Archivos mensuales: diciembre 2017

Jerusalem no se discute ni se negocia en la ONU… ¿Pero qué se ha creído Europa?

Jerusalem no se discute ni se negocia en la ONU… ¿Pero qué se ha creído Europa?

 

El único juego al que se juega en Oriente Medio lo decide Washington” Mohammed bin Salman

 

Es muy posible que algunos lectores, ligeramente confusos, supongan que todo esto que ha ocurrido últimamente en la ONU sobre Jerusalem, preocupe lo más mínimo a Washington o a Israel… La verdad no es otra que la que se deriva de la política exterior estadounidense de Donald Trump: solo lo ven como una anomalía alimentada por una Unión Europea que se dirige al abismo al haber creado un monstruo asesino mahometano que los atacará con terrorismo salvaje hasta destruirlos.

Lo estoy explicando con la misma claridad meridiana que los británicos en geopolítica; clarividencia con la que advierten los laboratorios de ideas político-sociales como el prestigioso The Royal Institute of International Affairs: “engordar una política errática como la de alentar el más feroz antijudaísmo, dando alas a los asesinos islámicos y permitiendo su propaganda yihadista en Europa, es un suicidio”… De ahí que los británicos de Chatham House hayan recomendado al 10 de Downing Street que London ponga -al menos- un pie fuera de la Unión Europea… Estarán cerquita, con sus viejos privilegios económicos imperiales pero manteniendo la distancia adecuada con la Europa suicida…

No se espera que la degenerada turba antisemita desista de su actitud malvada ya que es evidente que la “sodomización” intelectual mahometana de varias generaciones es un daño irreversible en las posibilidades de enseñanza-aprendizaje de la escuela pública europea y americana de la que no se salva ni el socio estadounidense… porque la chusma inculta y poco preparada en geopolítica se suele agarrar siempre a las grandes mayorías para sentirse seguros a la hora de opinar sobre algo de lo que no tienen la menor idea; estos “sabelotodo” hacen su cálculo escrutando alegremente con la cantidad de aliados europeos que votan tal o cual cosa, dejando a U.S.A. en plena soledad; que sumado a todos sus enemigos provoca en los idiotas un abrumador rechazo.

Curiosamente, esas grandes mayorías que se suman a los linchamientos de las democracias y de los demócratas, siempre arrastran a lectores pusilánimes, porque lo aparentemente lógico para los ignorantes es pensar: “si todo el mundo está en contra, ¿cómo voy a estar yo a favor?”… Y en actitud contemplativa hacia el catecismo de su sindicato socialdemócrata se dicen a sí mismo: “Dios mío, no quiero quedar en ridículo equivocándome a contra corriente: Donald Trump tiene que ser un puto demonio, digo yo…”… Este tipo de aberración dialéctica suele padecerla el advenedizo del periodismo que en su triste blog de parlanchín sin empleo eructa su auto-sugestión engullida y digerida ante el grandilocuente espectáculo de una goleada inmisericorde contra Estados Unidos en la ONU: “Je, je ,je, yo tenía razón, hemos ganado” -dice el capullo…

¡Han ganado ustedes una solemne y apoteósica mierda- diría el gran Donald- incultos de pacotilla!… Habéis sido manipulados por las burocracias europeas que dictan la amanerada representación de verdades inamovibles que tanto gustan a los asesinos mahometanos: “que si este es el lugar más santo del islam” “Que si dos mil millones de musulmanes incendiaran el planeta”… “Que si Israel desaparecerá muy pronto”… “Que si New York será la capital futura de U.S.A. pero la parte Este del Bronx será la capital de los moros americanos, quieran o no quieran los infieles yankees…

