SOBRE LA “CACERÍA” DE DONALD TRUMP

Sinfonía de la corrupción y la maldad

La basura política que encarga falsificaciones y bulos para que las difundan las peores ratas del periodismo, para desprestigiar al presidente electo Donald Trump, son peores que las prostitutas, no tienen ninguna restricción moral” Vladimir Putin

Al parecer a nadie conmueve ya que, en los oscuros malabarismos del filtrado político, llegaran a The Washington Post ayer, en una maleta repleta de documentos; las pruebas de que el Partido Demócrata, capitaneado por Barack Obama en la presidencia, financiara, junto al poderoso clan Clinton, la campaña de descrédito y desprestigio contra Donald Trump en un alarde mediático sin precedentes en la historia de Estados Unidos. El primer presidente negro prestaba todo su dinamismo posmoderno más corrupto sumando sus esfuerzos económicos con el “noble” objetivo de crear una figura tan monstruosa que obligara y diera una la salida al pueblo estadounidense de mirar, irremediablemente, hacia Hillary Clinton como el ángel de la guarda para impedir que el “demonio Trump” llegara a la Casa Blanca.

El factor de tensión creado por el “Clan Clinton” se había convertido, desde el inicio de las elecciones, en una representación global “utterly untruthful” que llamaba a los amiguetes europeos y mexicanos de Obama a sumarse al linchamiento al que se sumaron la peor ralea de periodistas del planeta, y promover un teatro del absurdo, chabacano y peligroso que atacaba la cohesión social estadounidense en tiempos de crisis económica y moral; una era de pobreza extrema en los Estados Unidos, momentos, semanas diría, de una auténtica guerra civil en el Partido Republicano provocada por el miedo a los espías y a la confusión, en medio de una feroz competición planetaria entre el US Army y el Ejército Popular Chino, por el liderazgo militar geopolítico…

Cuando hay alguien de buen corazón se reconoce rápido en el ambiente político”- decía Guy Debord en una taberna del barrio del Postigo a unos cuantos trotskistas que le acompañábamos tomando vino, allá por el 1980… Esa buena persona en el ambiente político estadounidense de hoy es “rey de los cacahuetes”. Mucho antes de que la prensa capitalina destapase ayer día 24 de octubre a la “bruja Hillary” en The Washington Post, el único ex-presidente USA que ha salido en defensa de Donald Trump es el casi centenario Jimmy Carter, que ha declarado ayer: “Jamás, en la historia de los Estados Unidos, se han cebado tanto y con tanta crueldad, los editores de periódicos con un presidente americano; nunca los periodistas trataron peor a un inquilino de la Casa Blanca”… Y lo argumentaba el viejo Carter por la despreciable manipulación mediática que desplegó la prensa hegemónica del más nauseabundo y corrupto lenguaje dominante.

El viejo Carter explicaba ayer, con pormenores, el trato despectivo que recibe el presidente elegido por los americanos: “Primero fueron conversaciones privadas de hace 20 años sobre mujeres, entre amigos… Después que si tocaba traseros en el concurso Miss Universo, o arrastraba a sus amantes al lecho agarrándolas por los pelos del pubis”… “Después, la absurda mentira de que era espía ruso, mentira adornada con una supuesta noche de putas en Moscú grabada por el KGB, por lo que podrían extorsionar a un presidente”…

El “utterly untruthful”, en la Casa Blanca no es un estribillo de Navidad… Es algo mucho peor: vieja cantinela ideológica que ninguna mente preclara puede tragarse en los tiempos que corren. Es… oiga, es que no se puede trabajar. No solo atacan al “viejo chocho” Donald, sino a toda su familia y a todo colaborador en el Despacho Oval, hasta tal punto que, como ha expresado en toda la prensa mundial el presidente ruso, Vladimir Putin: “Es evidente que tienen acorralado al presidente de los Estados Unidos y no le dejan implementar su política; mis respetos para Donald Trump”… Esa es la grandeza de este presidente ruso. Ni siquiera, el “ídolo” jefe del Kremlin y de medio planeta, se descompuso para declarar abiertamente: “La basura política que encarga esas falsificaciones y bulos para que las difundan las peores ratas del periodismo, para desprestigiar al presidente electo Donald Trump, son peores que las prostitutas, no tienen ninguna restricción moral”…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/34911/punto-de-mira/sinfonia-de-la-corrupcion-y-la-maldad.html

lfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s