INOLVIDABLE DÍA DE SAN VALENTÍN…

Inolvidable Día de San Valentín

Inolvidable Día de San Valentín…

.becker

Florentino Polluelo era un humilde trabajador en una importante empresa de muebles en Little Havana. Como no era un hombre especialmente creativo para los muebles modernos, los dormitorios de vanguardia, lo pusieron en el sótano a trabajar fabricando mesitas de noche, sillas, roperos y taburetes. En la nave de dos plantas, sin embargo, solo se fabricaban camas; camas de todas clases y medidas pero la producción estrella de la fábrica se centraba sobre todo en lechos matrimoniales en forma de corazón y en madera de color rojo con ropa de cama color púrpura. Él era ajeno a todas esas cosas relacionadas con el marketing y se sentía feliz haciendo su trabajo en el sótano. Pero la fábrica ingresaba millones de dólares solo con la venta de las grandiosamente famosas Diabolical beds for Valentines Day.

.

Llevaba casado dos años con una preciosa morena colombiana de estas que si la llevas a un concurso de miss universo, lo gana por goleada. Era una buena mujer, muy de su casa y el único defecto pequeñito que tenía era que se llevaba todo el santo día pensando y toda la santa noche soñando. María Valentina del Amor Divino tenía un cerebro agitado -según su marido- por cuestiones que podrían ser hormonales dado que era hermosísima… y un poco también porque todas las mujeres del Caribe tenían unos calores especiales que no tenían el resto de las mujeres del planeta. Lo que Florentino tenía más claro de todo es que su esposa era una buena mujer, la mujer perfecta, la mejor elección que había hecho en su vida y el mayor tesoro de su existencia.Inolvidable Día de San Valentín-2

.

Una noche, como otra cualquiera, se fue a la cama con su amada y comenzó a hacerle carantoñas toqueteándola y besándola por todo su cuerpo:

-Sigue así, Brad, no pares y luego hazme el amor…

-¿Cómo me has llamado? -preguntó Florentino.

-Te he dicho que no pares, idiota, y tu vas y te detienes para hacerme preguntas absurdas…

-Es que me has llamado Brad… No sé por qué me llamas así… ¿Quién es Brad?

-Anda… déjame en paz y no te preocupes, no tiene que preocuparte, duérmete que se me han quitado las ganas.

-Solo me sorprende que me hayas llamado Brad.

-Eso no es malo, querido, porque es un pensamiento… Solamente me imagino que Brad Pitt me da un beso en el pubis y luego me da las buenas noches para que me duerma como una buena mujer. No es nada malo ¿No lo entiendes, vida mía? Se trata simplemente de extraños e inocentes pensamientos que, de vez en cuando, me vienen a la cabeza…Inolvidable Día de San Valentín-3

.

Pero al día siguiente, María Valentina del Amor Divino, tuvo un sueño que no pudo ocultarle a su marido… No puede decirse que fuera una pesadilla pero era un sueño complejo. Su jefe y todo el equipo directivo de la fábrica de tálamos nupciales se presentaron en su hogar y sin decir ni una sola palabra, sacaron del dormitorio la horrible cama que había comprado su marido en el market y después introdujeron un descomunal tálamo, en forma de corazón púrpura, de las Diabolical beds for Valentines Day… Mientras el director de la fábrica se desnudaba en el dormitorio y se quedaba simplemente con un tanga de piel de leopardo, los demás ejecutivos de la empresa se ocupaban en pintarle de rojo púrpura las uñas de los pies y de las manos a la sorprendida María Valentina; la desnudaron por completo y la volvieron a vestir con lencería francesa a la última moda y finalmente la maquillaron como a una prostituta de lujo del Folies Bergère… Lo que pasó después no le pareció correcto a la pobre mujer comunicárselo a su marido no fuera a ser que su marido no supiera interpretarlo como lo que era… un sueño, un extraño sueño que lo único que necesitaba, según ella, era una simple interpretación. No es que fuera una guarrería… es que en ese sueño, pasó de todo como en el Kamasutra. Inolvidable Día de San Valentín-4

.