Es siempre lo mismo: amenaza y violencia. No entiende la basura yihadista que su tiempo-mercancía en la sociedad espectacular ya solo produce un putrefacto relato de la miseria filosófica abstracta; todo un sistema mahometano de contradicciones religiosas y económicas del patético viaje musulmán hacia el precipicio. Se quedarán sin nada y sus mafiosos dirigentes que vivían de la limosna geopolítica, van directamente a la miseria como toda la chusma islámica que se maquilla con “moralidad”. No han entendido nunca nada, ni a los rohingyas con su miserable y apestosa vida, ni nada de nada… Solo propaganda terrorista musulmana y violencia…

Ni la pestilente inmundicia humana en un Pakistán con armas nucleares que se derrumba y pronto caerá en manos de los yihadistas… Pues, como se suele decir en Madrid, la han cagado… Saudí Arabia y Egipto se han encargado de la liquidación de las fantasías mahometanas de los asesinos islámicos en Gaza y Cisjordania… Ahora no tienen nada ni a nadie que los represente porque los jugadores que negociarán, en privado, un futuro Estado palestino son otros… La Casa Blanca solo negociará con la Casa de Saud; con sus aliados árabes y si los persas quieren, que pongan el dinero los ayatolas… Pero si se trata de armas y terror, los persas lo van a pagar muy caro. Tan caro como todo su país desmantelado.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/36161/punto-de-mira/jerusalem-no-se-discute-ni-se-negocia-en-la-onu-pero-que-se-ha-creido-europa.html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

EL PENTÁGONO NO FRIVOLIZA CON LA GUERRA .- by Alfonso M. Becker

Estados Unidos ni titubea ni frivoliza con la guerra

La libertad es tan delicada como la democracia y hay que mantenerla viva todos los días de nuestra vida” Norman Mailer

Cuando la diplomacia ya no es efectiva, el camino de la guerra se ensancha hasta límites insospechados. Las “realidades” esgrimidas en Oriente Medio y en Asia-Pacífico no son otra cosa que conquistas y posiciones estratégicas de poder que, en un periodo de 70 u 80 años concretamente para el Middle East, están determinadas por el curso natural de los muchos acontecimientos militares y el terrorismo mahometano de la peor especie al que los moros llaman Yihad y algunos -que leen algo de geopolítica- guerra asimétrica… En el caso de los Mares de China, por ejemplo, la guerra acecha con los amenazantes movimientos militaristas de potencias emergentes que no solo ponen en duda el poderío estadounidense sino que lo desafían abiertamente con una agresividad que recuerda a los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial…

Cuidado, mucho cuidado… No se cansó nunca el más grande especialista en historia y cultura islámica, Bernard Lewis, de decir a sus alumnos de Princeton o de escribir en sus casi 30 libros, que no somos los responsables de la decadencia del Islam, no tenemos la culpa de que hayan cultivado la ignorancia y el fanatismo religioso como instrumento de dominio en el terreno doméstico y estaba en completo desacuerdo con todos aquellos que se llamaban eruditos musulmanes y sostenían que la culpa de todo era Israel… Demasiado ridículo para ser cierto.

El autócrata o el teócrata de pensamiento terrorista persa siempre buscaba un chivo expiatorio; primero lo señaló históricamente entre los rusos o los mongoles, luego los causantes de su ilusoria desgracia fueron los británicos y ahora y “para siempre” los americanos y judíos; exactamente igual como lo hacen ahora las mafias del terrorismo palestino. Sin embargo, algunos más inteligentes como los saudíes buscan la cabeza de turco entre los persas, el gran enemigo chiíta; pero concretamente el asesino turco de Ankara, sencillamente señala directamente a Europa… La que inventó el término “cabeza de turco”…

El sultán otomano, de naturaleza corrupta y criminal, peligroso asesino desde el resurgimiento islamista, la tiene más cerca y sueña con la islamización de Eurasia, pero odia con todas sus fuerzas a Estados Unidos… Dicen las malas lenguas en Oriente Medio que siempre sale el gran sueño turco del Islam conquistando el planeta porque siempre hay en Estambul un asesino como Erdogan que primero es tu aliado y luego te traiciona, seas americano, ruso o europeo… Y ahora es “vox populi” porque los jueces de Washington han descubierto la verdadera naturaleza de un asesino mahometano…

