BASE Y SUSTENTO DE LA MENTIRA POLÍTICA .- by Alfonso M. Becker

Base y sustento de la mentira política

When the giants were overthrown by the gods, the earth in revenge produced her last offspring which was the liar politician and his bad fame”. Virgilio

Supongo que el lector habrá aprendido, a fuerza de mis atrevidos y algunas veces insolentes artículos, que los farsantes dedicados a la gobernanza y sus mentiras son la base y el sustento del espectáculo político. Se decía en España, allá por el año 1640, que el saber más útil y práctico de todos, en esta vida, consistía en disimular, es decir, encubrir y ocultar con mucha astucia y buenas dotes teatrales, lo que se siente o se piensa porque la gente vulgar no solo es muy mala, sino que es ridículamente crédula, apestosamente fanática y es -además- embustera, por tanto, puede y debe ser engañada hasta la saciedad… Se debe embaucar a la gentuza con puentes de bienvenida o con murallas fronterizas, con absurdas “verdades” o con grandiosas mentiras… porque en este mundo son tontos todos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen también son tan tontos como idiotas..

.

Un año han pasado ya de un suceso político global que nunca ocurrió y que un servidor les asegura que nunca ocurrirá… porque fue una gran mentira. Desde el 24 de junio 2016, miles y millones de artículos periodísticos se escribieron sobre el famoso “Brexit”… Millones de súper especialistas del periodismo con supuestos conocimientos universitarios y su título de opinador correspondiente, se lanzaron al ruedo de la geopolítica para escribir sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea… En todos los artículos se podía leer claramente que los británicos se largaban de la Unión Europea, daban por sentado que Londres ya no pertenecía al bloque continental europeo y que los ingleses se buscaban la vida por su cuenta. Solo quedaban algunos detalles, como en cualquier divorcio, sobre dinero invertido y bienes… Y todavía insisten. Pero todo eso era falso…

.

Miles de economistas de todo el planeta, una docena de ellos con premio Nobel, también escribieron de la espantada británica y daban por seguro que la Unión Europea se desintegraría, que el euro desaparecería y que los europeos enloqueceríamos de miedo y moriríamos de terror rodeados por los putos mahometanos moros, asesinos del Islam y que nadie vendría a salvarnos… La gran mentira del Brexit dio la vuelta al mundo y todo ese “mundo” de supuestos sabios escribía, a los cinco minutos, sobre un nuevo planeta sin el Reino Unido… La peor basura mahometana aplaudía y se frotaba las manos porque aseguraba que Londres se asociaba con China y que Estados Unidos se quedaba cada vez más solo… Pero David Cameron y la reina de Inglaterra son dos grandes embusteros como corresponde a la alta presencia geopolítica del premier británico y a la magna persona de su Graciosa Majestad.

.

El primero que hizo de la mentira un arte, al exclusivo servicio de la política, es algo que la Historia con mayúsculas no aclara, pues si bien es cierto que Niccolò Machiavelli, entre los siglos XV y el XVI, nos adentra en la idea de la “razón de estado” y la necesidad de defender a la patria con gloria o con ignominia -de una manera o de otra si hace falta- podemos asegurar que no hay nada semejante a los políticos de hoy entre toda la ralea humana, ni en los capítulos de esa Historia ni en ninguna de sus páginas.

.

Escribía el poeta romano Virgilio en su Eneida que cuando los gigantes fueron derrotados por los dioses, la tierra en venganza produjo su última descendencia. El último feto malparido para desgracia de la ciudadanía que fue el político mentiroso y su mala y asquerosa fama entre el pueblo… Pero es justo decir que el ex premier británico David Cameron no fue el artífice de la gran mentira del llamado “Brexit”. Tampoco hay en the House of Commons of the United Kingdom ninguna mente tan diabólicamente creativa como para organizar un evento de repercusiones globales, entre otras cosas porque al resto de Europa y del planeta le importaría un carajo a donde se fuera la Gran Bretaña… Como si se va con su zorra madre. Esta expresión malsonante le da una idea al lector de las tremendas diferencias y envidias entre las naciones que forman la Unión Europea. En realidad, el “brexit” y “socorro que viene el lobo”, es prácticamente lo mismo…

.

Se debe, pues, considerar la fantasía para tontos del “Brexit” como un vocablo interestelar para el rebaño de cotorras del periodismo en paro y que escriben gratis; una oportunidad de escribir algo para desgraciados con título de periodismo, y para “geoestrategas” planetarios que no saben de lo que escriben. El “brexit” y la amenaza desintegradora, así como las terribles advertencias de todos los “exit” de la Unión Europea, es obra de los laboratorios de ideas de Washington para acojonar a los ciudadanos europeos y a sus infames políticos, esos desagradecidos que nunca le han pagado a los Estados Unidos todo lo que le deben… Es -además- de utilidad pública para cohesionar a los ciudadanos de la Unión Europea.

.

Los mass-media estatales o en manos de la clase dominante, ese tan traído y llevado establishment, ya no necesitan de los periodistas tradicionales con título universitario, esos ridículos cadáveres intelectuales que despotrican contra Internet, contra el Mark Zuckerberg creador de Facebook y todo lo que huela a la expresión de libres ideas. La muerte del periodismo que se autodenominaba “cuarto poder” comenzó cuando los “opinadores” oficiales, con licencia para opinar, al servicio de los regímenes más autoritarios y fascistas, fueron testigos de cómo el tonto del pueblo, el que opina de cualquier cosa, el necio por excelencia en la era digital, era el propio periodista desplazado por una suerte de “intrusos” de todas las áreas del saber que le pasaban por encima… Hoy, el 90% de todos los titulados en periodismo no trabaja en un medio periodístico, no tiene ingresos y pasa por la vida desapercibido, escribiendo chorradas en un blog que nadie lee, ni siquiera por caridad…

.

En ninguna Facultad le explicaron , al pobre licenciado, que el periodismo no era el “cuarto poder” esa chorrada era un invento de la CIA… El periodismo era el “portavoz” del poder. ¿Cómo se atreven a hablar y escribir de contrastar noticias o de “verdad” periodística los históricos fabricantes de falsedades saludables al servicio del Estado? Con la gran mayoría de periodistas licenciados en “Comunicación” muriéndose de hambre ¿cómo no arremeten contra ese establisment que los condena desde que entran en la Facultad? ¿Qué pobre imbécil puede creer, todavía, visto lo ocurrido con el actual presidente Donald Trump, que el periodismo tiene el monopolio de la verdad?

.

Pues no, estimado lector, no hay monopolio de verdad alguna en la sociedad del espectáculo. No puede haberla porque es imposible interpretar lo que solo es apariencia. El periodismo como legendario oficio de informar o de investigar sobre la verdad ha desaparecido para siempre desde hace 30 años. Ahora la actividad periodística, al servicio de la élite dominante, es -por definición- la comunión democrática de la mentira… El genio de la comunicación, Steve Bannon, puede dar fe de ello.

.

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/union-europea/reino-unido/alfonso-m-becker/brexit/372678

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s