LOS PALESTINOS EN MANOS DE LOS CHIÍTAS…

Se acabó el cuento palestino…

Llevar a cabo la transformación del Gran Oriente Próximo sugiere ir al fondo de la cuestión asumiendo todos los riesgos de una guerra que es -claramente- subversiva, doctrinal, religiosa e imperial…

Así lo ha manifestado abiertamente el príncipe heredero de Saudi Arabia, Mohammed bin Salman, que tiene toda la apariencia de ser el brazo armado de Donald Trump en el tablero de los jugadores por el máximo poder en Oriente Medio. Poco a poco y con buena letra Estados Unidos le ha demostrado a su principal aliado árabe que haciendo bien los deberes Arabia Saudí será no solo la potencia más respetada del Middle East sino que obtendrá el liderato indiscutible del Islam reformado y asequible en el sistema westfaliano en el cual quiere sobrevivir y prevalecer…

Para ello, el que ocupará -sin duda- el trono de Riyadh a principios del inminente 2018, ha dado una lección magistral a toda la coalición árabe que lidera, llamando a cada cosa por su verdadero nombre: “si Abu Mazen (Mahmoud Abas) no entiende que debe sentarse a negociar con Israel, debe dimitir porque no recibirá más dinero”… Curiosamente, con ese dinero, el mafioso Abas, ha permitido financiar la educación de los niños palestinos en la violencia asesina y en el terrorismo musulmán. La tradición occidental y de la mayor parte de la comunidad internacional exige apoyo a las instituciones democráticas y a las elecciones libres…

El mundo en el que desea prevalecer la corona saudí, es un mundo donde la mujer tiene los mismos derechos que el hombre y donde todas las creencias religiosas pueden coexistir en paz. No es el mundo que se explica en las escuelas de los asesinos del Islam palestino… Nadie negociará, nunca más, con los terroristas palestinos que quieren la destrucción del Estado de Israel y la “muerte de los colonos judíos”…

La diplomacia de Donald Trump ha “rizado el rizo” declarando a todo el planeta que Jerusalem es la capital única e indivisible de Israel. Los adversarios domésticos del actual presidente lo tomaron por un tontito, al igual que muchos imbéciles de la periferia, pero el “tontito” no solo lo dejó todo bien claro en la carrera electoral sino que sorprendió a los más viejos “sabios” de Capitol Hill sobre Oriente Medio… Muy al contrario que sus antecesores en el cargo más importante del mundo, a este presidente de los Estados Unidos no le tembló el pulso cuando la peor basura política islamista lo amenazó con el “apocalipsis” mahometano que incendiaría todo el planeta…

Quizás todavía no han entendido que a Donald Trump le importa un carajo ese tipo de amenazas y las ridiculiza abiertamente “como si los mil seiscientos millones de moros fueran la primera superpotencia mundial”… ¡No te jodes! … El Islam -según el equipo del actual presidente americano- lleva demasiado tiempo deconstruyendo el espacio y la velocidad… Por tanto, solo puede tener una idea absurda sobre las ecuaciones del tiempo. Esta es una de las formas elegantes utilizada en la Casa Blanca para señalar la decadencia del Islam en este mundo si Saudí Arabia no lo remedia… Solo Mohammed bin Salman puede salvar al Islam.

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/35850/se-acabo-el-cuento-palestino.html

 

lfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.