Solo los musulmanes muy inteligentes y educados como el príncipe heredero Mohammed bin Salman, busca la causa entre las grandes equivocaciones y errores cometidos por la endogámica corte de Riyadh o Yeddah. Ahí no se salva nadie de la familia… La autocrítica funciona a veces… Bin Salman sabe que el problema está en el corazón de la mismísima Casa de Saud… Sabe que para sobrevivir a los persas tiene primero que “limpiar la casa” y cambiar los fanáticos cerebros embrutecidos de la clerigalla mahometana…

Sabe también que Israel y Estados Unidos llevan el peso de toda la razón política. No hay un problema israelo-palestino irresoluble, nunca lo hubo, el único problema son los asesinos del Islam… Bernard Lewis no exageraba. Es -como dice Donald Trump- un problema de los enloquecidos clérigos de Teherán que manipula a los palestinos para que “desgasten” a Israel con el terrorismo. Toda una estrategia de guerra que desperdicie y malgaste -al mismo tiempo- los recursos militares de su patrocinador militar que es el Pentágono.

Así -según Washington- los ayatolas persas justifican el crimen y el terror en todo el Oriente Medio, por tanto el terrorismo, para el fanático musulmán, es absolutamente legal y moralmente aceptable si se le llama Yihad… Pero el mundo islámico se ha equivocado grandemente si cree que el terrorismo no los alcanzará a ellos hasta convertir el Islam en una pesadilla para los propios musulmanes y más equivocados -aún- si no alcanzan a ver que serán pulverizados en el campo de batalla…

Bin Salman se ha empapado de cultura occidental, conoce la Historia y ha descubierto que puede liderar el Islam destruyendo a la “despreciable morralla terrorista chiíta” y convertir a Saudi Arabia en la verdadera potencia militar que sea, sin solución de continuidad y de manera íntegra, la gran oportunidad de modernizar el reino, diversificar su economía, democratizarlo y enriquecerlo junto a la cultura judeocristiana. Eso es lo que -realmente- hace a un simple graduado de la King Saud University, un tipo listo de la universidad pública que ha dejado los estudios porque tiene los mejores consejeros del mundo para aprender la geopolítica. No en balde tiene mucho más dinero que Donald Trump…

Los sueños asesinos de un Islam al borde del precipicio…

Las teocracias, dictaduras y autocracias mahometanas en el Próximo Oriente, exigen lo que no pudieron ganar en ninguna de las guerras de exterminio que comenzaron ellos en nombre de Allah, y la única democracia de Oriente Medio, Israel, trata -como es natural- de perpetuar para sus descendientes las ventajas estratégicas que han adquirido guerreando por la supervivencia en un territorio sumamente hostil donde árabes, turcos y persas -los viejos y sanguinarios enemigos de Europa durante cientos de años- quieren su destrucción. La destrucción del Estado judío.

Las élites y castas musulmanas, muchas de ellas asociadas a Occidente en los negocios gasísticos y petroleros, o tienen, o exigen ahora poder; y han llegado a la estúpida conclusión geoestratégica de que una Europa decadente, podrida políticamente, antisemita y muy capaz de traicionar a su aliado americano, no es obstáculo para sus conquistas, sino todo lo contrario: la islamización de Europa se vuelve a “soñar” en el Islam… Y -por otra parte- la “debilidad” mostrada por Washington, en todos los terrenos, parece ser la señal adecuada que los islamistas interpretan para una guerra sin cuartel a través de la violencia extrema no solo en el Oriente sino en la misma retaguardia de los “infieles”: terrorismo yihadista en la Unión Europea, en Rusia y en los Estados Unidos…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/36158/estados-unidos-ni-titubea-ni-frivoliza-con-la-guerra.html

 

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)