Florentino Polluelo parecía un hombre simple pero presumía de conocer, perfectamente, la psicología de su esposa. Se había comprado un libro de ayuda titulado “Cómo hacer feliz a una esposa”. María Valentina era, sin duda, una soñadora romántica que incluso soñaba despierta… Así que interpretó, estaba clarísimo, que lo que su mujer deseaba era una Diabolical beds for Valentines Day… La dichosa cama en forma de corazón costaba 15.000 dólares y el no tenía tantos ingresos como para permitírselo pero vendió su coche y su colección de cromos antiguos de béisbol y dejó dicho en la empresa que la entrega de la cama se hiciera el Día de San Valentín, justamente después de la jornada laboral cuando él llegaría con un hermoso ramo de flores y una tarta de fresa, también en forma de corazón… La cama, desde luego, valía ese dinero porque era de la electrónica más avanzada; no solo tenía varias velocidades de vibración sino que dándole al botón adecuado incluso levantaba y bajaba frenéticamente a la mujer obligando a ésta a moverse como una poseída por el demonio. Una vez terminado el acto amatorio, salía un brazo mecánico, de debajo de la cama, y te servía una bandeja con una botella de champán y dos copas… El rojo de la madera y de la ropa de cama, incitaban a las relaciones sexuales, dentro del matrimonio y en la más estricta santidad y moralidad, en ese día tan hermoso que es el de los enamorados… Solo pensaba en hacerla feliz…

.

Cuando Florentino Polluelo llegó a su casa, quedó gratamente sorprendido porque escuchó a su mujer jadeando y riendo. Seguramente estaba probando la cama y le habría gustado con locura. Así que fue hacia el dormitorio con su ramo de flores y la tarta de fresa. Abrió la puerta y encontró a seis hombres con ella. Todos eran directivos de la fábrica… por la cara de gusto que ponía su mujer, se diría que estaba en la gloria. Bien es verdad que no podía decir de ella que se estaba comportando como una adúltera porque estaba sujeta por tres miembros de la corporación mientras el jefe de la empresa le susurraba en la oreja y le besaba y le lamía el cuello echando todo su peso de más de cien kilos sobre su delicado cuerpo. No le pareció mal que le besara el cuello, al fin y al cabo era el pescuezo porque podría haber sido peor si le besara el cuello del útero… porque la mujer tiene varios cuellos… Sin embargo le sorprendió enormemente que su esposa, totalmente desnuda, se abriera de piernas y las enroscara en la cintura de su jefe sin intervención violenta de los otros ejecutivos de la empresa. Estaba como ida por un calambre o una descarga de corriente eléctrica muy grande: “Qué guapa estaba, Dios mío”-pensó Florentino.Inolvidable Día de San Valentín-5

.

María Valentina del Amor Divino, comenzó a susurrar palabras en varios idiomas cuando lo único que sabía era hablar en español y además no había ido nunca a la escuela: “I am yours forever”, “my pubis is yours”, “Kiss my fallopian tubes”… primero en inglés con acento de Londres y luego en francés con acento de los barrios bajos: “me aimer à la folie”, “ma vagin est pour vous”… Dios Santo, parecía la niña del Exorcista… estaba como poseída por el demonio de la sexualidad… Él tampoco sabía idiomas pero entendía, a medias, que su querida esposa le regala su cuerpo a su jefe y el alma a la empresa…

.

-Quédese en la puerta mirando y no moleste -dijo uno de los ejecutivos de la fábrica- Estamos haciendo realidad los sueños de su mujer en este día de San Valentín. Ese es el lema de Diabolical beds for Valentines Day. Queremos que se cumplan los sueños eróticos de todas las mujeres en un día como este, tan inolvidable…

.

