LA VIDA COMO UN MALDITO SUEÑO… by Alfonso M. Becker

Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –

Toda la vida es un maldito sueño…

Si no recuerdas las locuras en las que el amor te hizo caer, no has amado William Shakespeare.

ALFONSO M. BECKERJohn Tegucigalpa era bello y atractivo por los cuatro costados, por tanto, era también normal que le pasaran tantas cosas… Escribía reflexiones filosóficas en el Diario de la mañana de Miami por las que le pagaban una fortuna y poemas de amor en el Pensacola Times que lo hicieron famoso entre la comunidad hispana de los Estados Unidos y más concretamente entre las mujeres de lengua española… Y cuando digo lengua me refiero a un idioma. Ese idioma capaz de llamar a cada cosa sexual por su nombre, sin medias tintas. Todas la mañanas se miraba al espejo y comprendía perfectamente el porqué las mujeres de todos los colores, enloquecían con su presencia. Sí, es cierto… Efectivamente era guapísimo, más blanco que la leche y de cabello rubio como la cerveza. No es porque fuera español… pero era odiado por su guapura hasta por el espejo; ese cristal reflectante enteramente poseído por la envidia.

.

Era muchísimo más blanco que Michael Jackson y cien mil veces más guapo que Denzel Washington en pelotas, espolvoreado en harina… Quizás por eso era también odiado por los afroamericanos de Miami… Pero era la envidia, en realidad, lo que mataba por dentro a los negros, los carcomía la envidia porque era público y notorio que se había acostado con Rihanna y que Halle Berry se había encaprichado de sus calzoncillos… ¿Pero qué repugnante muestra de racismo era esa? ¿Por qué le decían blanco de mierda? ¿A dónde estamos llegando con la hispanofobia? Quizás podría deberse a que le gustaba puntualizar que él no era hispano, sino español. Una cosa no tiene nada que ver con la otra… El español es de España y el hispano puede ser de cualquier sitio perdido de la mano de Dios… Es decir, hay una cierta pureza en ser español, no pureza de raza ni gilipolleces por el estilo, sino una cierta clase que se adquiera solo cuando se nace Madrid… Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –1

.

Pero no solo le odiaban los negros… También le odiaban los hispanos de todas las etnias y colores. Sí, es verdad que votaba por Donald Trump… ¿Pero eso era un motivo suficiente? ¿Es acaso porque distinguía a un español de un hispano como queriendo distanciarse y aclarar el concepto? No, no y no… era, más bien, porque a las hispanas se les caía la baba cuando John Tegucigalpa se bajaba los pantalones en la playa o en la piscina y daban muestras evidentes de que sus femeninos pubis burbujeaban como gaseosas. ¿Qué culpa tenía él de provocar el delirio sexual entre las hispanas? La conclusión estaba bien clara… era odiado por los hombres porque era blanco; hombres negros, hombres hispanos y también los hombres asiáticos. Pero estos últimos lo odiaban concretamente porque escribía artículos escabrosos sobre las chinas y las japonesas con las que había mantenido relaciones amatorias…

.

Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –3Había demostrado que cuando hacía “feliz” a una japonesa con sus conocimientos sexuales, dejaban de tener los ojos rasgados y se le quedaban redondos para toda la vida… Las japonesas lo llamaba orgasmo circular asiático. Una cosa muy fuerte que te entraba por el cuerpo que te dejaba los ojos como platos… Sin embargo con las chinas era al revés, no es que se les pusieran más rasgados de lo normal, es que se le cerraban del todo y se quedaban como dormidas… Las chinas lo llamaba éxtasis sexual de párpado y la explicación era que llegaban al clímax con los ojos vueltos por las grandes dimensiones anatómicas que no encontraban ni existían entre los hombres chinos… Y eso le dolía a la comunidad masculina de Chinatown…

.

Una vez soñó que una japonesa, una negra, una mestiza, una sueca super-blanca, una india navajo y una esquimal con ojeras, lo invitaron a una cama redonda… John Tegucigalpa no sabía lo que era una cama redonda… Podría ser una metáfora, un juego literario o alguna cosa extraña de mujeres sofocadas por los calores del deseo. Sin embargo a él no le hacía gracia que una cama fuera redonda porque nunca sabes dónde poner la almohada… Le parecía poco erótico poner la almohada donde podrían haber estado antes los pies… Y hay gente que no se lava los pies… Pero bueno, todo sea por complacer a una mujer con furor en sus partes íntimas. Si tiene que ser en una cama redonda, como si es pentagonal… Pero la verdad es que aquello parecía la ONU. Entonces todas se lanzaron sobre él como una jauría de lobos amistosos. No hubo bocados ni arañones ni nada por el estilo. Solo besitos… La cosa empezaba bien hasta que la esquimal con ojeras cogió una lata de pintura negra y comenzó a pintarle todo el cuerpo mientras las otras mujeres se morían de risa… Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –14

.

