NEPTUNO SE HA LLEVADO A LOS MEJORES by Alfonso M. Becker

Tumba para guerreros argentinos…

Se fue la luz para los submarinistas… No se alarmen porque son una raza. Todo está oscuro en el sitio de trabajo de tan reducidas dimensiones; pero se siguen cambiando impresiones como lo hacen los hombres y las mujeres preparados para pelear hasta las últimas consecuencias. No hay sitio para el pánico ni en el puente ni en la sala de máquinas ni en los camarotes; y mientras se anuncia y se determina la deriva, el cocinero sigue preparando los filetes a la milanesa y el dulce de leche.

Bien es verdad que no hay ganas de comer porque se disparan las emociones cuando al toque de zafarrancho todos saben que no es la guerra… Es muy raro el ángulo de la línea de quilla con la dirección hacia la base. Pero la nave va… Extraño derrotero. Lenta, pero va… Y el barco los tiene que llevar a casa… Sin embargo, algo ha reventado… No, no son los malditos ingleses de la Margaret Thatcher que han soltado un pepino. Se ha jodido algo en la sala de máquinas y el zafarrancho se convierte en alarma general de daños. Los reportes de averías no presagian nada bueno porque los parámetros de evaluación resultan confusos.

Los gritos y las alarmas son los mismos que los de una casa de locos. Pero la energía se apaga lentamente, desaparece, y la conversación solo es posible en un ir y venir corriendo como un poseso por toda la nave… En la popa funciona alguna pila, pero eso es como llevar un submarino a pedales. Las comunicaciones con el comando naval de tierra se han cortado. En semejante situación, las carabelas de Colón, eran barcos con más posibilidades que el ARA San Juan…

La derrota directa es ahora la única posibilidad de que en casa sepan por dónde se halla el submarino. Es un lenguaje poético, todo un lujo cuando las alarmas se encienden; porque nada funciona y se van hacia el fondo. La tripulación mira al comandante… y el capitán de fragata tiene los huevos suficientes para aguantar la mirada como queriendo decir “tranquilos, saben que estamos entre Ushuaia y el Mar del Plata”… “cago en la puta, mi comandante, eso es como buscar una aguja en un pajar”- dijo el Segundo… “en un pajar en el fondo del mar oscuro”-dice un marinero con cierta sorna porteña…

Se canta victoria y se reza a la Señora Stella Maris porque una pila parece tirar… ¡Dale! ¡Vamos, vamos!… Veinte nudos, quince nudos, diez, cinco… Ha reventado… Toda la máquina está kaput y descienden y bajan; y se van al fondo abisal mientras los relámpagos anuncian una desgracia en la mar gruesa. La madre que parió a Poseidón… Y el hijoputa de Neptuno no ha hecho nada por salvarlos; los ha abandonado. ¿No hay nadie en la Atlántida que pueda parar esto? ¡Oiga que son héroes argentinos salvaguardando los intereses de su zona económica exclusiva! Nadie sabe por qué se habla tanto de rescate cuando todos conocen que los dioses han decidido otra cosa…

Quizás son regalos de humanidad, obsequios solidarios para la pena tras la espantosa noticia. Que si los rusos llegan con un batiscafo, que si los americanos llevan drones sumergibles de búsqueda, que si los noruegos, los británicos… Sí, es cierto… parece reconfortante… pero el submarino está tan en el fondo de las aguas, tan en el fondo del océano, que ya estará aplastado como una lata de cerveza vacía y pisoteada por los monstruos marinos que perseguían a Ulises…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/35588/punto-de-mira/tumba-para-guerreros-argentinos….html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s