Su jefe, podría decirse, era un jefe peculiar. No era malo. No era un dictador ni empleaba malas palabras con sus empleados. No se le podría llamar abusador sino todo lo contrario: un alto ejecutivo seductor que convencía a todos con su sabiduría emprendedora. Florentino sabía, desde hace tiempo, por las habladurías, que sus tres secretarias de despacho hacían su trabajo en tanga y con sandalias de tacón de aguja. Podría parecer extraño pero él mismo explicó, alguna vez, que necesitaba inspirarse para crear la cama adecuada para que las mujeres de Estados Unidos se realizaran en el lecho sexual con el hombre de sus sueños… las Diabolical beds for Valentines Day, le proporcionaban a las mujeres todas las imágenes de la sensualidad que esta vida materialista, aburrida y cruel, le negaban a la loca cabecita femenina. Según la teoría de su jefe, las mujeres no tienen cerebro y en su cavidad craneana solo encerraban un útero donde se formaban y progresaban sus pensamientos eróticos y unas trompas de Falopio que conectaban con la médula espinal en la nuca, y era, precisamente por eso, que cuando besas el cuello de una mujer, se abren inmediatamente de piernas como las bailarinas del Bolshoi… No es que sean unas mujeres de vida fácil y frívolas… ese comportamiento era pura biología femenina…Inolvidable Día de San Valentín-6

.

Otra de las teorías del jefe era que todas las mujeres deseaban a media docena de hombres para hacer el amor como única forma de conseguir orgasmos múltiples… De hecho, la esposa del jefe se acostaba todos los días con toda la plantilla de la fábrica. Como experto en recursos humanos, su jefe demostró que la producción se multiplicaba, que todos eran más eficientes y que eran tan felices en la empresa que hacían el trabajo por un miserable sueldo. A nadie le importaba el dinero. Solo pensaban en el sexo y en tirarse a la mujer de otro… Había conseguido ese gran emprendedor, una orgía de producción que le daba millones de dólares. Se regía, ese grandísimo empresario, no por una política empresarial ortodoxa sino por una liturgia biológica y una doctrina sexual de características revolucionarias…

.

Uno, detrás de otro, todos los ejecutivos manoseaban a la mujer de su vida, hicieron el amor con ella de las formas más sofisticadas y extrañas que había visto nunca y su querida esposa lo miraba, de vez en cuando, con una cara de felicidad y éxtasis que no conocía en su amada mujer.

.

-Ande, dese una vuelta de un par de horas y luego vuelva para disfrutar de ella como nosotros -le dijo el jefe cerrando la puerta del dormitorio- ya ha visto todo lo que tenía que ver. No quiero que se interrumpan sus orgasmos múltiples en este Día de San Valentín… Norma de la empresa.

.

Florentino salió a la calle como hipnotizado. Recordó que su esposa le contó otro sueño en el que era secretaria de Dirección en las oficinas de la empresa en Miami Beach, donde se convirtió en modelo publicitaria para vender las Diabolical beds for Valentines Day. No era un empleo malo pues las otras mujeres ganaban veinte veces lo que ganaba él. En el sueño ella explicaba que seguía siendo su esposa pero que estaba siempre a disposición de la empresa porque se debía a su jefe y ese sueldo no lo rechazaba nadie en estos tiempos de crisis… Incluso le dijo que seguiría queriéndolo pero que el trabajo era lo primero y lo más importante de la vida… María Valentina del Amor Divino le dijo a su marido que había comprendido, perfectamente en el sueño, que como mujer no era otra cosa que un recurso humano de la empresa. Un recurso a disposición de su jefe…

TEXTO COMPLETO PINCHANDO ENLACE SIGUIENTE:

http://www.miamidiario.com/opinion/opinion/dia-de-los-enamorados/dia-de-san-valentin/alfonso-m-becker/334353

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)

Inolvidable Día de San Valentín-7UN INOLVIDABLE DÍAFELIZ SAN VALENTÍN

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s