CONJETURAS EN TORNO A ORIENTE MEDIO

Conjetura, incertidumbre y certeza geopolítica

Como una melodía ejecutada a dos manos, el espectáculo bélico de acabar con los persas será dirigido y realizado por Washington y Moscú, con Israel como la estrella principal y protagonista indiscutible”

La guerra, tal como seguía planteándola el Pentágono durante la primera década de este siglo XXI, es demasiado costosa en cientos de miles de millones de dólares; se paga un alto precio en bajas de personal y produce un efecto adverso irreparable en el plano político doméstico. Se decía en el Departamento de Defensa U.S.A. -inaugurando el nuevo siglo americano- que eso es una realidad matemática incontestable en el lenguaje abstracto de los números y en la realpolitik que establece el arte de la guerra…

Se entiende ahora perfectamente que, desde hace 8 años, justo cuando aparece la “primavera árabe”, el Departamento de Defensa haya puesto el dinero adecuado para apoyar las revueltas contra los dictadores mahometanos y (calculadora en mano) haya exigido a los socios y aliados una colaboración económicamente más importante.

Porque si bien era cierto que los adelantos tecnológicos en el hardware militar, y casi la ausencia de una masiva puesta de botas sobre el terreno de las operaciones militares, salvaba vidas estadounidenses, la ocupación necesaria de territorio, algunas veces, se encargaba mediante estadística de que el “ahorro” en vidas americanas quedara reflejado como un tremendo error de cálculo…

Sobre todo cuando la mayoría de las “primaveras” o revoluciones de colores, también sirvieron a los asesinos de la Yihad para hacerse con el poder en las violentas tierras del Islam… La insurgencia terrorista y la continuidad asimétrica de los combates carecían de límites morales obligando a Washington a reescribir sobre un conflicto sin fin y sobre un negocio ruinoso de carácter interminable…

Cuesta demasiado la guerra, siempre fue así… Pero en la era del espectáculo, donde la producción de narrativa se hace indispensable y paralela como arma para justificar la necesaria acción militar, el coste es muchísimo mayor. Tras la inútil y estrambótica parafernalia geopolítica posmoderna de “no injerencia”, la brújula geográfica comienza a señalar algo más que los cuatro puntos cardinales… De hecho, el saqueo por los militares de las plazas conquistadas, a través de la historia, no era un asunto propio de la chusma ni de la soldadesca indisciplinada sino la fórmula idónea de los gobernantes para dar un estímulo y “premiar” económicamente a unas tropas mal pagadas y -en el mayor de los casos- reclutadas a la fuerza.

Para todas las demás actuaciones de “barbarie” contra la población civil, sea adrede o por el llamado efecto colateral, se miraba para otro lado… Sin embargo, en una guerra que se precie del siglo XXI, se cuidan algunos detalles humanitarios… No todos porque es imposible controlar todos los pormenores en el noble arte de acabar con el poder militar del enemigo. Nadie duda en política de que nuestro tiempo de separación consumada, de lo sagrado y de lo profano, se rige por las leyes del espectáculo; la chusma planetaria prefiere la imagen a la cosa… Eso, por ejemplo, lo sabe la mafia catalana en España y los separatistas se dispusieron a fabricar la gran mentira de la bondad infinita de la camorra catalanista, con deportistas mafiosos lloriqueando, y con una arquitectura narrativa de falsedades que fue desmantelada por Washington y por la Unión Europea en solo 24 horas…

La mafia catalana no solo quiere todo el dinero, sino que ahora quiere el territorio… Pues controlándolo todo, el botín mafioso se multiplica por mil para los compinches de la catalan mobsters. Esta basura independentista creyó que era la oportunidad histórica de robar un país “por la cara”… La mafia es la mafia… El crimen organizado no puede ser otra cosa ni llamarse de otra manera en Cataluña. Es fácil de detectar y discurrir aunque sea desde el extranjero próximo o lejano… Este país, España, no es la Venezuela del narcotraficante Nicolás Maduro… Pues apliquen lo mismo en Oriente Medio…

Quizás comiencen a comprender y a distinguir al pueblo kurdo y una burguesía catalana acostumbrada a robar y que ahora lo quería todo… Pero se quedarán sin nada… Los lectores aprenderán con esto, el significado dramático de la geopolítica. La fantasía y la realidad son dos escenarios distintos, incluso en la sociedad de la representaciones teatrales…

LINK.- TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE: READ ALL

http://www.diariohispaniola.com/noticia/34836/punto-de-mira/conjetura-incertidumbre-y-certeza-geopolitica.html

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s