexual globalizado siempre se oculta algo… O quieren encubrir la pederastia generalizada en la mismísima paideia, o arrinconar el genio de la seducción y el erotismo en las relaciones humanas con una nueva ola de puritanismo tan falso y asesino como la Iglesia más perversa de los tiempos más oscuros… O como el Estado teatral y manipulador más abyecto…

No solo las mujeres corren enorme peligro de ser asaltadas, abusadas y asesinadas. En esto de la perversión y el crimen sexual, no se salva ninguna criatura de Dios, ni siquiera los indefensos niños. Los violadores, los pederastas y demás asesinos en serie, se encuentran arropados en las mejores familias del establishment, en las más sagradas instituciones, en las más poderosas empresas donde se puede obtener el mejor empleo del mundo y -cómo no- el mejor remunerado, y sobre todo también lo encontramos en las “oficinas” del poder político donde los grupos dominantes ejercen con más oportunidades su omnipotencia como instrumento de dominio sexual. Como decía la sabiduría popular, allá por el reinado de Bill Clinton, el pene del emperador disfruta erecto en boca de becaria mientras ordena el bombardeo del Belgrado…

¿A qué viene todo esto, pues? ¿A qué mente calenturienta y onanista se le ocurren estas cosas? Debería ser tremendamente sospechoso para los lectores inteligentes la conformación espectacular de una santurrona preocupación del establishment por una filosofía moral que ni siquiera sabe manejar con cierta lógica y es normal que el descrédito los desautorice sin remedio como jueces patéticos que no saben mirar por dentro como los grandes pensadores; como también es normal que aparezcan en el triste espectáculo de su “cruzada sexual” como vulgares verdugos que tienen el poder mediático de eliminar socialmente a los contrarios atacando y acabando con la reputación que es el usufructo de la fama.

Ya puede usted imaginarse, estimado lector, que usted no vale una mierda, en este agujero global de mierda, ante los propietarios de mierda de los grandes grupos mediáticos… Solo le queda confesar públicamente ante las cámaras, que se masturba como un mono enjaulado desde que estaba en el parvulario y que es un asqueroso pecador todo el santo día haciéndose pajas… Hágalo porque será la única forma de salvarse.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/36578/punto-de-mira/paises-agujeros-de-mierda-y-otros-accidentes-geograficos.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s