No es que le pareciera un insulto, pero a John Tegucigalpa no le pareció una idea erótica porque su libido se lo estaba diciendo al oído. Cuando el cerebro dice que no, es que no… Hasta ahí podíamos llegar… Y entonces se levantó en el sueño y se dio cuenta que la cama no era redonda sino que era un lienzo rectangular sobre una mesa donde seis alumnas de una clase de pintura estaban pintando un negro en la selva con sus partes al aire… Aquello le pareció de mal gusto, más que nada, porque habían pintado el pito del negro más pequeño que el de un japonés. Cosa de locas que se toman la asignatura de pintura a cachondeo. Estaba claro que la sexualidad lo impregna todo. Incluso las bellas artes. Así que para escapar del sueño, salió a la calle corriendo y observó que todo el mundo era blanco menos él, que seguía pintado de negro. No comprendía nada… Y cuando despertó tampoco, porque fue al espejo del cuarto de baño y se veía tan blanco como siempre… ¿Qué interpretación podía tener aquello que soñó?

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –13

Se le ocurrió entonces que podía escribir un artículo sobre las mentes esquizoides y por qué hay gente que quiere transformarse en lo que no es… porque está claro que hay mujeres que quieren ser hombres y viceversa; rubias suecas de pelo lacio que quieren ser negras con el pelo azabache ensortijado, moros que quieren ser cristianos, judíos que quieren ser budistas, ancianos que quieren ser jóvenes y niños de pecho que quieren ser viejos; señoras que se operan para tener las tetas grandes y otras que lo hacen para tener los pechos pequeños… Y seguro que todo eso es por algo sexual… Desde luego era un tema interesante… Pero era viernes por la noche, tenía treinta años y todo un fin de semana por delante; quería disfrutarlo y encontrar una mujer en la que descargar todo su potencial amatorio. Hacer feliz a una hembra era su máxima especialidad… Le gustaban las mujeres con locura, y esa exaltación de ánimo estaba determinada porque John Tegucigalpa sabía que las mujeres lo adoraban. Así que se puso guapo y entró en un bar de Ocean Drive y pidió una cerveza. A su lado había una negra preciosa con el pelo teñido de rojo… ¿Ves como tengo razón?-pensó… La gente quiere ser lo que no es… Toda la vida es un maldito sueño sexual.

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –12

Sus hermosos pechos puntiagudos sobrepasaban más de la mitad de la barra del bar. Tanto es así que su vaso de whisky estaba atrapado entre sus dos diabólicos pechos. Cuando el camarero le llenó el vaso, se quedó bizco… Sentada en el taburete mostraba sus maravillosas y largas piernas: dos hermosos jamones de pantera negra. La falda era tan pequeña como un papel de fumar. Cuando una mujer con las piernas cruzadas mueve con frenesí uno de sus tacones de aguja para que la sandalia golpee su talón, es una clarísima señal sexual de que está aplaudiendo con los pies la presencia de John Tegucigalpa a su lado… Así pensaba John, el escritor de inolvidables artículos periodísticos… El tac-tac-tac del dichoso zapato, lo enterneció a tal extremo que no cabía en sus calzoncillos. Armado de deseo, creyó que era el momento oportuno y adecuado para decirle algo bonito en la orejita y llevársela al catre… Dios Santo… qué noche más bonita bajo la luna sexual de Miami le esperaba.

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –11

Qué le diría John Tegucigalpa para que la hermosa hembra se revolviera violentamente y le arrojara el contenido de su vaso de whisky en los ojos… Una lamentable acción que lo dejó ciego y con un escozor insoportable en los globos oculares. Entonces le pidió a Dios que no lo convirtiera en un invidente porque se acabaría para él la posibilidad de leer un buen libro y también su carrera literaria… Y tuvo suerte porque parece que el Altísimo lo escuchó y le devolvió la vista para poder ver con sus enrojecidos ojos cómo la buena señora le arreó una bofetada que le dejó la boca torcida y paralizada… Así que no pudo pedirle disculpas porque se quedó sin habla. Solo podía balbucear algún vocablo que podría ser mal interpretado, como soez, y empeorar la situación. En casos como ese, lo mejor es no decir nada. Otra vez, Dios, estaba de su parte porque con la mandíbula desencajada no metería la pata de nuevo…

.Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –6

No satisfecha con aquella muestra de agresividad, la hermosa negra pelirroja dio un paso atrás para coger impulso y le propinó una patada en los testículos que lo dejó sin respiración… Nunca mejor dicho fue un golpe tan bajo que le desinfló por completo los escrotos. Como si se le fuera la vida, cayó al suelo retorcido de dolor y sintió perfectamente como el hipotálamo intentaba recrear el violento incidente desde el punto de vista de lo onírico. Es decir, aquello parecía una maldita pesadilla… Un hipotálamo -por cierto- que también estaba a punto de reventar. Vamos a ver… lo único que le había dicho a la señora es que daría su vida por tener la sagrada oportunidad de bajarle las bragas y ver si tenía el pubis pelirrojo… Tampoco era para tanto. Aquel era el bar adecuado porque aquello solo podría parecer un tugurio de mala muerte y ella una mujer buscando al hombre de su vida, relajándose con un trago. Ni estaba en un congreso de madres católicas, ni había entrado equivocado en un convento de monjas.

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/entretenimiento/alfonso-m-becker/toda-la-vida-es-un-maldito-sueno/348279

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –9Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –5Toda la vida es un maldito sueño- writeintheglobaljungle.com –4TODA LA VIDA ES UN MALDITO SUEÑO- writeintheglobaljungle.com –PANORAMA

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s