Jerusalem…

El Islam sin calculadora geopolítica…

No hay otro sitio más sagrado para los judíos que Jerusalem. No existe otro lugar en esta tierra donde el tema de la filosofía política haya sido tomado tan en serio como en esta ciudad nuestra; la capital de Israel.” Leo Strauss David

 

Hace un par de días se quejaba el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, de que parece increíble, todavía, que después de más de 6 años de guerra civil, las autoridades de Damasco se negaran a negociar la paz y una transición adecuada para acabar de una vez con el horror de la guerra y la enorme tragedia de refugiados… Los representantes del régimen de Bashar al-Assad y los demás miembros de la oposición siria no llegaban a ningún acuerdo y lo que es peor, Damasco dispone de media docena de “líneas rojas” que -según al Assad- nadie podrá traspasar, como por ejemplo que el dictador de Siria sea obligado a dimitir y deje paso a un nuevo Gobierno.

Ahora, la moda entre los moros es copiar lo de las líneas rojas de Washington… El asunto es tan kafkiano como todo lo musulmán desde el tan traído y llevado “resurgimiento”, es decir, todo lo absurdo, angustioso, peligroso y ridículo que usted pueda imaginar cuando el terrorismo islámico y los agentes estatales que lo promueven están siendo combatidos a muerte por todo el planeta. Esto que pasa en Siria lleva a una conclusión que sin ningún esfuerzo analítico se eleva sobre todas las estupideces que los asesinos mahometanos describen sobre la llamada “victoria” del régimen de Assad: la guerra continuará hasta que Siria sea totalmente destruida y el dictador Bashar al-Assad pague por sus crímenes. De “victoria” nada de nada…

Y los árabes liderados por Saudi Arabia tienen mucho que decir en esto, tanto -al menos- como los persas y los turcos… Los primeros porque Teherán quiere instalarse en Siria y para ello tiene que sobrevivir Assad, y los segundos porque Ankara quiere a Siria desmantelada y destruida para que los kurdos tengan pocas opciones de instalarse en las cercanías de sus fronteras… Es decir, que haya sitio suficiente para que los kurdos se instalen bien lejos… Pero tanto los turcos como los persas juegan en equipos muy diferentes porque -curiosamente- Rusia y Estados Unidos (enemigos en apariencia) también quieren su parte de territorio por el esfuerzo y el gasto en la zona. En definitiva, por lo que se viene encima. La verdadera guerra.

¿Por qué los turcos, los árabes, los persas y todos los musulmanes chiítas hablan de victoria si ni siquiera existe sobre la mesa de la ONU un compromiso político para que todo acabe de una puñetera vez? La respuesta la dio un doctor en Historia del Islam de la Universidad de Londres hace más de 30 años; en su School of Oriental and African Studies no había mejor ni más brillante alumno; Bernard Lewis, que luego sería profesor en la SOAS University of London y todo un number one del análisis político en la Princeton University: “no hay filosofía política en los Estados islámicos, sino religión”, y el tremendo odio desplegado contra Israel, U.S.A. y todo Occidente es, por tanto, la más clara definición de lo que es la Yihad… Terrorismo y violencia extrema.

Decía el señor Staffan de Mistura, hace escasamente una semana, a unos contertulios británicos, franceses y rusos que los funcionarios de Damasco van de ganadores por la vida y que pretenden negociar a su antojo y beneficio; parece que desde una supuesta posición de fuerza, sin ningún arte para la diplomacia, para el tira y afloja de conceder algo en algún punto de los acuerdos…

El contertulio británico fue lapidario: “gracias a los rusos tenemos guerra para rato, más años de barbarie musulmana y destrucción total de Siria y también, probablemente de la capital Damasco”… El ruso que no era mudo puntualizó: “perdone, es un tremendo error decir que la causa de más guerra será Rusia porque gracias a nosotros Siria ha quedado limpia de terroristas del Califato”… Entonces el francés se levantó y dijo señalando al ruso: “está clarísimo que la culpa no es de los rusos, eso es ridículo, Rusia ha hecho un buen trabajo y si a continuación es capaz de hacer lo mismo en Yemen, detener la barbarie de Yemen, es muy posible que a Vladímir Putin le den el premio Nobel de la Paz”…

La sorna británica no se hizo esperar y el funcionario de Londres dijo: ¿No esperará usted que elevemos a los altares al señor Putin? El francés se dirigió entonces al enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, cambiando de tercio, y dejó bien claro que tienen toda la razón en Washington: con los moros no se negocia, a los moros se les vence y se les insta a que se rindan sin condiciones…

No dejen de observar los lectores la tremenda cantidad de actores o jugadores en Oriente Medio…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/35792/punto-de-mira/el-islam-sin-calculadora-geopolitica…-.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s